Logo CMSI Cumbre Mundial sobre la Sociedad de la Información
Naciones Unidas (ONU)  la Unión Internacional de Telecomunicaciones  

 

 

 


  
  INFORMACIÓN BÁSICA : ACERCA DE LA CMSI
 La participación de múltiples interesados en la CMSI y sus normas escritas y no escritas


No existen unas normas establecidas en las Naciones Unidas sobre el modo de celebrar una Cumbre. Por ello, cada Cumbre de las Naciones Unidas ha de adoptar su propio Reglamento Interno, normalmente en su primer comité preparatorio. En realidad, el texto fundamental del Reglamento Interno es similar en cada Cumbre de las Naciones Unidas; sólo existen diferencias de detalle, como la participación de las ONG y el sector empresarial, y el grado de intervención de las partes interesadas en la aplicación de las decisiones puede variar dependiendo del tema que se trate en la Cumbre.

En el párrafo 5 de la Resolución 56/183 de la Asamblea General se alienta "a todos los organismos competentes de las Naciones Unidas, y en particular al Grupo de Tareas sobre la tecnología de la información y la comunicación, a aportar contribuciones efectivas y a participar activamente, y a otras organizaciones intergubernamentales, incluidas las instituciones internacionales y regionales, las organizaciones no gubernamentales, la sociedad civil y el sector privado, a hacer aportaciones al proceso preparatorio intergubernamental de la Cumbre y a la propia Cumbre y a participar activamente en ambos". Por ello, al adoptar el Reglamento Interno de la CMSI, resultó evidente desde el principio la necesidad de que el Reglamento incluyera un capítulo sobre los observadores.

A. Disposiciones escritas
Los Reglamentos Internos de las Cumbres de Johannesburgo y de Monterrey, en los que se incluía un capítulo sobre los observadores, sirvieron como modelo básico para el Reglamento Interno de la CMSI. A pesar de ello, fueron necesarias varias reuniones oficiosas previas a la PrepCom 1 y varios días durante la PrepCom 1 para negociar el Reglamento. El Reglamento Interno del Comité Preparatorio Formato Word para la Cumbre de la CMSI, al igual que las Disposiciones para la acreditación y las Disposiciones para la participación, se adoptaron conjuntamente el último día de la PrepCom 1 de la Fase de Ginebra (5 de julio de 2003). El proyecto de Reglamento Interno de la Cumbre se adoptó en la PrepCom 3 de la Fase de Ginebra. En lo que se refiere a los observadores, no hay diferencia entre los dos Reglamentos (el de la PrepCom y el de la Cumbre). En el Reglamento Interno se hace una distinción entre las siguientes categorías de observadores:

  • las entidades y las organizaciones que han recibido una invitación permanente para participar en calidad de observadores en las reuniones y los trabajos de la Asamblea General;
  • la Secretaría y los órganos de las Naciones Unidas (esta categoría incluye a los fondos y programas de las Naciones Unidas);
  • los organismos especializados de las Naciones Unidas;
  • otras organizaciones intergubernamentales invitadas;
  • las organizaciones acreditadas de la sociedad civil (incluidas ONG reconocidas como entidades consultivas por el ECOSOC);
  • las organizaciones acreditadas del sector empresarial (incluidos los Miembros de los Sectores de la UIT);
  • los miembros asociados de las comisiones regionales.

Conforme al Reglamento Interno, los observadores tenían los siguientes derechos:

  • Los representantes designados de entidades y organizaciones que hayan recibido una invitación permanente para participar en calidad de observadores en las reuniones y los trabajos de la Asamblea General, los designados por la Secretaría y los órganos de las Naciones Unidas, los organismos especializados de las Naciones Unidas y otras organizaciones intergubernamentales invitadas, y los designados por los miembros asociados de las comisiones regionales, podrían participar, en calidad de observadores, sin derecho a voto, en las deliberaciones que se celebren en Sesión Plenaria y, cuando proceda, en los Comités o Subcomités sobre cuestiones comprendidas en el ámbito de sus actividades. Esto también se aplica a las reuniones a puerta cerrada.
  • Los representantes designados por entidades acreditadas de la sociedad civil (incluidas las ONG reconocidas como entidades consultivas por el ECOSOC) y organismos acreditados del sector comercial (incluidos los Miembros de Sector de la UIT) podrían participar en calidad de observadores en las reuniones públicas (Sesiones Plenarias y reuniones de Subcomité durante el proceso preparatorio y reuniones de Comité en la Cumbre). A invitación del Presidente del órgano en cuestión y tras la aprobación por dicho órgano, los observadores podrían intervenir verbalmente sobre cuestiones que correspondan a su esfera de competencia. Si el número de peticiones para tomar la palabra fuese demasiado elevado, se invitaba a las organizaciones de la sociedad civil y del sector comercial a formar grupos y designar un portavoz.

