ITU

Comprometida para conectar al mundo

La Comisión de Estudio 5 de un vistazo

Comisión de Estudio 5 del UIT-T – Medio ambiente y cambio climático

La Comisión de Estudio 5 (CE 5) es responsable de los estudios sobre los métodos de evaluación de los efectos de las TIC sobre el cambio climático, y de la publicación de directrices sobre la utilización de las TIC de manera inocua para el medio ambiente. En virtud de su mandato medioambiental, la CE 5 se ocupa asimismo de estudiar el diseño de métodos para reducir los efectos medioambientales adversos de las TIC y los residuos electrónicos, por ejemplo a través del reciclaje de las instalaciones y los equipos de TIC.

Además de sus actividades centradas en el clima, las Recomendaciones, Manuales y otras publicaciones del UIT-T elaboradas por la CE 5 persiguen cuatro objetivos principales. El primero es proteger los equipos y las instalaciones de telecomunicaciones contra los daños y el mal funcionamiento debido a perturbaciones electromagnéticas como las de los rayos. En este campo, la CE 5 es uno de los órganos de normalización más experimentado y respetado del mundo.

El segundo consiste en garantizar la seguridad del personal y los usuarios de las redes contra las corrientes y los voltajes utilizados en las redes de telecomunicaciones. El tercero es evitar los riesgos para la salud que entrañan los campos electromagnéticos (CEM) producidos por los dispositivos e instalaciones de telecomunicaciones. El cuarto consiste en garantizar una buena calidad del servicio (QoS) de los servicios de datos de alta velocidad, para lo cual define los requisitos aplicables a las características de los cables de cobre y a la prestación simultánea de servicios por diferentes proveedores.

Labores destacadas

En los últimos años, uno de los productos más conocidos de la CE 5 ha sido una solución de cargador eficiente desde el punto de vista de la energía, aplicable a todos los teléfonos móviles. Todo usuario del teléfono móvil se beneficiará del nuevo cargador universal (Universal Charging Solution (UCS)), que permite utilizar el mismo cargador para todos los futuros teléfonos móviles, con independencia de cuál sea el fabricante y el modelo.

Además, la CE 5 ha desarrollado un UCS para los aparatos de TIC estacionarios (tales como los módem, descodificadores, equipos de red doméstica y teléfonos fijos) que permitirá reducir el número de cargadores fabricados ampliando la gama de dispositivos compatibles, facilitando la reutilización y el reciclado del cargador, e incrementando las calidad de fabricación y la resistencia frente a las sobrecargas.

La labor de la CE 5 abarca metodologías acordadas a escala mundial para medir la huella de carbono de las TIC, a fin de facilitar la medición de los efectos de las TIC en términos de emisiones y de hacer posible la elaboración de informes y comparaciones pertinentes. La metodología común de la UIT contribuirá a definir la justificación comercial del paso a un modelo ecológico, y a apoyar las opciones informadas de los consumidores y la adquisición de bienes y servicios comerciales inocuos para el clima.

La CE 5 también estudia los marcos técnicos para la gestión responsable de los sistemas de TIC que sirven de base para las comunicaciones inalámbricas, y las Recomendaciones UIT-T protegen la salud de la población y garantizan la compatibilidad electromagnética (EMC).

Las Recomendaciones UIT-T elaboradas por la CE 5 proporcionan a los operadores, fabricantes y organismos gubernamentales las herramientas apropiadas para evaluar los niveles de los CEM y comprobar que se ajustan a las Directrices de exposición de las personas recomendadas por la Organización Mundial de la Salud (OMS) y fijadas por la Comisión Internacional sobre la protección frente a radiaciones no ionizantes (ICNIRP) y la Comisión Internacional sobre Seguridad Electromagnética (ICES) del IEEE.
 

Los CEM son otro componente clave de esta labor, al garantizar que la funcionalidad de los equipos de telecomunicaciones no se ve puesta en peligro por la interferencia electromagnética de los CEM y las perturbaciones de conducción emitidas por otros sistemas eléctricos o de comunicaciones. El estudio de los CEM  se está haciendo especialmente pertinente a efectos de la convergencia de los equipos de telecomunicaciones y de TI, así como para garantizar el funcionamiento eficiente de las redes domésticas.