Pagina Principal UIT Unión Internacional de Telecomunicaciones Français | English 
  Copia Imprimible 
Pagina Principal UIT
Pagina Principal : Sala de prensa : la Reforma
  
GRUPO ASESOR PARA LA REFORMA

Observaciones y recomendaciones para la reforma1

  1. Asociación del sector público y privado. La reforma de la UIT exige una visión común de su futuro, como asociación de los sectores público y privado, a fin de preservar y fortalecer el crédito del que goza la Unión en el plano internacional. Es necesario definir mejor las funciones respectivas en el marco de esta asociación, a fin de que ambas partes tengan derechos y asuman obligaciones. Las funciones de adopción de decisiones de la UIT deben reflejar el moderno entorno de las telecomunicaciones, caracterizado por la competencia, y en el cual el sector privado asume la función dinámica y los organismos de reglamentación actúan como árbitros para salvaguardar el interés público general. Se sugiere que en el Consejo se examine el proceso de adopción de decisiones, teniendo en cuenta la posible inclusión del sector privado. Una vez que se haya examinado el equilibrio del proceso de adopción de decisiones en la UIT entre los sectores público y privado, se deberá también modificar en consecuencia el equilibrio de la financiación.
  2. Las radiocomunicaciones y la administración de los recursos escasos. La UIT debe seguir cumpliendo una función eficaz de armonización en el plano mundial, incluidas sus funciones derivadas de tratados; sin embargo, la Unión podría asumir una función más enérgica de promoción de la armonización regional, interregional y bilateral de la utilización del espectro y los segmentos orbitales, lo que incluye la solución de diferencias. En el marco del proceso de reforma se deberán examinar los problemas derivados de los "satélites ficticios". Es preciso, si es posible, simplificar los procedimientos, a fin de reducir el volumen de trabajo atrasado en la coordinación de satélites.
  3. Normalización. Uno de los aspectos positivos del UIT-T es que se trata de un órgano de normalización mundial abierto a la participación de todos los países. Su función en el futuro dependerá de la celeridad con que pueda actuar y su capacidad de crear valor añadido o mejorar la calidad, por ejemplo, dar legitimación y transparencia mundial a las normas elaboradas en otros lugares. El UIT?T podría convertirse en un promotor de la colaboración, mediante la convocación de reuniones entre los diferentes órganos de normalización y los foros de la industria, en particular acerca del interfuncionamiento entre Internet y las redes de telecomunicaciones fijas y móviles. Esta nueva función no exigiría tantas Comisiones de Estudio, pues las actividades de desarrollo de normas de la UIT se concentrarían en ámbitos en que el UIT?T ya tiene una posición de liderazgo, por ejemplo, transmisión óptica, servicios vocales, señalización de numeración y gestión de redes. La labor del UIT?T debería orientarse a proyectos, y en la misma debería integrar al sector privado y sus métodos de trabajo, que han impulsado el desarrollo de Internet.
  4. Desarrollo. Las metas de la labor del UIT?D son muy importantes. Habida cuenta de la rápida evolución del paradigma de reglamentación de los mercados de telecomunicaciones, la escasez de conocimientos y de recursos humanos especializados en reglamentación se ha convertido en un fenómeno generalizado. La UIT debe ampliar su enfoque; no debe restringirse a la asistencia técnica, sino que también es preciso ayudar a los países en desarrollo a establecer marcos reglamentarios favorables al mercado y a salvar la disparidad en materia digital. Ello requerirá una mayor participación del sector privado y una cooperación más estrecha con los bancos de desarrollo, especialmente el Banco Mundial. A estos efectos deberá fortalecerse la función de las oficinas regionales.
  5. Cuestiones de política
    • Ámbitos relacionados con la política. La UIT puede servir como centro de coordinación internacional para el debate de la política de telecomunicaciones y los asuntos de reglamentación. La Unión debe constituir un foro en que las autoridades reguladoras nacionales de todo el mundo puedan examinar las cuestiones fundamentales y obtener la contribución de los que estarán sujetos a la reglamentación. Si se agrupa la labor en materia de política que se desarrolla dentro de la Secretaría, ello ayudaría a centralizar los conocimientos de reglamentación, en un dinámico "centro de conocimientos". Este centro recopilaría y cotejaría las políticas de reglamentación basadas en prácticas ejemplares de diferentes países, y actuaría como depositario de las estadísticas de referencia en su ámbito de especialización.