La CMSI fue la segunda Cumbre de las Naciones Unidas en la que se aceptó la acreditación de las entidades comerciales (la primera Cumbre de las Naciones Unidas en hacerlo fue la Conferencia de Financiación para el Desarrollo, Monterrey). Durante las reuniones preparatorias oficiosas de la PrepCom 1, los Gobiernos examinaron las disposiciones para la acreditación de las entidades comerciales, particularmente si esas disposiciones eran diferentes de las que se aplicaban a las ONG y a las entidades de la sociedad civil. Como solución conciliatoria, los Gobiernos decidieron que debían aplicarse las mismas normas (ver Disposiciones para la acreditación). En la práctica esto provocó situaciones incómodas dado que las entidades comerciales, que no son compañías accionistas públicas, no tienen costumbre de divulgar su situación financiera.

Durante los preparativos oficiosos de la PrepCom 1 también se consideró si los medios de comunicación debían ser designados aparte como una categoría de observador. Dado que no fue posible la unanimidad sobre este tema, los medios de comunicación no fueron mencionados como una categoría aparte en el Reglamento Interno de la CMSI.

El Reglamento Interno de la CMSI, a diferencia del Reglamento Interno de la Cumbre de Johannesburgo, no contiene normas sobre la organización interna de la sociedad civil y empresarial (en los procesos preparatorios de Río y Johannesburgo se aplicó el enfoque de "grupos principales"). El Reglamento Interno de la CMSI no dice nada sobre cómo deben organizarse los observadores.

Las Disposiciones para la participación constituyen el tercer documento del lote que se decidió en la PrepCom 1 de la Fase de Ginebra. Los Gobiernos decidieron que las ONG y las entidades del sector comercial podrían realizar las siguientes importantes contribuciones:

  • se acogerían con agrado las contribuciones por escrito, así como los correspondientes resúmenes ejecutivos, basados en los temas de la Cumbre. Las contribuciones serían publicadas por la Secretaría Ejecutiva en el sitio web de la CMSI y se distribuirían en copia impresa a los gobiernos;
  • la Secretaría compilaría todos los resúmenes ejecutivos en un documento, con arreglo a los temas de la Cumbre, e indicaría las fuentes correspondientes;
  • se daría amplia distribución a ese documento antes de la segunda reunión preparatoria y todos los interesados tendrían la posibilidad de analizar su contenido y celebrar talleres y reuniones para coordinar posiciones;
  • como parte oficiosa de las reuniones del Comité Preparatorio, se organizaría una serie de mesas redondas temáticas que contarán con la participación de múltiples interesados. Los Presidentes de estas mesas redondas presentarían un resumen de los debates, que se transmitiría al Comité Preparatorio y sería incorporado a sus actas;
  • se invitaría a las ONG y a las empresas privadas a designar oradores para hacer declaraciones en el Comité Preparatorio, con arreglo al Reglamento Interno, así como a informar sobre las actuaciones de eventos paralelos y conexos, con el fin de contribuir eficazmente al éxito de la Cumbre.

B. Disposiciones no escritas (conocidas como "prácticas habituales de la CMSI")
La CMSI desarrolló un enfoque específico con participación de múltiples interesados ("prácticas habituales de la CMSI") que fue más allá del enfoque aplicado en anteriores Cumbres de las Naciones Unidas. Esto resultó posible porque el Reglamento Interno y las Disposiciones para la participación no eran muy específicos en lo referente a las modalidades de participación. Esto permitió a los Presidentes de los PrepCom proponer varias modalidades prácticas de participación, que a menudo eran aprobadas por la Oficina intergubernamental (tras examinarlas) y (tácitamente) por la Plenaria. La siguientes prácticas eran disposiciones no escritas desarrolladas praeter legem (junto con las disposiciones escritas existentes, sin contradecirlas). La CMSI no estableció ninguna disposición contra legem (es decir, en contraposición con el Reglamento Interno).

