Actualidades de la UIT

Conozca lo que está pasando en el mundo de las telecomunicaciones

English  |  download pdf
                     

El Primer Ministro Vladimir Putin reitera el apoyo de la Federación de Rusia a la UIT
 
 
image
Crédito de la foto: ITU/V. Martin
El Secretario General de la UIT, Hamadoun I. Touré, se reúne con el Primer Ministro de la Federación de Rusia, Vladimir Putin

El acceso mundial a los beneficios de las tecnologías de la información y la comunicación (TIC) fue el tema central abordado el 15 de junio de 2011 en Ginebra, con ocasión de la reunión mantenida por el Secretario General de la UIT, Dr. Hamadoun I. Touré, con el Primer Ministro de la Federación de Rusia, Sr. Vladimir Putin.

Durante una histórica visita a Ginebra, el Primer Ministro Putin mantuvo reuniones bilaterales con varios jefes ejecutivos de los organismos de las Naciones Unidas. Reiteró el respaldo de su país a la UIT y subrayó el importante papel desempeñado por la Unión en la promoción del desarrollo del sector de las TIC en todo el mundo. Tras recordar que la UIT es una de las organizaciones internacionales más antiguas, el Primer Ministro dijo que “Rusia fue uno de los cofundadores de la Unión y pretende ser un miembro activo de ella”.

Muchas cuestiones del programa mundial requieren la cooperación internacional. Refiriéndose a Internet en particular, el Primer Ministro Putin dijo: “Si vamos a hablar de la democratización de las relaciones internacionales, creo que una esfera crucial es el intercambio de información y el control mundial sobre dicho intercambio. Esto es ciertamente prioritario en el programa internacional”.

El Dr. Touré dijo que el apoyo político y técnico de la Federación de Rusia ha contribuido a la adopción de muchas resoluciones y decisiones de la UIT, que a su vez han propiciado el logro de avances sociales y económicos en todo el mundo. Elogió a la Federación de Rusia por su progreso estelar en el sector de las TIC, y señaló que la población de Rusia registra un 166% de abonos móviles celulares, lo que representa más del doble del promedio mundial.

El Dr. Touré expresó sus opiniones sobre el desarrollo de Internet en el futuro y resaltó la importancia de la cooperación internacional en materia de ciberseguridad. Para disfrutar de los numerosos beneficios que ofrece un mundo interconectado, las personas tienen que confiar en que las redes, los servicios y las aplicaciones que utilizan son seguras. Con más de 2.000 millones de usuarios actualmente en todo el mundo, Internet es un recurso común cada vez más extendido, lo que aumenta enormemente las oportunidades pero también los peligros en línea, especialmente para los niños.

image
De izquierda a derecha: Valery Timofeev, ex Director de la Oficina de Radiocomunicaciones de la UIT (2003–2010); Doreen Bogdan-Martin, Jefa del Departamento de Planificación Estratégica y de Relaciones con los Miembros de la UIT; Houlin Zhao, Vicesecretario General de la UIT; Dr. Hamadoun I. Touré (quinto por la izquierda), Secretario General de la UIT; Vladimir Putin, Primer Ministro de la Federación de Rusia; Valery Lochtchinin (octavo por la izquierda), Embajador de la Federación de Rusia; Igor Shchegolev (noveno por la izquierda), Ministro de Telecomunicaciones y Comunicaciones de Masa de la Federación de Rusia; y la delegación de la Federación de Rusia durante una reunión en la Oficina de las Naciones Unidas de Ginebra
Crédito de la foto: ITU/V. Martin

El Primer Ministro Putin destacó que una de sus prioridades es proteger a los niños en la red, lo que constituye también una de las principales esferas de interés de la UIT. La iniciativa Protección de la Infancia en Línea (PIeL) de la UIT congrega a asociados de todos los sectores de la comunidad internacional con el fin de crear una experiencia en línea segura para los niños en todo el mundo. Los principales objetivos de PIeL son detectar los riesgos para los niños en el ciberespacio y concienciar acerca de los peligros, así como desarrollar herramientas prácticas para contribuir a minimizar los riesgos y compartir conocimientos y experiencia al aplicarlos.

La reunión se celebró en la Oficina de las Naciones Unidas en Ginebra. El Dr. Touré estuvo acompañado por Houlin Zhao, Vicesecretario General de la UIT; Doreen Bogdan-Martin, Jefa del Departamento de Planificación Estratégica y de Relaciones con los Miembros de la UIT; y Valery Timofeev, ex Director de la Oficina de Radiocomunicaciones (BR) de la UIT (de 2003 a 2010).

