Comprometida para conectar al mundo

SDG

Comunicado de Prensa

Los residuos electrónicos crecen un 8% en dos años y su reciclaje se reduce al 20%, a pesar de la creciente adopción de políticas de gestión conexas

Un nuevo informe de las Naciones Unidas proporciona una visión general exhaustiva del desafío que plantean los residuos electrónicos a escala mundial




Ginebra, 13 diciembre 2017

La Unión Internacional de Telecomunicaciones (UIT), organismo especializado de las Naciones Unidas para las tecnologías de las información y la comunicación, en colaboración con la Universidad de las Naciones Unidas (UNU) y la Asociación Internacional de Residuos Sólidos (ISWA), ha publicado hoy una nueva evaluación en materia de residuos electrónicos (residuos-e), políticas y estadísticas conexas a escala mundial, titulada The Global E-Waste Monitor 2017. El objetivo de este informe es despertar conciencias y dirigir su atención hacia el creciente problema mundial de los residuos-e, incluidos productos desechados con batería o enchufe, tales como teléfonos móviles, ordenadores portátiles, televisores, neveras y juguetes eléctricos.

De dicha evaluación se colige que, en 2016, se generaron 44,7 millones de toneladas de residuos-e, es decir, 3,3 millones de toneladas (un 8 por ciento) más que en 2014. En ese mismo año, se reciclaron únicamente 8,9 millones de toneladas de residuos de este tipo (alrededor del 20 por ciento del total). Los expertos prevén un aumento adicional del 17 por ciento, a saber, de hasta 52,2 millones de toneladas de aquí a 2021.

En la evaluación también se destaca que los ascendentes niveles de residuos-e y su gestión y eliminación inadecuadas y poco seguras, mediante incineración o depósito en vertederos, conllevan un notable riesgo progresivo para el medioambiente y la salud de las personas.

De esta evaluación también se infieren noticias positivas, entre ellas, el creciente número de países que adoptan leyes en la materia. Actualmente, el 66 por ciento de la población mundial vive en 67 países y está sujeto a las leyes nacionales de gestión de residuos-e, lo que supone un aumento considerable respecto del 44 por ciento registrado en 2014.

Las leyes y políticas nacionales en materia de residuos-e desempeñan un papel importante, pues establecen las normas, directrices y obligaciones por las que se rigen las acciones de las partes interesadas en esta esfera.

"La protección del medioambiente es uno de los tres pilares del desarrollo sostenible y la UIT se ha posicionado a la vanguardia en la promoción de la eliminación segura de los residuos generados por las tecnologías de la información y la comunicación. La gestión de los residuos-e es una cuestión apremiante en un mundo tan dependiente de las tecnologías digitales como el nuestro, donde se utilizan cada vez más dispositivos electrónicos, y figura entre los objetivos de la Agenda Conectar 2020 de la UIT", declaró el Secretario General de la UIT, Houlin Zhao. "El informe Global E-waste Monitor constituye un recurso valioso para los gobiernos que se dispongan a elaborar las estrategias, normas y políticas de gestión necesarias a fin de reducir los efectos nocivos de los residuos-e en la salud y el medioambiente, y ayudará a los Miembros de la UIT a alcanzar ese objetivo de la Agenda Conectar 2020", adujo.

"Ahora que el 53,6 por ciento de los hogares del mundo goza de acceso a Internet, las tecnologías de la información y la comunicación mejoran la vida de las personas y las habilitan para incrementar su bienestar económico y social", destacó el Director de la Oficina de Desarrollo de las Telecomunicaciones de la UIT, Brahima Sanou. "El informe Global E‑waste Monitor representa un paso importante en la definición de soluciones atinentes a los residuos-e. La recopilación de datos más precisos a ese respecto facilitará el análisis de su evolución cronológica, así como el establecimiento y la evaluación de objetivos, y favorecerá la elaboración de políticas nacionales. Las políticas nacionales en materia de residuos-e contribuirán a minimizar la producción, prevenir el vertido ilegal y la gestión inadecuada y promover el reciclaje de este tipo de residuos y propiciarán la creación de empleo en el sector del reacondicionamiento y el reciclaje", añadió.

En la evaluación también se señala que las bajas tasas de reciclaje pueden tener una incidencia económica negativa, puesto que los residuos-e contienen abundantes depósitos de oro, plata, cobre, platino, paladio y otros materiales recuperables de gran valor. Se estima que el valor de los materiales recuperables contenidos en los residuos-e generados a lo largo del año 2016 ascendió a 55.000 millones USD, cifra que supera el Producto Interior Bruto de la mayoría de los países del mundo.

"Los residuos electrónicos representan un creciente problema a escala mundial y la mejora de su medición resulta esencial para establecer metas, realizar un seguimiento de las mismas y definir políticas", observó el Vicerrector de la UNU, Jakob Rhyner. "Los datos nacionales deben poder compararse a escala internacional, actualizarse con frecuencia y ser objeto de publicación e interpretación. Las estimaciones mundiales y regionales vigentes se basan en estadísticas de producción y comercio, y no abarcan adecuadamente los riesgos para la salud y el medioambiente de la gestión y eliminación poco seguras mediante incineración o depósito en vertederos."

"Nos hallamos inmersos en un periodo de transición hacia un mundo más digital, en el que la automatización, los sensores y la inteligencia artificial están transformando la industria y la sociedad", declaró el Presidente de la ISWA, Antonis Mavropoulos. "Los residuos-e constituyen el subproducto más emblemático de esta transición y la definición de soluciones adecuadas de cara a su gestión refleja nuestra capacidad para utilizar los avances tecnológicos a fin de promover un futuro sostenible y convertir la economía circular en realidad. Necesitamos medir y recopilar datos y estadísticas en materia de residuos-e, a escala local y mundial, de manera uniforme. Este informe traduce un esfuerzo significativo en la dirección correcta y la ISWA seguirá apoyándolo en cuanto que primer paso de suma importancia hacia la respuesta mundial necesaria", dijo.

A principios de este año, la UIT, la UNU y la ISWA aunaron esfuerzos y pusieron en marcha la Global Partnership for E-waste Statistics (alianza mundial para las estadísticas en materia de residuos-e), cuyo objetivo es ayudar a los países a elaborar estadísticas relacionadas con estos residuos y crear una base de datos mundial en la materia para realizar un seguimiento de su evolución cronológica.

Esta alianza se propone establecer correspondencias entre las oportunidades de reciclaje de residuos-e y agentes contaminantes y los efectos de los primeros en la salud, y crear capacidades nacionales y regionales para ayudar a los países a elaborar estadísticas en materia de residuos-e fidedignas y comparables, que permitan determinar las mejores prácticas al respecto a escala mundial. En última instancia, su labor contribuirá a la consecución de los Objetivos de Desarrollo Sostenible 11.6 y 12.5, gracias a la supervisión de los flujos de residuos pertinentes, y al seguimiento del Objetivo 3.2 de la Agenda Conectar 2020 de la UIT sobre residuos-e.