ITU

Comprometida para conectar al mundo

 

  ¿Cómo pueden los países en desarrollo participar en la normalización?

·       Elaborando normas – Las entidades públicas y privadas de un país pueden participar en un auténtico proceso de elaboración de normas técnicas en el ámbito nacional, regional o internacional.

·        Influyendo en el diseño de normas – Las entidades públicas y privadas de un país pueden influir en el diseño de normas determinando cuáles son necesarias y qué objetivos deben cumplir.

·         Adoptando normas en productos y servicios – Las empresas privadas o instituciones de investigación públicas pueden optar por la adopción de normas universales en los equipos y servicios que elaboran.

·         Utilizando productos basados en normas – Las entidades públicas y privadas de un país pueden optar por la adquisición de productos basados en ciertos criterios normativos contemplados en esos productos.

·         Reglamentando normas o elaborando políticas de normalización – Las autoridades estatales pueden establecer políticas de contratación pública sobre las normas tecnológicas que utilizarán en infraestructuras TIC gubernamentales, elaborar estrategias nacionales de normalización y dictar leyes y políticas sobre diversos aspectos de la normalización.

·         Facilitando información en materia de normas – Las instituciones educativas, las empresas privadas, los organismos de normalización y las autoridades gubernamentales de un país pueden tratar de fomentar capacidades en recursos humanos y conocimientos impartiendo información en materia de normas.

Escalafón del desarrollo de la normalización

 

La UIT ha elaborado el Escalafón del desarrollo de la normalización que adquiere carácter de recomendación destinada a lograr una mayor participación en los procesos de la UIT.

 

En el nivel inferior de este escalafón se contempla la utilización creciente de Recomendaciones de la UIT y de su página web, que se evalúa teniendo en cuenta la teledescarga de Recomendaciones. La aplicación de normas internacionales en la adquisición de las TIC debería contribuir a reducir costos y a promover el interfuncionamiento.
El segundo nivel corresponde a la creación de capacidades nacionales en la utilización de normas sobre las TIC que contribuye a establecer una base de recursos nacionales constituida por ingenieros calificados y en condiciones de llevar esas Recomendaciones a la práctica. La UIT puede facilitar la creación de capacidades y de programas de capacitación.
El tercer nivel del escalafón pertenece a los Miembros de Sector y Asociados de la UIT. La adhesión institucional en la comunidad internacional ayuda a fomentar la mundialización compensando al mismo tiempo sus aspectos negativos. La calidad de Miembro también da acceso a los informes de las reuniones, así como a las contribuciones y los documentos temporales y de trabajo.
En el cuarto nivel se sitúa la participación en Comisiones de Estudio y Grupos Temáticos. Con la participación se logra "aprender haciendo" y se abren posibilidades de establecer contactos. También se puede participar a distancia (por ejemplo, a través de la transmisión por Internet de reuniones de las Comisiones de Estudio y a través de los grupos por correspondencia).
En el quinto nivel, los países pueden tratar de suscitar reuniones de la UIT o establecer grupos regionales para fomentar la participación. La celebración de eventos creará nuevas posibilidades de "aprender haciendo", de formación y de sensibilización. Se organizan cada vez más Comisiones de Estudio conjuntas UIT-T/UIT-D, Grupos Temáticos y talleres en diferentes regiones.
El sexto nivel del escalafón corresponde a la presentación de contribuciones a las Comisiones de Estudio del UIT-T y reuniones conexas. Gracias a ellas se pueden definir futuras normas. El proceso de normalización en su integridad se basa en las contribuciones, ya que constituyen la base de prácticamente todas las Recomendaciones.
El séptimo nivel corresponde al nombramiento de representantes como, por ejemplo, presidentes o vicepresidentes de Comisiones de Estudio y relatores. Estos funcionarios integran el equipo directivo de cada Comisión de Estudio y contribuyen al avance de los trabajos. Esos nombramientos constituyen una muestra de respeto a las contribuciones realizadas por numerosas personas durante varios años.
En el último nivel del escalafón figura la presentación de propuestas en la AMNT sobre futuras Cuestiones de estudio y futuros programas de trabajo. La labor del UIT-T se estructura en torno a las Cuestiones de estudio que determinan el trabajo de las Comisiones de Estudio.

 

Bridging The Standardization Gap