ITU

Comprometida para conectar al mundo

El UIT-T en breve

Las Comisiones de Estudio del Sector de Normalización de las Telecomunicaciones de la UIT (UIT-T) reúnen a expertos de todo el mundo para elaborar normas internacionales conocidas como Recomendaciones UIT, que actúan como elementos definitorios de la infraestructura mundial de las Tecnologías de la Información y la Comunicación (TIC). Las normas resultan indispensables para la interoperabilidad de las TIC, y cuando intercambiamos mensajes de voz, vídeo o datos, las normas hacen posibles las comunicaciones globales asegurando que las redes y dispositivos de TIC de los distintos países utilizan un mismo lenguaje.

 
Las normas internacionales de TIC evitan costosas batallas comerciales sobre las tecnologías preferidas y, para las empresas de los mercados emergentes, instauran la igualdad de condiciones en el acceso a nuevos mercados.  Suponen una ayuda esencial para los países en desarrollo en la creación de su infraestructura y el fomento del desarrollo económico y, a través de las economías de escala, pueden reducir los costes para todos: fabricantes, peradores y consumidores.

 
Desde su creación en 1865, el UIT-T ha impulsado un enfoque para la elaboración de normas basado en las contribuciones y el consenso, en el que todos los países y empresas, con independencia de su tamaño, disponen de idénticos derechos para influir en la elaboración de las Recomendaciones UIT-T.  Desde sus inicios como organismo normalizador del intercambio telegráfico internacional, a través de su papel formador en materia de telecomunicaciones, y en el actual ecosistema convergente de las TIC, el UIT-T ha proporcionado las mejores herramientas del mundo a la comunidad global de la normalización y se mantiene como el único organismo verdaderamente global de normalización de las TIC.

 
Con base en la sede de la UIT en Ginebra, la Oficina de Normalización de las Telecomunicaciones (TSB) ejerce de secretaría a las Comisiones de Estudio del UIT-T a través de sofisticados métodos de trabajo electrónicos e instalaciones de vanguardia en Ginebra dando cabida a los seis idiomas oficiales de la Unión – árabe, chino, español, francés, inglés y ruso.  Con un funcionario de elección a su frente con el título de Director, es el órgano responsable de proporcionar cohesión al proceso de elaboración de normas del UIT-T.

​​