Pagina Principal UIT Unión Internacional de Telecomunicaciones English Français 
  Copia Imprimible 
Pagina Principal UIT
Página principal : Actualidades de la UIT
  
DECLARACIÓN DE BAKÚ – LA BRECHA DIGITAL Y LA ECONOMÍA DEL CONOCIMIENTO

Declaración de Bakú sobre la brecha digital y la economía del conocimiento

 

Delegados en la Conferencia Mundial sobre las TIC de Bakú, Azerbaiyán

 

"La historia ha bendecido a la región de Eurasia con un rico tapiz de pueblos, culturas y recursos naturales". Así lo indica la Declaración de Bakú sobre la brecha digital y la Economía del Conocimiento, presentada en febrero de 2005 a la segunda reunión del Comité preparatorio (PrepCom-2) de la fase de Túnez de la Cumbre Mundial sobre la Sociedad de la Información.

En esta Declaración se recuerdan los últimos diez años, en que "un rápido cambio tecnológico ha facilitado la existencia virtual de una ruta de la seda electrónica que vincula Asia con Europa y sienta las bases de una economía regional emergente basada en el conocimiento".

Como en cualquier otra parte del mundo, la Declaración señala que "el futuro de la región de Eurasia depende de las políticas que se adopten para colmar la brecha digital y proseguir la transición hacia una economía basada en el conocimiento". El texto continúa subrayando que estas políticas deben garantizar que los beneficios de la economía del conocimiento están abiertos y disponibles para todos y que la infraestructura de la información sobre la que se basa esta economía es segura, robusta y fiable.

La Declaración es el fruto de la Conferencia Mundial sobre las TIC sobre Digital Divide and Knowledge Economy (la brecha digital y la economía del conocimiento), celebrada en Bakú (Azerbaiyán) en noviembre de 2004. Esta Declaración subraya los principios y prioridades establecidos por los participantes en dicha Conferencia, y su petición de que se tengan en cuentan y se reflejen en los documentos finales de la Cumbre Mundial sobre la Sociedad de la Información, que se celebrará en Túnez en noviembre de 2005. Se hace un llamamiento a los anfitriones de la Cumbre Mundial para que organicen un foro abierto sobre estas cuestiones y así facilitar una total comprensión de la importancia que revisten estos principios en el seno de la Cumbre. Consideran que el programa de Túnez debe incluir las prácticas idóneas en materia de creatividad de contenidos, una exposición de aplicaciones innovadoras y la celebración de los logros alcanzados por los creadores de contenido en el contexto de los World Summit Awards. Por último, la Declaración insta a los gobiernos, la sociedad civil, el sector privado, las organizaciones internacionales y los donantes a adoptar y aplicar los principios de Bakú (véanse Principios y prioridades de la Declaración de Bakú).

Ali Abbasov, ministro de Comunicaciones y Tecnologías de la Información de la República de Azerbaiyán

Marco Borsotti, coordinador residente de las Naciones Unidas, representante residente del PNUD en Azerbaiyán

Yoshio Utsumi, secretario general de la Unión Internacional de Telecomunicaciones

Peter Bruck, presidente,
World Summit Award

 

 

 

 

 

 

 

Principios y prioridades de la Declaración de Bakú

Liderazgo e iniciativas gubernamentales

Los gobiernos, en su papel de líderes, han de construir una visión del desarrollo nacional que represente los intereses y necesidades de todos los ciudadanos. La transformación de la sociedad que necesita la era de la información conlleva la adopción de decisiones difíciles y la realización de concesiones siempre en pro del interés público. En tanto que representantes y custodios de la confianza del pueblo, los gobiernos deben fijarse el objetivo de crear un entorno habilitador que beneficie a todos sus ciudadanos. Los gobiernos tienen que garantizar un apoyo tanto político como administrativo a las tecnologías de la información y la comunicación (TIC), demostrando su compromiso y voluntad de utilizar las TIC como herramienta de desarrollo.

Las fotos de este artículo han sido amablemente cedidas por el Comité Organizador de la Conferencia Mundial sobre las TIC.

Vínculos reforzados con el sector privado

La contribución del sector privado es fundamental para la aplicación de soluciones a largo plazo dirigidas a cerrar la brecha digital y sentar los cimientos de economías sostenibles basadas en el conocimiento. Estas economías, y la infraestructura sobre la que se sustentan, requieren que haya una cultura de la iniciativa, la innovación y la adopción de riesgos, que el sector privado puede proporcionar. Han de compartirse "las lecciones extraídas" y las prácticas idóneas procedentes de asociaciones ya en pie, al tiempo que se fomentan y promueven nuevas formas de asociación, incluidas aquéllas entre el sector público y el privado.

Diálogo, consultas y relación con la sociedad civil

El diálogo con la sociedad civil es necesario para que los intereses de todos los ciudadanos, en particular los más desfavorecidos, puedan contribuir a dar forma a la sociedad del conocimiento. En estos tiempos en que la inseguridad a nivel mundial es cada vez mayor, la defensa de los derechos de los ciudadanos debe alimentar las políticas públicas con el objetivo de garantizar que las preocupaciones legítimas en materia de seguridad no debilitan a largo plazo la prosperidad, el desarrollo y las convenciones sobre derechos humanos reconocidas a nivel internacional.

