Pagina Principal UIT Unión Internacional de Telecomunicaciones Français | English 
  Copia Imprimible 
Pagina Principal UIT
Pagina Principal : Sala de prensa : Comunicados de prensa : Sala de prensa
  
Comunicado de prensa
Unión Internacional de Telecomunicaciones
Para publicación inmediata
Teléfono:+41 22 730 6039  
Teléfax:+41 22 730 5933
Correo-e:pressinfo

Entrada en vigor del Convenio de Tampere sobre telecomunicaciones de urgencia
Tratado internacional para facilitar a los especialistas en la prestación de socorro el acceso a tecnologías que les permitirá salvar vidas humanas

Ginebra, 07 de enero de 2005 — Gracias al Convenio de Tampere sobre el suministro de recursos de telecomunicaciones para la mitigación de catástrofes y las operaciones de socorro en casos de catástrofe que entra en vigor el sábado 8 de enero de 2005, tras la ratificación de 30 países, las víctimas de situaciones de catástrofe podrán a partir de ahora beneficiarse de operaciones de rescate más rápidas y eficaces. Los obstáculos reglamentarios que hasta hoy hacían extremadamente difícil importar y poner rápidamente en marcha equipos de telecomunicaciones para situaciones de emergencia solían impedir a las organizaciones humanitarias la utilización transfronteriza de dichos equipos.

Este Tratado simplifica la utilización de equipos de telecomunicaciones destinados a salvar vidas humanas. Se estima que, cada decenio, las diversas catástrofes acaban con la vida de un millón de personas y dejan sin hogar a varios millones. Cuando se produce una catástrofe, los enlaces de comunicación quedan a menudo interrumpidos y, no obstante, su presencia reviste gran importancia para los especialistas en la prestación de socorro que llegan al lugar. Para dar una respuesta inmediata necesitan reunir información sobre el número de muertos o heridos, los lugares a los que han sido trasladados los heridos, los centros a los que deberían trasladarse y la magnitud de la asistencia médica necesaria. Por otra parte, los especialistas necesitan imprescindiblemente las telecomunicaciones para coordinar la compleja logística de las operaciones de rescate y socorro.

La ausencia de un marco multilateral reconocido que permita eximir provisionalmente de ciertas formalidades ha ocasionado la pérdida de vidas. "En situaciones de urgencia, las telecomunicaciones salvan vidas", dijo el Sr. Yoshio Utsumi, Secretario General de la Unión Internacional de Telecomunicaciones, organismo de las Naciones Unidas especializado en las telecomunicaciones, que, junto con la Oficina de las Naciones Unidas para la Coordinación de los Asuntos Humanitarios, es uno de los motores que han impulsado la elaboración y promoción del Convenio. "Gracias a este Convenio, los especialistas en las actividades de socorro podrán utilizar sin restricciones los medios de telecomunicaciones modernos que son indispensables para coordinar las operaciones de rescate."

El Convenio de Tampere, que pide a los Estados que proporcionen rápidamente asistencia en materia de telecomunicaciones para aliviar las consecuencias de las catástrofes, contempla la instalación y puesta en marcha de servicios de telecomunicaciones fiables y de fácil adaptación. Se suprimen los obstáculos reglamentarios que impedían la utilización de recursos de telecomunicación para llevar a cabo las tareas de rescate. Entre esos obstáculos pueden mencionarse la asignación de frecuencias y las tasas derivadas de su utilización, así como la protección de técnicos que utilizan esos equipos. "La OCHA procura dar la respuesta más idónea en casos de catástrofe para evitar la pérdida de vidas humanas y ayudar a los sobrevivientes. El Convenio facilitará esa tarea", dijo Jan Egeland, Coordinador de las operaciones del Convenio de Tampere.

El Convenio protege por otra parte los privilegios, inmunidades y facilidades concedidos a las personas que proporcionan asistencia en casos de catástrofe, concediéndoles inmunidad contra el arresto o la detención y eximiéndoles del pago de impuestos y aranceles. Como primer tratado de este tipo, el Convenio designa además las organizaciones no gubernamentales y las entidades no estatales a cuyo personal se le acordarán esos privilegios e inmunidades cuando participe en tareas de apoyo a las organizaciones humanitarias y de rescate de las Naciones Unidas, como el Alto Comisionado de las Naciones Unidades para los Refugiados (ACNUR), la Oficina de las Naciones Unidas para la Coordinación de los Asuntos Humanitarios (OCHA) y la Federación Internacional de las Sociedades de la Cruz Roja y de la Media Luna Roja (IFRC).

El Convenio, que define el marco general de cooperación entre los Estados Partes y todos los demás asociados en las tareas de asistencia humanitaria internacional, describe los procedimientos de petición y suministro de asistencia de telecomunicaciones, reconociendo el derecho de un Estado Parte a dirigir, controlar y coordinar la asistencia proporcionada en virtud del Convenio dentro de su territorio. Define además elementos y aspectos específicos del suministro de asistencia de telecomunicaciones, como la terminación de asistencia y la solución de diferencias. Según lo estipulado en el Convenio, los Estados prepararán un inventario de los recursos, tanto humanos como materiales, puestos a disposición para mitigar catástrofes y realizar operaciones de socorro, y elaborarán un plan de acción de telecomunicaciones que defina las etapas necesarias para poner en marcha esos recursos.

En virtud del Convenio, un Estado Parte solicitante debe establecer por escrito, antes de la llegada de asistencia de telecomunicaciones a la zona de la catástrofe, los cánones cuyo pago o reembolso prevé recibir. A fin de evitar tasas excesivas, los cánones se basarán en un modelo acordado de pagos y reembolsos, así como en otros factores, por ejemplo la índole de la catástrofe o peligro natural y las necesidades particulares de los países en desarrollo.

En cumplimiento de los objetivos del Convenio, el Coordinador Técnico tratará de obtener la cooperación de otros organismos pertinentes de las Naciones Unidas, en particular la Unión Internacional de Telecomunicaciones.

Los 17 Artículos, que constituyen un tratado internacional jurídicamente vinculante, fueron adoptados en forma unánime el 18 de junio de 1998 por delegados de los 75 países participantes en la Conferencia Intergubernamental sobre las Telecomunicaciones de Urgencia (ICET-98), que se celebró por invitación del Gobierno de Finlandia en Tampere, a unos 200 kilómetros al norte de Helsinki. El Tratado quedó a partir de ese momento abierto a la adhesión, a la espera del número requerido de 30 ratificaciones para entrar en vigor.

Para obtener más información sobre el suministro de telecomunicaciones de urgencia durante las operaciones de socorro, pulse aquí (únicamente en inglés).

Si desea información más precisa, póngase en contacto con:

Sr. Cherif Ghaly
Jefe de la sección de tecnologías de la información y de telecomunicaciones,
Naciones Unidas, Oficina de Coordinación de Asuntos Humanitarios (OCHA)
Tel.: +41 22 917 2184
Fax: +41 22 917 0440
Contacto Correo-e
Dr. Cosmas Zavazava
Jefe de la Unidad Especial para los países menos adelantados,
Oficina de Desarrollo de las Telecomunicaciones
Unión Internacional de Telecomunicaciones
Tel.: +41 22 730 5447
Contacto Correo-e

Acerca de la ITU

 

 

Comienzo de la página - Comentarios - Contáctenos - Es propiedad © UIT 2008 Reservados todos los derechos
Contacto público : Unidad de la Comunicación de la Unión
Actualizado el 2005-02-08