ITU

Comprometida para conectar al mundo

La Comisión de Estudio 11 de un vistazo

Comisión de Estudio 11 del UIT-T – Requisitos, protocolos y especificaciones de pruebas de señalización

La Comisión de estudio 11 del UIT-T (CE 11) es la encargada de la "señalización", y de elaborar normas internacionales (Recomendaciones UIT-T)   en las que se define cómo se gestionan en las redes las llamadas de teléfono y de otro tipo (por ejemplo de datos)

La Comisión de Estudio 11 es la encargada del sistema de señalización Nº 7 (SS7), el conjunto de protocolos de señalización que sirve de base para las llamadas de las redes tanto fijas como móviles, y sin el cual los sistemas de telecomunicaciones del mundo no podrían comunicar entre sí. Todos los sistemas de conmutación telefónica recurren a la señalización. Se trata del mecanismo que permite controlar el estado de una línea para saber si está ocupada o inactiva, las alertas que indican la llegada de una llamada y el sistema de direccionamiento que encamina las llamadas. Antes de que se pusiera en práctica el SS7, no todos los países eran parte de los acuerdos normativos que permitían las llamadas telefónicas internacionales. La aplicación del SS7 allanó así el camino para la explotación eficiente de las redes de telecomunicaciones internacionales.
 
La CE 11 se encarga de elaborar los requisitos y protocolos de señalización para las redes definidas por software (SDN), y esta labor se ajusta a los requisitos y arquitecturas de funcionamiento elaborados por la Comisión de Estudio 13 del UIT-T (Redes futuras). Al considerarse como  una evolución fundamental de la tecnología de constitución de redes, las SDN permitirán a los operadores de red establecer y gestionar nuevos recursos y redes de carácter virtual, sin tener que instalar nuevas tecnologías de soporte físico (hardware). Los actores del mercado de las TIC consideran las SDN y la virtualización de las redes como algo esencial para contrarrestar el aumento de la complejidad y de los costes de gestión y funcionamiento de las redes tradicionalmente asociados a la introducción de nuevos servicios o tecnologías
 
La CE 11 también se encarga del desarrollo de especificaciones de prueba.  Esta labor se centra en la realización de pruebas de interoperabilidad a escala mundial y abarca los medios, los servicios, la calidad de servicio (QoS) y los parámetros para la realización de pruebas. Sus actividades entrañan el establecimiento de procedimientos de prueba y la investigación de la realización de pruebas relativas a las redes de la próxima generación (NGN), las redes de sensores ubicuos (USN) y tecnologías incipientes como la Internet de las cosas (IoT), la red de servicios distribuidos, la constitución de redes domésticas (HN), etc.
 
La CE 11 dirige las labores relativas a la conformidad e interoperabilidad (C&I),  y es la encargada de coordinar el programa de C&I de la UIT. La conformidad con las normas internacionales es uno de los principios fundamentales  de la interoperabilidad mundial de redes y aparatos de TIC. El Programa de C&I se inició a solicitud de los miembros de la UIT, formulada ante los desafíos a los que habían de enfrentarse los países en desarrollo a la hora de mejorar la interoperabilidad. El programa descansa sobre cuatro pilares fundamentales: evaluación de la conformidad; eventos de interoperabilidad; desarrollo de los recursos humanos y de las capacidades, y asistencia para la creación de instalaciones para la realización de pruebas en los países en desarrollo. La CE 11 también está investigando si el programa de C&I de la UIT podría desempeñar un papel en la lucha contra los productos falsificados.
 
Cuando se reúne en la sede de la UIT en Ginebra, la CE 11 celebra sus reuniones en coordinación con la CE 13.

Labores más destacadas

Uno de los logros más importantes de esta Comisión fue la elaboración de un conjunto de Recomendaciones UIT-T relativas a las redes inteligentes y al control de llamadas con independencia del portador (BICC). Estas normas, publicadas en 2001 y que supusieron un gran avance hacia las redes de la próxima generación (NGN), facilitaron la migración de los servicios de las redes telefónicas públicas conmutadas (RTPC) y sus numerosos servicios complementarios a las arquitecturas de red basadas en IP. En particular, el BICC fue adoptado por el 3GPP para su aplicación a las redes principales de conmutación de circuitos.

 Además, la CE 11 ha elaborado un conjunto de procedimientos y aplicaciones de protocolo para dar soporte al control de admisión de recursos en los siguientes protocolos del IETF: diámetro, protocolo de gestión de red simple (SNMP) y servicio común de política abierta (COPS).

 En la actualidad, la CE 11 estudia los requisitos y protocolos de señalización en ámbitos que incluyen las tecnologías de red basadas en IP, las SDN, las NGN, las comunicaciones de máquina a máquina (M2M), la Internet de las Cosas (IoT), las redes futuras, la computación en nube, la TVIP, las redes ad hoc (redes de sensores,  la identificación por radiofrecuencia, etc.) la calidad de servicio y la señalización entre redes para las redes anteriores (por ejemplo. ATM, N-ISDN y RTPC).