Logo CMSI Cumbre Mundial sobre la Sociedad de la Información
Naciones Unidas (ONU)  la Unión Internacional de Telecomunicaciones  

 

 

 


  

DISCURSO DEL LIC. ORLANDO JORGE MERA,
SECRETARIO DE ESTADO, PRESIDENTE DEL INSTITUTO
DOMINICANO DE LAS TELECOMUNICACIONES, EN SU
CALIDAD DE JEFE DE LA DELEGACION DE LA REPUBLICA DOMINICANA, EN LA CUMBRE MUNDIAL SOBRE LA
SOCIEDAD DE LA INFORMACION
10 AL 12 DE DICIEMBRE DEL 2003

 

Sesión Plenaria del 10 de diciembre del 2003
Ginebra, Suiza.

 

Señor Presidente:

En nombre del gobierno de la República Dominicana, presidido por el Honorable Señor Presidente de la República, Hipólito Mejía, felicito al gobierno y al pueblo suizo por ser anfitrión de la Cumbre Mundial sobre la Sociedad de la Información, así como a la Organización de las Naciones Unidas, la Unión Internacional de las Telecomunicaciones y al Comité Preparatorio, por el extraordinario esfuerzo conjunto para llevar a cabo exitosamente esta Cumbre Mundial.

Las tecnologías de información y comunicación representan un desafeo crucial y un abanico de oportunidades para todos los pueblos del mundo. Orientar dicho desafío y convertir dichas oportunidades en una herramienta eficaz para un desarrollo económico, social y cultural sostenible, debe ser el principal objetivo en la construcción de una Sociedad de la información inclusiva.

Asimismo, las tecnologías de información y comunicación, no pueden ni deben ser instrumentos para acrecentar las diferencias entre el norte y el sur, países desarrollados y en desarrollo, ricos y pobres; para crear brechas entre la Sociedad y el individuo, la ciudad y las zonas remotas o rurales, entre las generaciones actuales y futuras, entre Ios que tienen acceso y aquellos que están marginados. Por el contrario, las tecnologías de la información y comunicación han sido concebidas con el objetivo de contribuir a reducir los obstáculos que impiden el desarrollo integral del individuo y el bienestar general de la sociedad.

En este proceso de construcción de una sociedad de la información, no es posible hablar de exclusión. Es necesario hablar de acceso universal, de reducción de las diferencias, de solidaridad, de diversidad; de asociación, cooperación y diálogo entre los Estados, entre los Gobiernos y todos los actores de la sociedad, incluyendo al sector privado y la sociedad civil.

Republica Dominicana, que ha comenzado la construcción de su propia sociedad de la información, considera que el pilar sobre el cual debe estar cimentada esta sociedad, es la del conocimiento compartido, y en ese sentido considera primordial:

• Una infraestructura básica que garantice el acceso universal y el intercambio del conocimiento, sin ningún tipo de discriminación.

• Una divulgación, difusión e intercambio de conocimientos con respeto de los contenidos locales así como de la diversidad e identidad cultural y lingüística de los pueblos.

Un entorno favorable basado en los principios que rigen el buen gobierno, el estado de derecho, el respeto de los derechos humanos, la protección de la propiedad intelectual, la libre y leal competencia, la libertad de expresión y difusión del pensamiento, entre otros.

La regulación de este entorno debe ser responsabilidad de los gobiernos, a través de los organismos reguladores competentes, a fin de lograr sus objetivos de política pública relativos al acceso y servicio universal para todos, a la creación de beneficios en la administración de los servicios gubernamentales (gobierno electrónico), a la protección e información sobre la salud (tele-medicina), y a la más amplia diseminación y difusión del conocimiento mediante el acceso a la educación para todos (tele-educación).

Lograr estos objetivos de política publica requiere de acciones proactivas por parte de los Gobiernos, el sector privado, las organizaciones de la sociedad civil y la comunidad internacional. Una sociedad de la información inclusiva también requiere de nuevas e innovadoras modalidades de asociación publica-privada, que entre otras cosas, asegure que la inversión extranjera sirva para cumplir con la obligación de servicio universal.

La Republica Dominicana, como país en desarrollo, ha asumido este reto de reducir la brecha digital en su territorio, con un espíritu inclusivo de todos los actores de la sociedad, mediante la creación de una Comisión Nacional de la Sociedad de la Información, en la cual están representados el Gobierno, el sector privado y la sociedad civil, y cuyo objetivo fundamental es diseñar las políticas y estrategias nacionales para poner la tecnología al servicio de la gente.

Sobre la base de estos pilares, el Gobierno dominicano ha asumido el reto de desarrollar "la Agenda de Conectividad", dentro de la Estrategia Nacional de las Tecnologías de Información y Comunicación para el Desarrollo Humano, denominada "e dominicana", la cual se apoya en tres pilares esenciales: impulsar la formación digital de los ciudadanos, promover la administración electrónica, y aumentar la penetración de las tecnologías de información y comunicación en las zonas rurales y urbanas marginales.

De ahí, se han implementado proyectos de telefonía publica rural, centros tecnológicos comunitarios, tele-educación y telemedicina, que benefician a millones de dominicanos. Estos proyectos son el resultado de una alianza estrategia que existe entre los sectores publico y privado, en un claro ejemplo de la combinación de las voluntades publica y privada de poner la tecnología al servicio de la sociedad.

Es importante resaltar el apoyo continuo y sostenible que debe provenir de la comunidad internacional, la cual debe asumir el compromiso de cooperación eficaz a nivel regional e interregional, con el propósito de alcanzar los objetivos de desarrollo convenidos en la Declaración del Milenio, el Consenso de Monterrey y el Plan de Aplicación de Johannesburgo.

Señor Presidente, a principios de este afro, República Dominicana fue el país anfitrión de la Conferencia Ministerial Preparatoria de América Latina y el Caribe para Ia Cumbre Mundial sobre la Sociedad de Ia información, la cual adopto la Declaración de Bávaro como contribución de la región a esta cita mundial. Como país que ha participado activamente en el proceso preparatorio de - esta Cumbre, es preciso señalar aquí nuestro compromiso con la Declaración de Principios y el Plan de Acción que saldrán como resultado de los trabajos de esta Cumbre, y que constituyen el primer esfuerzo de la comunidad de las naciones que será evaluado en la segunda fase de la Cumbre Mundial que se celebrará en Túnez en el 2005.

Aprovechemos el momento que nos ofrece esta cita mundial, aquí en la ciudad de Ginebra, ciudad que ha auspiciado los pactos y acuerdos de extraordinario impacto en Ia paz y la libertad del mundo, para que nuestros países asimilen la construcción de la sociedad de la información como una oportunidad para fortalecer la democracia, promover el buen gobierno y el imperio del derecho en todos los niveles.

Muchas gracias,

 

Orlando Jorge Mera
Jefe de la Delegación
de la Republica Dominicana
ante la CMSI

 

 

información básica | primera fase: Ginebra | segunda fase: Túnez | inventario | sala de prensa | enlaces

Comienzo de la página - Copyright © CMSI 2006 Reservados todos los derechos - Logotipo de la Cumbre
Notificación de Privacidad
Actualizado el 2003-12-11