Comprometida para conectar al mundo

SDG

Comunicado de prensa

La Conferencia Mundial de Radiocomunicaciones de la UIT aprueba procedimientos reglamentarios nuevos  para los satélites no geoestacionarios

Megaconstelaciones de múltiples satélites en órbita terrestre baja para proporcionar cobertura extensa a las telecomunicaciones mundiales




Sharm El-Sheikh, 20 noviembre 2019

​​​​​​​​​​​​​​​​
​​​​

​​La 38ª Conferencia Mundial de Radiocomunicaciones de la UIT (CMR-1​9) ha adoptado un nuevo e innovador método reglamentario por etapas para desplegar satélites en órbita no geoestacionaria (no OSG) en bandas de frecuencias y servicios específicos. ​

El acuerdo alcanzado en la CMR-19 establece los procedimientos reglamentarios que se aplicarán al despliegue de satélites no geoestacionarios, con inclusión de las megaconstelaciones en órbita terrestre baja (LEO). El método por etapas permitirá disponer de un mecanismo reglamentario que ayudará a que el Registro Internacional de Frecuencias de la UIT refleje razonablemente el despliegue real de tales sistemas de satélites no OSG en ciertas bandas de frecuencias y servicios. Al definir plazos más flexibles y criterios objetivos, este método también trata de alcanzar un equilibrio entre la prevención del acaparamiento de espectro, el adecuado funcionamiento de los mecanismos de coordinación y los requisitos operativos relacionados con el despliegue de sistemas de satélites no OSG.

Aunque los satélites en órbita geoestacionaria están alineados con la rotación de la Tierra a 36 000 km de elevación, los satélites no OSG se desplazan por el cielo durante su órbita alrededor de la Tierra, en la órbita terrestre media (entre 8 000 y 20 000 km por encima de la Tierra) y en la órbita terrestre baja (entre 400 y 2 000 km de elevación).
Gracias a la disponibilidad de lanzadores que soportan el lanzamiento de múltiples satélites, las megaconstelaciones formadas por cientos o miles de aeronaves son una solución cada vez más aceptada en las telecomunicaciones mundiales, en especial para las zonas rurales alejadas y las comunidades aisladas, que proporciona cobertura de banda ancha y baja latencia (debido a su proximidad con la superficie de la Tierra) y posibilita las aplicaciones de teledetección, investigación espacial, investigación de las capas superiores de la atmósfera, meteorología, astronomía, demostración tecnológica y docencia.

La UIT ha recibido notificaciones de asignaciones de frecuencias a sistemas de satélites no OSG formados por cientos o miles de satélites desde 2011, sobre todo en las bandas de frecuencias atribuidas al servicio fijo por satélite o al servicio móvil por satélite.

Según el método reglamentario que se acaba de adoptar, estos sistemas tendrán que desplegar el 10% de sus constelaciones durante los dos años posteriores al cierre del plazo actual de puesta en servicio, el 50% en un periodo de cinco años y el 100% en un máximo de siete años.

"Los sistemas de satélites no geoestacionarios son capaces de proporcionar un medio de comunicación con alta capacidad y bajo costo, incluso a las regiones más aisladas del mundo", afirmó el Sr. Houlin Zhao, Secretario General de la UIT. "Al facilitar el despliegue de los sistemas de satélites no OSG, la CMR-19 ha contribuido a conectar a los que no están conectados y a reducir la brecha digital".

"Los avances en el diseño y la fabricación de satélites y en las capacidades del servicio de lanzamiento han abierto posibilidades nuevas para la conectividad de gran ancho de banda en todo el mundo", señaló el Sr. Mario Maniewicz, Director de la Oficina de Radiocomunicaciones de la UIT. "Este acuerdo histórico de la CMR-19 representa un hito tecnológico que posibilitará el despliegue de comunicaciones de próxima generación y, al mismo tiempo, hará llegar el acceso a Internet de banda ancha a las regiones más distantes".

Más información sobre la CMR-19​

¿Ha participado en la conversación? Para descubrir todo lo que los asistentes han compartido en los medios sociales, busque en las redes y publique con el hashtag #ITUWRC en Twitter y LinkedIn