Comprometida para conectar al mundo

ai-for-good

Mensaje del Secretario General de la UIT

​​​DMTSI 2016: Mensaje del Secretario General de la UIT, Houlin Zhao

 

Espíritu empresarial en el sector de las TIC en aras del impacto social

El año pasado, 2015, celebramos el 150 Aniversario de la UIT, para consolidar en todo el mundo su reputación como una de las organizaciones más perdurables y pertinentes dedicada a conectar al mundo con los medios de comunicación más innovadores.

 
Al celebrar el Día Mundial de las Telecomunicaciones y la Sociedad de la Información 2016, en conmemoración de la creación de la UIT el 17 de mayo de 1865, seguimos atentamente los futuros avances de las comunicaciones. Este año centramos nuestra atención en el “Espíritu empresarial en el sector de las TIC en aras del impacto social".

 
 
El sector de las TIC se encuentra entre los más rentables y exitosos, y ha revolucionado la manera en que el mundo comunica. A través de una combinación de reformas políticas y reglamentarias visionarias de los gobiernos, normas internacionales, innovación industrial e inversiones en infraestructuras y nuevos servicios, miles de millones de personas se han incorporado a la sociedad de la información en un periodo de tiempo sorprendentemente corto. Se trata de un logro compartido del que todos podemos enorgullecernos.

 
A partir de estos cimientos, nos encontramos hoy en un entorno cada vez más inteligente y conectado, que abarca la computación en la nube, los grandes volúmenes de datos y las nuevas aplicaciones en distintos campos, desde la salud hasta las finanzas, al tiempo que avanzamos hacia un futuro de sistemas de transportes y ciudades inteligentes. A medida que vayamos avanzando en la puesta a disposición de infraestructuras y conectividad, irá creciendo la importancia del papel que desempeñan los servicios y las aplicaciones, con un potencial para que muchos nuevos actores de menor tamaño accedan al mercado con soluciones capaces de resolver necesidades locales. Al lograr importantes repercusiones sociales, la iniciativa empresarial en el sector de las TIC está destinada a traer consigo un cambio de paradigma.  Para lograr nuestros objetivos comunes del desarrollo económico y social sostenible, necesitamos sus conocimientos especializados, la innovación e inversiones.

 
Las pequeñas y medianas empresas (PYME), las empresas de nueva creación y los centros tecnológicos son el origen de soluciones innovadoras y prácticas para catalizar el progreso, especialmente en los países en desarrollo. Las PYME suponen más del 90 por ciento de todas las empresas del mundo, y en muchos países en desarrollo representan una ‘vía para salir de la pobreza’.

 
El papel fundamental de los innovadores de las TIC y las PYME también queda reflejado en los resultados de la Cumbre Mundial sobre la Sociedad de la Información (CMSI). Los dirigentes mundiales reconocieron el potencial económico de las TIC para las PYME, así como las necesidades específicas de éstas, como por ejemplo el incremento de su competitividad a través de la incorporación de valor a sus productos y servicios, la racionalización de los procedimientos administrativos, facilitarles el acceso al capital y mejorar su capacidad para participar en proyectos relacionados con las TIC.

 
La CMSI también promovió la adopción de una serie de medidas conexas, que incluyen planes de incubadoras de empresas, inversiones de capital-riesgo, fondos de inversión gubernamentales, estrategias de promoción de las inversiones, apoyo a las redes de investigación y desarrollo, y actividades de exportación de software, así como parques informáticos.

 
Como organismo especializado de las Naciones Unidas que se ocupa de las telecomunicaciones y las tecnologías de la información y la comunicación de vanguardia, pido a nuestros asociados – gobiernos, industria, instituciones académicas y expertos técnicos – que promuevan el papel de las pequeñas firmas innovadoras de nueva creación en el sector de las TIC; fomenten la expansión de la innovación social digital; den prioridad a las políticas económicas que promueven la innovación; se aseguren de que se dispone de la capacidad humana necesaria; apoyen la creación de ecosistemas empresariales globales, y ayuden a los empresarios a convertir las ideas y la innovación en ventas e ingresos.

Sumemos nuestros recursos con el fin de aprovechar el papel catalizador de las TIC para lograr el desarrollo sostenible y obtener el crecimiento económico, la inclusión social y el equilibrio medioambiental.