ITU

Comprometida para conectar al mundo

Aprobación de normas

El “proceso de aprobación alternativo” (AAP) es un procedimiento de aprobación rápido ideado para que las normas lleguen al mercado en el plazo de tiempo que ahora requiere la industria. Este cambio radical de la normalización mediante la racionalización de los procedimientos de aprobación tuvo lugar en 2001 y se considera que gracias a él el tiempo invertido en este importante aspecto del proceso normalizador se ha reducido entre el 80 y el 90 por ciento. Eso significa que una norma media, que hacia mediados de la década de los noventa llevaba cuatro años aprobar, y dos hasta 1997, ahora puede aprobarse en unos dos meses o incluso en apenas cinco semanas. La gran mayoría de normas sigue hoy en día este procedimiento de aprobación. Sólo las normas con consecuencias reglamentarias siguen otro proceso, el denominado proceso de aprobación tradicional (TAP). Además de la racionalización de los procedimientos subyacentes al proceso de aprobación, un factor fundamental para el AAP es el tratamiento electrónico de los documentos. Una vez iniciado el proceso de aprobación, el resto del proceso puede realizarse electrónicamente sin necesidad de celebrar más reuniones físicas en la amplia mayoría de los casos. La Introducción del AAP también ha formalizado la asociación público/privada en el proceso de aprobación dando igualdad de oportunidades a los Miembros de Sector y a los Estados Miembros en el contexto de la aprobación de las normas técnicas.

Cuando se considera que el texto de un proyecto de Recomendación preparado por los expertos de una Comisión de Estudio (CE) ha llegado a su madurez, se presenta a examen en una reunión de CE o de un Grupo de Trabajo (GT). Si así lo decide la reunión, se le otorga el Consentimiento, lo que supone que la CE o el GT consienten en que el texto está suficientemente maduro para iniciar el proceso final de examen conducente a la aprobación del proyecto de Recomendación. Una vez logrado el Consentimiento, el Director de la secretaría del UIT-T, la Oficina de Normalización de las Telecomunicaciones (TSB), anuncia el inicio del procedimiento AAP publicando el proyecto del texto en el sitio web del UIT-T para la presentación de observaciones, lo que da a todos los Miembros la oportunidad de examinar el texto.

Esta fase, denominada Última Llamada, dura cuatro semanas durante las cuales los Estados Miembros y los Miembros de Sector pueden presentar sus observaciones. Si las observaciones recibidas sólo contienen modificaciones editoriales, se considera que la Recomendación ha sido aprobada, pues no se han identificado problemas que necesiten un estudio ulterior. Sin embargo, de haber observaciones sustantivas, el Presidente de la CE inicia, en consulta con la TSB, un proceso de resolución por parte de los expertos concernidos. El texto así revisado se vuelve a publicar en la web durante un periodo de Examen Adicional de tres semanas.

Al igual que en la fase de Última Llamada, tras el Examen Adicional se considera que la Recomendación ha sido aprobada si no se reciben observaciones al respecto. Si se reciben comentarios, queda claro que hay temas sobre los que procede seguir trabajando, por lo que se reenvían el proyecto de texto y todas las observaciones a la siguiente reunión de la Comisión de Estudio para su debate y posible aprobación.

Si tras la Última Llamada en que se hayan recibido observaciones el Presidente de la CE considera que no hay tiempo suficiente para iniciar un proceso de resolución y de Examen Adicional, el proyecto de Recomendación y todas las observaciones formuladas se enviarán directamente a la siguiente reunión de la CE para solucionar los problemas y llegar a un acuerdo.