Mensaje del Secretario General de la UIT sobre
el Día Mundial de las Telecomunicaciones

TELECOMUNICACIONES Y DEPORTE

17 de mayo de 1996


Este año en que el mundo se prepara para los 26º Juegos Olímpicos de Atlanta, el Comité Olímpico Internacional celebrará un siglo de Olimpiadas modernas. Por esta razón la UIT ha decidido celebrar el Día Mundial de las Telecomunicaciones de este año con el tema Telecomunicaciones y deporte. En el año del centenario de las Olimpiadas es oportuno reflexionar sobre los cambios que las comunicaciones modernas han producido en la forma en que el mundo participa en este acontecimiento deportivo verdaderamente mundial, que para todos los pueblos simboliza la culminación del esfuerzo físico y la amistad internacional.

Desde su reinvención hace un siglo, los Juegos Olímpicos despiertan un interés enorme, y desde esa misma época las tecnologías de telecomunicación y radiodifusión transmiten el evento a todos los rincones del globo. Los periodistas que asistieron a los primeros Juegos modernos de Atenas, hace 100 años, transmitieron anécdotas y resultados a sus periódicos mediante el sistema telegráfico internacional. La primera red internacional de telecomunicaciones, que fue también el primer logro de la UIT, se había establecido unos tres decenios antes para coordinar y fomentar la interconexión del telégrafo a través de las fronteras nacionales.

Con el invento y la expansión de las radiocomunicaciones hacia comienzos de siglo, los Juegos adquirieron una nueva dimensión. Las primeras emisiones de radiofonía en directo se efectuaron en las Olimpiadas de invierno de Chamonix en 1924 y tuvieron gran éxito. La radiodifusión permitía al público participar "como si estuviera allí", de una manera incomparablemente mejor que la prensa escrita. En los decenios siguientes, millones de personas se apiñaban en todas partes del mundo alrededor de aparatos de radio, absorbidos por las descripciones de los periodistas sobre los eventos olímpicos que presenciaban.

Los Juegos de Tokio de 1964 fueron los primeros en transmitirse por televisión. A menudo espectaculares, y con una audiencia mundial garantizada, los Juegos Olímpicos parecen hechos a medida para la televisión. Actualmente representan el espectáculo de televisión más grande del mundo. Los Juegos de Atlanta de este año atraerán a más de 16000 periodistas, 11000 de los cuales representarán a cadenas de televisión y radiofonía, y la cobertura en directo representará más de 3000 horas de emisión. Se distribuirán también películas cinematográficas de los Juegos a todos los rincones del planeta, y se calcula que durante los 16 días que durará el evento la audiencia será de varios millares de millones de personas en cualquier momento del día.

Durante toda la historia de las Olimpiadas la UIT ha desempeñado un función crucial entre bambalinas para llevar al público la alegría y excitación de los Juegos. Desde las primeras épocas en que administraba la interconexión mundial de los sistemas telegráficos, la UIT fue un primer actor en el desarrollo y la difusión de las tecnologías de radiodifusión sonora y televisión que transmitían a los pueblos distantes las noticias e imágenes de los vencedores y perdedores.

En años recientes la UIT ha estado sumamente ocupada debido al ritmo de la evolución tecnológica. Los sistemas modernísimos que se utilizarán para cubrir los Juegos de este año, como la transmisión por satélite en directo a todo el mundo, la transmisión digital de fotografías, las líneas RDSI de alta velocidad, los nuevos sistemas telefónicos y fax móviles mundiales y las redes informáticas mundiales de alta velocidad, han sido concebidos con la ayuda de la UIT, que hoy en día juega un papel más importante que nunca en la evolución de los nuevos sistemas de comunicaciones mundiales interconectados.

Gracias al constante crecimiento de las redes de telecomunicaciones en todas partes del mundo, es mayor que nunca el número de personas que pueden disfrutar de eventos deportivos como las Olimpiadas. Al salvar los obstáculos que se oponen a la comunicación, con las nuevas tecnologías que permiten alcanzar las regiones aisladas que antes eran inaccesibles por razones de distancia o geográficas, y mediante proyectos de desarrollo que llevan los servicios de telecomunicación a los habitantes de las regiones en desarrollo, la UIT sigue ayudando a mejorar las circulación de información entre los habitantes del planeta.

El deporte y las telecomunicaciones tienen un rasgo muy importante en común: ambos fomentan la comunicación entre la gente, derribando las barreras raciales, culturales y geográficas.

La finalidad del movimiento olímpico es contribuir a la construcción de un mundo mejor y más pacífico mediante la práctica del deporte sin discriminaciones y con comprensión, amistad y juego limpio por parte de todos. La misión declarada de la UIT es propiciar un entorno de cooperación mundial para alentar el desarrollo de las comunicaciones a fin de que todos los pueblos del mundo puedan acceder equitativamente a sus tecnologías.

Esperemos que, al acercarnos al próximo milenio, se alcancen ambas metas, que representan una visión y un espíritu muy afines. Estamos en los albores de una nueva era de interconexión global, en la que la comunicación y la comprensión en el plano mundial adquieren tal vez más importancia que nunca.

Pekka Tarjanne

Secretario General UIT