La contribución científica de Rusia a la comunidad mundial de un vistazo

Tras señalar que la Federación de Rusia se hizo miembro de la UIT el 1.º de enero de 1866, el Dr. Touré alabó al país por su larga y distinguida trayectoria en las telecomunicaciones. “La contribución científica de Rusia a la comunidad mundial, en particular a la exploración espacial y a la radiocomunicación, nos ha ayudado a alcanzar nuestros objetivos de conectar el mundo”, dijo el Dr. Touré, quien mencionó el lanzamiento del primer satélite espacial y el primer vuelo espacial tripulado realizado por Yuri Gagarin hace 50 años.

El primer satélite artificial de la Tierra

La era espacial comenzó el 4 de octubre de 1957, cuando la Unión Soviética lanzó con éxito el Sputnik-I. El primer satélite artificial del mundo tenía 58 cm de diámetro, pesaba 83,6 kg y tardaba 98 minutos en describir una órbita alrededor de la Tierra. El lanzamiento del Sputnik cambió el paisaje político, tecnológico y científico de todo el mundo.

“Allá vamos”

En la mañana del 12 de abril de 1961, Yuri Gagarin, de 27 años de edad, estaba en una cápsula espacial encima de un cohete de propulsión de 30 metros de alto en el campo de pruebas de Tyuratam, en Kazajstán, actualmente el Cosmódromo de Baikonur. Cuando el cohete despegó hacia el espacio a las 9.07 de la hora local, Gagarin dijo “Poyekhali” (“Allá vamos”).

Gagarin vio amanecer mientras se desplazaba sobre el Atlántico Sur y quedó impresionado por la vista a través de la ventana de la cápsula, haciendo alusión al “bello aura” de la Tierra y a las impactantes sombras proyectadas por las nubes sobre la superficie de nuestro planeta.

Desde su cápsula espacial mantuvo al equipo de control de la misión informado de su estado utilizando una radio de alta frecuencia y una llave telegráfica. Con todo, el control de la nave espacial se ejercía desde tierra, debido a la preocupación por los desconocidos efectos de la ingravidez. Si se perdía el control de tierra, Gagarin tenía que abrir un sobre sellado que contenía códigos que le permitirían utilizar un rudimentario ordenador de a bordo para tomar el mando de la nave. “Nunca me puse nervioso durante el viaje espacial; no había razones para ello”, dijo Gagarin posteriormente.

image
Crédito de la foto: AFP/ Sergey Subbotin / RIA NOVOSTI
El astronauta Yuri Gagarin (1934–1968) dentro de la cápsula de la nave espacial Vostok-1. Gagarin realizó el primer vuelo tripulado el 12 de abril de 1961

Ondas radioeléctricas y un radioenlace

Una placa colocada en la sede de la UIT en Ginebra conmemora la labor del físico y pionero de las radiocomunicaciones Alexander Stepanovich Popov. Nacido en marzo de 1859, Popov trabajó primeramente en la Universidad de San Petersburgo, donde había estudiado. En 1883 fue nombrado profesor de la Escuela de Torpedos de la Marina Rusa, ubicada en Kronstadt. Dado que se estaba introduciendo la energía eléctrica en los buques, investigó las aplicaciones prácticas de las corrientes de alta frecuencia y de las ondas electromagnéticas (incluidas las radioeléctricas) que éstas producían. En 1984 terminó la fabricación de un dispositivo destinado a generar ondas electromagnéticas, pero sólo pudo detectarlas a unos pocos metros.

En esa época, las ondas electromagnéticas se recibían con un “cohesor”. Popov mejoró la sensibilidad del cohesor e inventó un mecanismo que reconfiguraba automáticamente el dispositivo. Utilizó este equipo para controlar los rayos, que constituían un grave peligro para la vida en el mar. Conectando un extremo del cohesor a una antena y el otro a tierra, detectó descargas eléctricas en la atmósfera a muchos kilómetros de distancia. Era la primera vez que se utilizaba una antena de ese tipo para recibir ondas radioeléctricas.

Popov hizo una demostración de su invento ante la Sociedad de Física y Química de Rusia el 7 de mayo de 1895. Posteriormente, en una reunión de la Sociedad en marzo de 1896, Popov mostró cómo su dispositivo podía utilizarse en general para enviar y recibir información por radio. Ya en 1899, Popov había concebido una forma de enviar señales radioeléctricas a los buques y recibirlas de ellos a una distancia de hasta 30 km. Asimismo, en enero de 1900 estableció un enlace radioeléctrico de 47 km entre la isla Hogland, ubicada en el Golfo de Finlandia, y la ciudad costera de Kotka.

 

  Anterior Versión imprimible Comienzo de la página Enviar correo electrónico a un amigo Siguiente © Derecho de autor de la UIT 2014
Denegación de responsabilidades - Política de privacidad