Actualidades de la UIT

Conozca lo que está pasando en el mundo de las telecomunicaciones

中文  |  English  |  Français  |  Русский  |  download pdf
                     

Tendencias de las telecomunicaciones
Auge de los dispositivos móviles: Su impacto en nuestras vidas y en las redes
 
image
Crédito de la foto: AFP

Las personas ven los aparatos de la sociedad de información. Ven los dispositivos —teléfonos inteligentes, tabletas multimedia, ordenadores portátiles, ordenadores de sobremesa, miniportátiles o llaves electrónicas— que abren las puertas de Internet. Estos dispositivos contienen la inteligencia necesaria para las redes con conmutación de paquetes por guiaondas acodado. En realidad, estos dispositivos de usuario final son los que realmente ofrecen la experiencia en línea.

La agilización de las redes ha provocado la aparición de nuevos y potentes dispositivos de muchos tipos, desde teléfonos inteligentes como el iPhone de Apple y los teléfonos Android de Google hasta dispositivos informáticos portátiles como miniportátiles y smartbooks, dispositivos de tableta como el iPad de Apple o el Galaxy de Samsung, o dispositivos de uso específico como el Kindle de Amazon. Los avances en el diseño y la fabricación de los chips y la reducción de costos han propiciado la creación de diversos dispositivos que acercan la informática a muchas más personas.

Gartner, Inc., una empresa mundial de asesoría e investigación sobre tecnologías de la información, calcula que el número total de teléfonos inteligentes vendidos en todo el mundo en 2010 fue de 296,6 millones. La industria en su conjunto siguió encontrando su mayor mercado en las regiones desarrolladas del mundo con redes más rápidas y más disposición de ingresos, señala Gartner. Sólo en el último trimestre de 2010, Europa Occidental y América del Norte registraron el 52,3% de las ventas mundiales de teléfonos inteligentes, y estos últimos representaron cerca de la mitad de todos los teléfonos vendidos en estas regiones. En lo que respecta al conjunto del mercado de teléfonos móviles —no sólo al segmento de los teléfonos inteligentes— las ventas unitarias ascendieron en torno a 1.600 millones en 2010 (véase el cuadro).

Ventas mundiales de dispositivos móviles a usuarios finales en 2010 (en millares de unidades)
image
Fuente: Gartner (febrero de 2011).

A la cabeza del mercado de sistemas operativos de teléfonos inteligentes están: Symbian, de Nokia; Android, de Google; iOS de Apple y BlackBerry OS de RIM. Las ventas de Android en el último trimestre de 2010 siguieron estando impulsadas por la amplia disponibilidad de numerosos productos de gama alta de HTC (gama Desire, Incredible y EVO), Samsung (Galaxy S) y Motorola (Droid X, Droid 2).

En febrero de 2011, Nokia y Microsoft anunciaron planes para formar "una amplia alianza estratégica que utilizaría sus fortalezas y conocimientos complementarios para crear un nuevo ecosistema móvil mundial". En el marco de la alianza propuesta, Nokia adoptaría Windows Phone como su principal estrategia de teléfono inteligente, innovando en lo más alto de la plataforma en esferas como la imagen.

Los teléfonos inteligentes están impulsando la demanda

Los teléfonos inteligentes y los miniportátiles están impulsando la demanda de redes de banda ancha móviles y Wi-Fi, ya que estos dispositivos se están convirtiendo en el medio principal que la gente usa para conectarse. Los consumidores están utilizando la banda ancha inalámbrica para conectarse a Internet. Esta tendencia es prometedora para los países en desarrollo, donde muchos consumidores no pueden permitirse un portátil o un ordenador personal o no tienen acceso a servicios de banda ancha de línea fija. Los teléfonos inteligentes que operan en una red de banda ancha móvil pueden ofrecer acceso a Internet a bajo costo, especialmente si los operadores subvencionan la adquisición de teléfonos para "sembrar" el creciente mercado inalámbrico de banda ancha.

La tecnología inalámbrica puede ser la pista de Internet para miles de millones de personas en todo el mundo, especialmente porque cada vez más gente utiliza el teléfono móvil como su principal o único dispositivo de comunicación oral.

Convergencia de dispositivos

Como consecuencia de la revolución digital, la parte más sustituible de la cadena de valor de las comunicaciones es probablemente el dispositivo utilizado para generar la transmisión digital. En 2005, la República de Corea se convirtió en el primer país del mundo en el que los teléfonos móviles podían recibir señales de televisión digital. Los coreanos habían comprado 20 millones de teléfonos en el segundo trimestre de 2009, cantidad que doblaba la del primer trimestre de 2008 y que era 11 veces el número de teléfonos vendidos cuando la televisión móvil se implantó por primera vez.

