ITU

Comprometida para conectar al mundo

La Comisión de Estudio 16 de un vistazo

Comisión de Estudio 16 del UIT-T – Codificación, sistemas y aplicaciones multimedios
 
La Comisión de Estudio 16 está al frente de los trabajos de normalización del UIT-T relativos a la codificación, los sistemas y las aplicaciones multimedios, incluida la coordinación de los estudios sobre este particular en las diversas Comisiones de Estudio del UIT-T. Además, es la Comisión de Estudio Rectora para aplicaciones ubicuas y de Internet de las cosas (IoT); accesibilidad de las telecomunicaciones/ TIC para personas con discapacidad, comunicaciones con sistemas de transporte inteligentes (ITS); cibersalud y la televisión por el protocolo Internet (TVIP).
 
Los multimedios son el núcleo de la más reciente evolución de las tecnologías de la información y la comunicación (TIC), sobre todo si consideramos que hoy en día gran parte de la innovación es independiente de las capas de transporte y de red y se centra más bien en las capas del modelo OSI de orden superior
 
La esfera de actividad de la CE 16 comprende todos los aspectos de la normalización de multimedios, desde los terminales, la arquitectura, los protocolos, la seguridad, la movilidad y el interfuncionamiento hasta la calidad de servicio (QoS). Sus estudios giran en torno a la telepresencia y los sistemas de conferencia, la TVIP, la señalización digital, la codificación de voz, audio y vídeo, el procesamiento de la señal de red, los módems e interfaces de la RTPC, los terminales facsímil y la accesibilidad a las TIC.
 
Principales actividades
 
La CE 16 es responsable de toda la labor relativa a la codificación en el UIT-T y ha elaborado normas muy conocidas que siguen una larga tradición. Entre ellas cabe señalar los codificadores de voz de banda estrecha y de banda ancha y la labor efectuada en colaboración con los Grupos de Trabajo de JPEG y MPEG de la ISO/CEI sobre compresión de imágenes y de vídeo, en particular las normas JPEG y JPEG 2000 (Recomendaciones de las series UIT-T T.80 y UIT-T T.800) y de vídeo MPEG-2 (UIT-T H.262). De esta colaboración es fruto la Recomendación UITT H.264 (o MPEG-4 Part 10 Advanced Video Coding), ganadora del Premio Primetime Emmy. UIT-T H.264/AVC sigue siendo la norma de compresión de vídeo más utilizada del mundo, pues define el primer códec de vídeo verdaderamente ampliable, que ofrece una calidad excelente por todo el espectro de banda ancha, desde la televisión de alta definición hasta la videoconferencia y los multimedios móviles 3G
 
Sobre la base del éxito de esta colaboración, se creó el Equipo Mixto de Colaboración UIT/ISO/CEI sobre codificación de vídeo (JCT-VC) para elaborar la norma sucesora de H.264/AVC. Conocida como “Codificación de vídeo de alta eficacia” (HEVC), UIT-T H.265 | ISO/CEI 23008-2 apenas necesita la mitad de velocidad binaria que su predecesora y está diseñada para adaptarse a la evolución de la resolución de pantalla, pues los productos y servicios de mayor calidad constantemente rebasan los límites de las redes y tecnologías de presentación actuales. El JCT-VC sigue trabajando sobre una serie de ampliaciones de HEVC, incluida su evolución hacia un códec de vídeo adaptable. La UIT, la ISO y la CEI colaboran también en el seno del Equipo Mixto de Colaboración sobre vídeo 3D (JCT-3V) para elaborar una extensión de HEVC para la codificación estereoscópica y de vídeo 3D.
 
La CE 16 ha dado origen a una amplia familia de sistemas de videoconferencia adaptados a diversas redes, por ejemplo, UIT-T H.320 y UIT-T H.310 para la RDSI de banda estrecha y de banda ancha, y UITT H.324 para la RTPC y los sistemas móviles de 3ª generación. UIT-T H.323, la norma de la UIT relativa a la compatibilidad de la transmisión de audio, video y datos por IP, es el protocolo de comunicación de voz por IP (VoIP) más utilizado en todo el mundo. En la actualidad, la CE 16 está trabajando en normas sobre los sistemas de telepresencia, así como en los sistemas multimedios avanzados de la próxima generación (AMS).
 
La CE 16 se encarga de las normas habilitadoras de los servicios y terminales de TVIP de la serie UIT-T H.700. Algunas de ellas – UIT-T H.721, UIT-T H.761 y UIT-T H.762 – ya son utilizadas por millones de usuarios de Asia. Los trabajos más recientes comprenden las especificaciones de pruebas de conformidad con diversas Recomendaciones de la serie UIT-T H.700.
 
En curso están los trabajos de normalización de los sistemas de señalización digital. Ya existen soluciones privadas, pero todo el mundo reconoce que las soluciones definidas a escala mundial contribuyen a reducir los costos de implantación gracias a, por ejemplo, la federación del contenido y el alcance de mayores audiencias. La normalización de la señalización digital recibió un gran impulso a raíz del gran terremoto y el maremoto del este de Japón de 2011, pues los sistemas de señalización digital normalizados pueden ser un importante medio para transmitir alertas públicas en caso de emergencia.
 
La familia de normas de la serie UIT-T H.248 sobre el protocolo de pasarela de medios también se aplica a escala mundial, en particular en las NGN. Permite añadir según las necesidades las distintas modalidades indispensables para las modernas pasarelas IP, en forma de módulos (“lotes H.248 ") definidos en normas del UIT-T, permitiendo así la máxima flexibilidad, adaptabilidad y rentabilidad de la inversión para los operadores de red.
 
El trabajo de la CE 16 evoluciona en paralelo a las necesidades de la industria y en la actualidad se está acelerando la elaboración de normas sobre cibersalud, redes de sensores ubicuas (USN), Internet de las cosas (IoT), redes domésticas y aspectos de pasarela vehicular de los sistemas de transporte inteligente.
 
Otra parte del trabajo reside en las Recomendaciones sobre módems de la serie UITT V (UIT-T V.34, UIT-T V.90, etc.), sin las cuales Internet no gozaría hoy de la ubicuidad que la caracteriza. Antes de la aparición de la RDSI, y posteriormente las tecnologías de banda ancha, cualquiera que quisiera acceder a Internet tenía que utilizar un módem construido conformemente a las especificaciones de la UIT. De haberse optado por soluciones privadas, el desarrollo de Internet podría haber sido mucho más fragmentado. Incluso hoy los módems siguen siendo un muy importante medio de acceso a Internet, por lo que el trabajo de la CE 16 para ampliar la vida de los módems para el transporte por las redes de la próxima generación (NGN) es muy importante.  Parte de la herencia de la CE 16 es también su trabajo sobre el facsímil, que comprende normas para la transmisión de alta velocidad por la RTPC, la RDSI y las redes IP.
​​​​​​​​​​​​​​​​