  1. Contribuciones escritas: Todos los observadores fueron invitados a realizar contribuciones escritas. Todas las contribuciones de los observadores fueron publicadas en la página web. En diversas ocasiones, los Gobiernos pidieron a la Secretaría Ejecutiva que hiciera compilaciones de las contribuciones. En estas compilaciones se agruparon las contribuciones de los gobiernos y de los observadores. En la primera ronda de compilaciones (para la PrepCom 2 de la Fase de Ginebra y entre la PrepCom 2 y la Reunión Intersesional de París) las contribuciones de los Gobiernos se pusieron en primer lugar y en segundo lugar las de los observadores. En una etapa ulterior, especialmente durante la segunda fase y los proyectos del Grupo de Amigos del Presidente, las contribuciones de los Gobiernos (primero) y de los observadores (después) fueron resumidas en cada uno de los párrafos por separado, lo que facilitó a los Gobiernos la tarea de incorporar durante las negociaciones los comentarios de los observadores en el texto final.

    Esta práctica fue muy importante, no sólo porque facilitó las negociaciones, sino porque hizo que todo el proceso de la CMSI resultara muy transparente. Las disposiciones para la participación incluían las normas básicas para estas prácticas, pero las normas fueron redefinidas por las disposiciones no escritas antes mencionadas.
     
  2. Contribuciones orales: Se adoptó como práctica habitual en la CMSI permitir a los observadores tomar la palabra durante las PrepCom durante 45 minutos cada día sobre los temas objeto de debate, y en las sesiones de la tarde durante 45 minutos cada 6 horas. La duración del intervalo para los observadores y el momento de su intervención se determinaba normalmente en la Oficina Intergubernamental. Durante la Reunión Intersesional de París, la duración se extendió a una hora diaria por observador. En general los observadores intervenían al principio del día, y sobre los temas que se encontraban en el orden del día. El tiempo para los observadores normalmente se dividía en una tercera parte para las empresas, otra para la sociedad civil y otra para las organizaciones internacionales. Se procedía a rotación para determinar el grupo de observadores que debía hablar antes. Durante las reuniones oficiosas, los observadores la mayoría de las veces podían hablar sobre el tema en cualquier instante y sin decisión previa. Un logro importante hacia el final de las negociaciones en ambas fases fue el de dar a los observadores la palabra al principio del examen de cada capítulo, con el fin de reunir todos sus comentarios y sugerencias sobre un capítulo al mismo tiempo.
     
  3. Presencia: Tras algunas dudas iniciales, se permitió a los observadores estar presentes (y tomar la palabra) no únicamente en las sesiones plenarias y las reuniones de los subcomités, sino también en grupos de trabajo y reuniones oficiosas de composición abierta. En la Fase de Túnez, se permitió explícitamente a los observadores participar en algunas de las reuniones del Grupo de Amigos del Presidente y estuvieron presentes durante las negociaciones finales entre los Gobiernos, puesto que estas negociaciones tuvieron lugar principalmente en reuniones de Subcomités, del 13 al 15 de noviembre de 2005. Se les dio la palabra por última vez el 13 de noviembre de 2005, durante la Sesión Plenaria de apertura.

    No se permitió la presencia de observadores en las reuniones de la Oficina Intergubernamental. Durante las reuniones preparatorias de la PrepCom 1 de la Fase de Ginebra, algunos Gobiernos propusieron una Oficina tripartita, pero la idea no contó unanimidad y fue desechada. Pero ambos Presidentes de PrepCom (S.E. Adama Samassékou de Malí en la Fase de Ginebra y el Embajador Janis Karklins de Letonia en la Fase de Túnez) entablaron amplias consultas con representantes de la Sociedad Civil y empresas, a menudo antes y/o después de las reuniones de la Oficina Intergubernamental, manteniendo de este modo el enfoque característico de la CMSI de integrar a múltiples partes interesadas. Se celebraron periódicamente reuniones conjuntas entre los Gobiernos y la CSB y/o el CCBI.
     
