Comprometida para conectar al mundo

SDG

El acuciante problema de los residuos electrónicos

​​​ ​E-waste Backgrounder




RESUMEN

OPORTUNIDADES Y DESAFÍOS


Casi cualquier electrodoméstico o artículo empresarial provisto de circuitos o componentes eléctricos con batería u otra fuente de alimentación externa se considera un residuo electrónico cuando se desecha.

Como reflejo del crecimiento de las redes y los servicios de TIC, el mundo desecha aproximadamente 50 millones de toneladas métricas (Mt) de residuos electrónicos al año, según las últimas estimaciones, y sólo se recicla el 20%. En 2016 no se documentó el tratamiento de más de 35 Mt de residuos electrónicos que probablemente se desecharon en vertederos, se quemaron o se comercializaron y trataron ilegalmente en condiciones deficientes.

Los residuos electrónicos contienen sustancias como mercurio, cadmio y plomo, que pueden acabar contaminando la tierra, el aire y el agua y entrañan riesgos para la salud, sobre todo si se no tratan de manera adecuada.


Oportunidades

El lado positivo es que, si se tratan mediante cadenas y métodos de reciclaje adecuados, los residuos electrónicos pueden ofrecer oportunidades cuyo valor supera los 62.500 millones de dólares anuales y generar millones de nuevos puestos de trabajo decentes en todo el mundo.

La colaboración entre multinacionales, pequeñas y medianas empresas (pymes), empresarios, instituciones académicas, sindicatos, la sociedad civil y diversas asociaciones con objeto de fomentar una "economía circular" en el sector de la electrónica, en la que se prevea el volumen de residuos, permitiría reducir su incidencia medioambiental y crear trabajo decente para millones de personas.

Un sistema en el que se recolecten los productos desechados con miras a reintegrar los materiales o componentes en nuevos productos:

Además, la recuperación de los materiales contenidos en los dispositivos electrónicos usados reduce sustancialmente las emisiones de dióxido de carbono, en comparación con la actividad de las industrias extractivas de materias primas.

En el plano industrial, las empresas pueden establecer su propia cadena de suministro que comprenda desde el aprovisionamiento hasta la fabricación, la distribución, la recolección y la eliminación. La gestión de la cadena de suministro debe procurar la eliminación de dispositivos con criterios éticos y responsables, así como la sensibilización de los consumidores en esta materia.

Por su parte, los consumidores tienen la opción de reparar el equipo de TIC en vez de sustituirlo, retrasar la actualización o sustitución de teléfonos inteligentes funcionales por el último modelo, recurrir a empresas de eliminación o a puntos de reciclaje debidamente certificados, o plantearse la posibilidad de dar una "segunda vida" al equipo de TIC mediante su reventa.

Los datos y estadísticas fidedignos, oficiales y comparables sobre residuos electrónicos sientan las bases de una legislación y de políticas de gestión coherentes a ese respecto. Hasta la fecha, más de 40 países recopilan
estadísticas nacionales comparables sobre residuos electrónicos

CONTRIBUCIÓN DE LA UIT

 

Última actualización: octubre de​ 2019 ​