Inclusión

Todos los ciudadanos, especialmente los grupos y pueblos socialmente más desaventajados, deben poder acceder fácilmente a las TIC y a los beneficios de la revolución de la información. Ha de hacerse especial hincapié en la plena inclusión de las mujeres y en la recuperación de sociedades víctimas de una catástrofe natural o un conflicto armado. Todas las medidas y políticas han de elaborarse en el marco de asociaciones plurales y mediante el diálogo sostenido entre el gobierno, el sector privado y la sociedad civil, con el fin de crear una sociedad global basada en el conocimiento.

Educación

La educación es fundamental a la hora de crear economías del conocimiento. Superar la brecha digital y poner en pie economías del conocimiento sostenibles resulta una tarea imposible si no existe un compromiso a largo plazo con la educación, la formación continua y el apoyo a la investigación. La educación debe ser accesible y estar abierta a todas las personas, puesto que las economías del conocimiento dependen de la contribución recibida desde todos los segmentos de la sociedad. Un pueblo con conocimientos, educado y formado puede contribuir en mayor medida a la prosperidad y estabilidad de su región. Debe fomentarse, siempre que sea posible, la utilización de las TIC en la educación, del mismo modo que han de reforzarse la cooperación internacional y la interconexión de las redes educativas a nivel regional y mundial.

También ha de instarse a los gobiernos a incluir en los presupuestos nacionales asignaciones para cerrar la brecha digital y avanzar hacia la economía del conocimiento

Gobierno de Internet responsable

Internet es un componente de gran importancia estratégica en las infraestructuras de la información nacionales. Todos los interesados —el sector privado, la sociedad civil y las autoridades nacionales (que representan constitucionalmente la confianza del pueblo para defender y representar el interés público)— deben participar equitativa y democráticamente en el gobierno de Internet mediante mecanismos internacionales representativos adecuados. Debe preservarse y alentarse que Internet siga siendo un medio abierto y democrático. En este contexto, los participantes en la Conferencia de Bakú expresaron su apoyo a la labor que lleva a cabo el Grupo de Trabajo sobre el Gobierno de Internet.

Financiación de las TIC para el desarrollo

Para garantizar que los beneficios de la economía del conocimiento se repartan de manera equitativa, es necesario contar con el compromiso de los gobiernos, el sector privado y la sociedad civil. Ha de fomentarse la formación de nuevas asociaciones entre gobiernos, el sector privado, la sociedad civil y otros actores a nivel multilateral y bilateral. Han de compartirse las prácticas idóneas e invertir en las zonas más desaventajadas para asentar la prosperidad y la seguridad de la región de Eurasia. En este contexto, en la Conferencia de Bakú se manifestó un gran apoyo a la labor del Grupo Especial sobre Mecanismos de Financiación, que examina la idoneidad de los mecanismos existentes a la hora de enfrentarse a los retos que presenta la utilización de las TIC para el desarrollo. Los objetivos del Fondo de Solidaridad Digital pretenden solventar los inconvenientes de las medidas que se utilizan actualmente e identificar nuevos mecanismos financieros más eficaces. También ha de instarse a los gobiernos a incluir en los presupuestos nacionales asignaciones para cerrar la brecha digital y avanzar hacia la economía del conocimiento.

Seguridad y privacidad

Dada la naturaleza estratégica de las infraestructuras de la información nacionales y el papel clave que desempeñan para el funcionamiento de las sociedades modernas, es necesario prestar urgentemente atención a la fiabilidad, la seguridad y la protección contra los abusos. Ha de solucionarse rápidamente el problema de los virus informáticos y el correo masivo no deseado. Las actividades delictivas están proliferando en campos que no están legislados, o donde la tecnología avanza más rápido que la capacidad de la sociedad para adoptar las leyes y reglamentos que salvaguarden el bien público. La seguridad es un requisito en la era de la información para defender el interés estatal y social, y su puesta en práctica ha de venir respaldada por una autorregulación adecuada, así como por leyes nacionales y tratados, normas y convenios internacionales. El respeto a la privacidad individual y la protección de los datos personales es también clave para el desarrollo de una sociedad de la información donde estén equilibrados los problemas de seguridad y las normas aceptadas a nivel internacional, como la Declaración de las Naciones Unidas sobre los Derechos Humanos.

Derechos de propiedad intelectual y contenido

Para llevar a la práctica la teoría de la identidad y la diversidad cultural sostenibles y hacer que los beneficios de la sociedad del conocimiento global sean accesibles a todos, es necesario que se desarrolle un contenido y se aplique un mecanismo equitativo, abierto e internacional de adjudicación de derechos de propiedad intelectual (DPI). En la Conferencia de Bakú se ha afirmado la importancia de los DPI a la hora de facilitar el desarrollo económico; pero al mismo tiempo se ha subrayado que deben estar equilibrados con el derecho de difundir y compartir conocimientos, y se ha reconocido el valor que albergan los programas informáticos libres y abiertos y la aplicación de regímenes de licencias alternativos. Los Convenios del Consejo de Europa sobre la reglamentación del contenido y las actividades con fines malignos o de explotación han de reflejarse adecuadamente en las leyes nacionales y el derecho internacional.

 

 

Comienzo de la página - Comentarios - Contáctenos - Copyright © ITU 2019 Reservados todos los derechos
Contacto público : Unidad de la Comunicación de la Unión
Fecha de creación : 2019-06-18