  4. Organización interna de la sociedad civil y empresarial: La sociedad civil y el sector empresarial se organizaron y formaron una Oficina para la Sociedad Civil (Civil Society Bureau, CSB) y un Comité Coordinador de Interlocutores Empresariales (Coordinating Committee of Business Interlocutors, CCBI, BASIS desde 2006) para lograr una mejor interacción con las estructuras intergubernamentales de la Cumbre en lo que se refiere a asuntos de procedimiento. La Sociedad Civil decidió organizarse por sí misma en un Plenario, familias y grupos temáticos o regionales, adoptando a la Cámara de Comercio Internacional, en París, como interlocutor de facto para las entidades comerciales. La sociedad civil y el sector privado decidieron diariamente la composición de la lista de oradores. Durante las PrepCom, ambas entidades celebraron diariamente sesiones plenarias (en la fase de Ginebra, los oradores de la sociedad civil y los temas fueron elegidos por la reunión del grupo de contenido y temas) para discutir los temas de las intervenciones futuras y decidir el/los orador/es. Las listas de oradores se entregaron al presidente del Comité Preparatorio, diariamente, al inicio de cada reunión. Asimismo, durante las PrepCom, la Oficina Intergubernamental celebró al menos una reunión diaria con la CSB, por una parte, y con el CCBI, por la otra. Esto favoreció el intercambio de sus expectativas mutuas sobre los procedimientos y fortaleció el entendimiento mutuo entre los Gobiernos, la sociedad civil y el sector empresarial.
     

  5. Intervenciones de la Cumbre: En anteriores Cumbres de las Naciones Unidas, normalmente de alto nivel, de nivel ministerial o de nivel de cumbres, los observadores solían intervenir en el segmento de alto nivel. La CMSI no tuvo diferentes niveles. Por ello, durante las Fases de Ginebra y de Túnez de la Cumbre, los observadores tomaron la palabra directamente en el segmento de la Cumbre durante 30 a 60 minutos al final de cada Sesión Plenaria, dependiendo de la duración de la dicha Sesión Plenaria.
     
  6. Mesas redondas y Grupos de Expertos: Durante las PrepCom y las Fases de Ginebra y de Túnez de la Cumbre, se organizó una serie de mesas redondas con participación de múltiples interesados (y en Túnez un Grupo de Expertos integrado por múltiples interesados) como una parte oficiosa de las PrepCom y de la Cumbre, y los resúmenes de los debates de estas mesas redondas y Grupos de Expertos se añadieron a los Informes Finales de las PrepCom y a las Fases de Ginebra y de Túnez de la Cumbre. El formato de las mesas redondas de las PrepCom se decidía en la Oficina Intergubernamental, mientras que el formato de las Mesas redondas de la Cumbre y la inclusión de observadores se consideraba previamente en la Oficina Intergubernamental y luego se refrendaba en la Plenaria, al aceptar el documento del formato de la Cumbre de Ginebra (en la Fase de Ginebra) y el formato de la Cumbre de Túnez (en la Fase de Túnez). Se pidió a la CSB y CCBI que formulasen propuestas sobre los participantes de las mesas redondas y de los Grupos de Expertos (tanto en las PrepCom como en la Cumbre). El Secretario General de la Cumbre tomó la decisión final sobre los participantes.
     
  7. Lugar de las reuniones: Durante las PrepCom y las Fases de Ginebra y de Túnez de la Cumbre, se ofreció espacio a todas las partes interesadas en la CMSI para celebrar reuniones simultáneas. Durante las PrepCom, se celebraron en promedio 30 ó 40 reuniones simultáneas y durante las Cumbres de Ginebra y de Túnez se celebraron más de 300 reuniones simultáneas. Durante las PrepCom las reuniones paralelas normalmente se convocaron en los locales de la PrepCom. En las Cumbres de Ginebra y de Túnez, algunas reuniones se celebraron fuera de los locales de la Cumbre, en la zona de exposición (y por tanto no estuvieron al amparo del Acuerdo con el país anfitrión). Durante las Fases de Ginebra y de Túnez algunos eventos paralelos presentaron Informes directamente a la Cumbre, durante el tercer y último día de la Cumbre (esta práctica también fue refrendada en los documentos sobre el formato antes mencionado).

go Civil society at WSIS, seen through the lens of the Conference of NGOs (CONGO) [inglés]


 

información básica | primera fase: Ginebra | segunda fase: Túnez | inventario | sala de prensa | enlaces

Comienzo de la página - Copyright © CMSI 2007 Reservados todos los derechos - Logotipo de la Cumbre
Notificación de Privacidad
Actualizado el 2007-07-02