    • Internet y la convergencia. La UIT puede desempeñar una función útil en el futuro, al servir como entidad coordinadora o matriz a nivel mundial, en sus ámbitos de competencia, y como promotor para la solución de los problemas que plantea la diversidad de políticas y normas nacionales, que puede impedir el crecimiento de Internet y del comercio electrónico. La UIT también puede aportar su crédito a nivel internacional para legitimar las iniciativas elaboradas por el sector privado y otros órganos, pero debe evitar intervenir en cuestiones que no se sitúan dentro de sus conocimientos básicos, por ejemplo, las relativas al contenido.
    • Cooperación. La UIT debe asumir una función más activa, estrechando su colaboración con otras organizaciones regionales e internacionales interesadas en las telecomunicaciones (por ejemplo, la OMC) y en la financiación de inversiones (por ejemplo el Banco Mundial), y coordinar la cooperación entre los diferentes órganos, a fin de promover la coherencia internacional y evitar la duplicación de tareas.
  6. Mecanismo de solución de diferencias. Los gobiernos y el sector privado acogerían con beneplácito un examen de los procedimientos en vigor en la Unión para regir la solución de diferencias, a fin de determinar si es posible ampliar su ámbito y ofrecer a los gobiernos y al sector privado un mecanismo neutro y eficaz para resolver las controversias internacionales.
  7. Métodos de trabajo y gestión de la UIT
    • Si procede, se deberá hacer más hincapié en la obtención de un consenso previo entre los Miembros y la elaboración de órdenes del día cuidadosamente preparados. Ello requerirá diversos tipos de medidas, por ejemplo, la convocación de reuniones regionales de coordinación y grupos de expertos, antes de las conferencias y asambleas en que se adoptan las decisiones principales. Se deberán reforzar las atribuciones del Consejo, a fin de que pueda adoptar decisiones sobre cuestiones de política que evolucionan con rapidez, si es necesario, mediante una votación por mayoría. La UIT debe recurrir en mayor medida a los grupos de expertos ad hoc con un mandato específico y una duración determinada, para que se ocupen de los problemas de política urgentes. Se deberán utilizar en la mayor medida posible los métodos de trabajo electrónicos.
    • La responsabilidad por la administración de la UIT deberá incumbir al Secretario General, a quien convendría conferir una mayor autoridad y responsabilidad en el funcionamiento de la Unión. Los métodos actuales para la elección de funcionarios son largos e ineficaces. Es necesario establecer un nuevo proceso más eficiente para la propuesta y aprobación de la designación de funcionarios. Los miembros del sector privado del Grupo Asesor, con el apoyo de algunos de sus otros colegas, sugieren que el Secretario General proponga una lista de los candidatos que deberán ser designados por los órganos adecuados, tomando en cuenta la necesidad de un alto nivel de aptitudes y un equilibrio geográfico.
    • La UIT necesita instrumentos de gestión más flexibles, por ejemplo, la excelencia en el rendimiento y una gestión económica. Un enfoque horizontal de las cuestiones fundamentales y una armonización de las metas facilitaría una mejor coordinación entre los Sectores. Se debe asignar a la Secretaría una función más dinámica. En algunos ámbitos, por ejemplo, el retraso en la tramitación de notificaciones de satélites, la solución más rápida sería la reestructuración del proceso. Algunos miembros del Grupo Asesor estiman que sería posible adoptar el inglés como idioma de trabajo, y que los grupos lingüísticos sufraguen los gastos de traducción. Esto ayudaría considerablemente a reducir los costos y mejorar la eficiencia.
    • Para impulsar el proceso de reforma, se deberá nombrar un grupo externo especializado que elabore recomendaciones concretas, con entregas parciales en plazos fijos.
  8. Exposiciones TELECOM. Una parte importante del proceso de reforma sería una reevaluación de las manifestaciones TELECOM. En particular, la industria privada debería procurar una revisión de la gestión, la periodicidad y la supervisión de TELECOM y sus manifestaciones.

Nota 1. Estas recomendaciones y observaciones fueron enunciadas por los miembros del Grupo Asesor sobre la Reforma de la UIT en su segunda reunión, celebrada el 10 de marzo de 2000. Los miembros del Grupo Asesor participaron a título privado y expresaron sus opiniones sobre las orientaciones que debería adoptar la reforma. Este Informe se presentará al Consejo de la UIT y su Grupo de Trabajo sobre la Reforma de la UIT, como parte del Informe del Secretario General de la UIT. También estarán disponibles las contribuciones individuales de los miembros del Grupo Asesor.
 

 

Comienzo de la página - Comentarios - Contáctenos - Es propiedad © UIT 2008 Reservados todos los derechos
Contacto público : División de relaciones exteriores y comunicación corporativa
Actualizado el 2005-02-08