Logo CMSI Cumbre Mundial sobre la Sociedad de la Información
Naciones Unidas (ONU)  la Unión Internacional de Telecomunicaciones  

 

 

 


  

  SEGUNDA FASE DE LA CMSI, 16-18 DE NOVIEMBRE DE 2005, TÚNEZ
 
 Declaración de Andorra

 

DECLARACIÓN DEL Exc. Sr. Francesc BONET CASAS

Embajador, Representante Permanente ante la ONUG

GOUVER D`ANDORRA

 

Túnez. 16 de noviembre de 2005

 

Sr. Presidente, Sr. Secretario General, Excelencias, señoras y señores,

A lo largo de las reuniones que se han celebrado en los últimos años, no nos equivocamos si decimos que los temas más recurrentes han sido:

Las políticas que deben aplicarse para reducir la brecha digital

El respeto a la libertad de información y expresión

La preservación de la identidad cultural y del idioma propio

Es evidente que cada una de estas cuestiones puede subdividirse en actuaciones o políticas más concretas, y es más evidente que algunas de estas políticas pueden ser adoptadas individualmente por cada país en concreto.

No se puede reprochar al proceso globalizador de la sociedad de la información como medio transmisor de una situación que podría tender a una sociedad mundial culturalmente e idiomáticamente homogénea o uniforme con la pérdida de identidades nacionales.

Cada país puede y debe realizar políticas internas con referencia a la propia cultura, al propio idioma, y evidentemente de respeto a la libertad de expresión e información, puesto que son supuestos básicos de la soberanía y la independencia nacional, siempre con la salvaguarda de los convenios internacionales que regulan aspectos colaterales como es el derecho de la propiedad artística e intelectual.

Por consiguiente, en nuestras manos está la regulación de la protección y el desarrollo de nuestros rasgos culturales.

Teniendo en cuenta que la reducción de la brecha digital y el crecimiento económico están vinculados a las mesas redondas que ha habido previamente a esta reunión, es evidente que es y será necesaria la solidaridad internacional en cualquiera de sus formas (económica, de ayuda profesional o asesoramiento, en educación, etc.) para reducir esta brecha digital, que, además de notarse entre diferentes países, también es patente entre las zonas urbanas y las rurales.

Esta solidaridad ha sido propuesta con la intervención de diferentes agentes, ya sea internamente entre gobierno y sociedad civil, ya sea mediante la participación de organizaciones internacionales para que nadie se quede fuera del acceso a la sociedad de la información y a las tecnologías a ella asociadas.

Para alcanzar los objetivos acordados en la primera parte de la cumbre, se creó un grupo de trabajo donde están representados los sectores públicos, privado y la sociedad civil, considerados como los actores implicados en la creación de una sociedad de la información que tenga en cuenta los intereses de todo el mundo.

Este grupo de trabajo ha tenido una participación activa en todo el proceso preparatorio de la cumbre, y llevado a cabo acciones que han ayudado a desarrollar en nuestro país una sociedad de la información más inclusiva con el objetivo de reducir la brecha digital.

Una de las primeras acciones que se llevaron a cabo fue la organización de un encuentro de pequeños estados europeos para exponer la situación actual de la implantación de las nuevas tecnologías en sus sociedades. Se elaboró una declaración conjunta de los pequeños estados sobre la sociedad de la información que recogía una docena de puntos integrados en el Plan de acción y la Declaración de principios aprobados en la cumbre y que reflejaban los problemas particulares a los que tienen que enfrentarse los microestados en la implantación de la sociedad de la información.

Uno de los campos que se han considerado fundamentales ha sido la educación. En este sentido se han llevado a cabo diversas acciones. Una de las que más éxito ha tenido ha sido la creación de un portal web Clau Digital (Clave digital) para potenciar la sociedad de la información entre los alumnos, padres y profesores de los diversos sistemas educativos. Hemos conseguido que el 92% de los alumnos de entre 12 y 18 años utilice el ordenador y que el 85% tenga acceso a Internet en su casa.

También se ha colaborado en proyectos de cooperación internacional para mandar material informático a escuelas de países en vía de desarrollo.

Hemos considerado prioritario el respeto al medio ambiente y, conscientes del problema que supone la generación de residuos informáticos, hemos querido potenciar la reutilización de equipos creando una bolsa de material informático de segunda mano para reducir la generación de residuos y para favorecer que las personas con menos recursos económicos tengan acceso a esta tecnología.

Se han hecho muchos esfuerzos para acercar el uso de las TIC a la población. En nuestro país, el 65% de los hogares tienen PC; consideramos que es un porcentaje alto, pero la única manera de reducir realmente la brecha digital es impulsar, aún más, la utilización de las TIC y, para conseguirlo, se han organizado cursos y ayudas entre los grupos donde las TIC tienen menos incidencia, como por ejemplo las personas mayores de 50 años o las mujeres. También se organizan periódicamente jornadas para explicar las nuevas tecnologías y las aplicaciones prácticas que tienen en diferentes sectores económicos y sociales. El objetivo de estas sesiones es sensibilizar la sociedad andorrana sobre las oportunidades y los cambios que las nuevas tecnologías nos pueden aportar.

También hemos querido dedicar una atención especial a las personas con discapacidad, y para ayudar a su integración en el uso de las nuevas tecnologías se ha desarrollado un proyecto que consiste en facilitar un software específico para discapacitados visuales.

En Andorra el 52,5% de la población se conecta a Internet. Desde el grupo de trabajo se ha querido fomentar aún más el uso como herramienta básica para que todo el mundo pueda expresar su opinión; se ha puesto en marcha una iniciativa para que todas las entidades y asociaciones de Andorra tengan su espacio web y también se está impulsando la digitalización de libros y documentos para ofrecer herramientas interesantes para la población en general.

Para conseguir crear confianza en el usuario de Internet se ha colaborado con el Consejo Andorrano del Audiovisual (CAA) y la Agencia de Calidad de Internet (IQUA) para impulsar la calidad y la autorregulación de Internet mediante la inclusión del sello de calidad de la IQUA y la promoción de su código deontológico.

Uno de los temas prioritarios para nosotros ha sido promover el uso del plurilingüismo en Internet; por este motivo hemos desarrollado diversos proyectos que tienen como objetivo incrementar la presencia de contenidos en catalán y también se ha desarrollado el proyecto Web de les cultures (Web de las culturas), donde las comunidades existentes en el Principado tienen un espacio en el portal para poder expresarse en su lengua y para poder dar a conocer sus especificidades.

En resumen, desde que se planteó la necesidad de llevar a cabo esta cumbre, hemos querido implicarnos en el proceso preparatorio y en las resoluciones acordadas en la primera parte de la cumbre, intentando, con los medios de que disponemos y también con nuestras peculiaridades como microestado, luchar para reducir la brecha digital en nuestro país, y continuaremos trabajando para construir día a día una sociedad de la información inclusiva, donde se tenga en cuenta a todo el mundo.

Muchas gracias.

 

 

información básica | primera fase: Ginebra | segunda fase: Túnez | inventario | sala de prensa | enlaces

Comienzo de la página - Copyright © CMSI 2005 Reservados todos los derechos - Logotipo de la Cumbre
Notificaciones de Privacidad
Actualizado el 2005-11-17