En la República de Corea, la televisión móvil en abierto es una realidad que dura ya cinco años. Según los radiodifusores del país, 27 millones de personas —el 56% de la población— la ven regularmente. Aunque los coreanos son los líderes mundiales en la visión de televisión móvil, esta tecnología también se está popularizando en China, en Asia Sudoriental, la India, África y América Latina.

En los Estados Unidos, los radiodifusores están empezando a probar la programación de televisión móvil gratuita financiándola con publicidad. Se prevé ofrecer contenido de calidad previo pago en el futuro.

Hay una aplicación para eso

¿Desea utilizar su teléfono como brújula o como chimenea personal? Hay una aplicación para eso: una aplicación de software que normalmente se puede descargar en cuestión de minutos, comprar y pagar en línea y almacenar (o no) en el dispositivo móvil para su uso futuro.

El rápido crecimiento de los teléfonos inteligentes y de las tiendas de aplicaciones ha introducido una amplia gama de aplicaciones móviles en el mercado, estimulando la fascinación de los clientes con sus nuevos teléfonos de alta tecnología. Muchas de estas aplicaciones hacen uso de las cámaras de los teléfonos inteligentes, de la capacidad de localización del Sistema mundial de determinación de posición (GPS) y del acceso a Internet, lo que da lugar a nuevas características que muchos consumidores encuentran útiles. Otras aplicaciones, aunque parezcan irresistibles, se encuentran un poco más abajo en la escala de utilidad.

Muchas de las aplicaciones podrían describirse mejor como aplicaciones específicas. Por ejemplo, las aplicaciones de mapas de navegación estelar permiten a los aficionados a la astronomía apuntar simplemente con sus teléfonos al cielo nocturno y vean en las pantallas de sus móviles los nombres de las constelaciones que están contemplando. En cambio, las aplicaciones de mayor realismo en la percepción (augmented reality) permiten que los usuarios vean información "en capas" relativa a restaurantes, cines, y otros lugares públicos que se observen a través del visor de la cámara del teléfono inteligente. Sólo el tiempo dirá qué aplicaciones son verdaderamente pioneras.

El teléfono inteligente y su tienda de aplicaciones complementaria ponen de manifiesto el poder y la flexibilidad que los teléfonos avanzados pueden ofrecer en combinación con las redes móviles de datos de alta velocidad. En junio de 2010, con más de 2.000 millones de descargas y 225.000 aplicaciones en su tienda de aplicaciones (App Store), Apple aún seguía en cabeza. Sin embargo, Google, gracias a la competencia ejercida por su sistema operativo Android para teléfonos inteligentes y su tienda Android (Android Market) de aplicaciones compatibles, estaba registrando un crecimiento espectacular. El Android Market de Google ha vendido más de 250 millones de descargas, y ofrece más de 65.000 aplicaciones. Los fabricantes y operadores están desarrollando otras tiendas de aplicaciones, aumentando las características accesibles para los usuarios de teléfonos inteligentes.

Sabe dónde está

Según Skyhook, actualmente existen más de 6.000 aplicaciones basadas en la posición para iPhone, 900 para Android y 300 para BlackBerry, y no estamos más que al principio. Estas aplicaciones basadas en la posición abarcan desde redes sociales (como Twitter, Foursquare o Google Buzz) hasta el seguimiento de niños, juegos y publicidad basada en la posición orientada al usuario. Las aplicaciones de mayor realismo en la percepción también están generando entusiasmo.

Las preocupaciones acerca del derecho a la intimidad son uno de los perjuicios sociales crecientes asociados a estas aplicaciones. Según una encuesta australiana, los mayores temores que genera el uso de aplicaciones basadas en la posición son que revelan la ubicación de la casa de cada uno y que facilitan el acoso. Un estudio realizado por la Universidad Carnegie Mellon de los Estados Unidos reveló que los usuarios también se preocupan por si son vigilados por el gobierno, y no quieren ser molestados recibiendo publicidad basada en su posición exacta. Un sitio web llamado Please Rob Me (Por favor, róbenme) señaló los riesgos potenciales de compartir datos basados en la posición.

Aplicaciones push y pull

Algunas aplicaciones móviles envían (push) información de un servidor a un dispositivo móvil. Otras son iniciadas por el dispositivo móvil (mediante la interacción del usuario o de un programador automatizado) y extraen (pull) información desde la web. Los teléfonos inteligentes sacan partido de ambos tipos de aplicaciones. Las aplicaciones push requieren poca intervención por parte del usuario, pero pueden percibirse como más invasivas, ya que el usuario no controla la recepción de actualizaciones. Para el usuario, sin embargo, existen pocas diferencias entre ambos tipos de actualización.

image
Crédito de la foto: AFP

Tendencias de las tarifas

Todas las partes subyacentes de la sociedad de la información están colocándose en su sitio: las redes medulares de alta velocidad y gran capacidad; las redes de acceso, aparatos y accesorios de banda ancha alámbrica e inalámbrica; las características y aplicaciones para hacerlos funcionar, y servicios avanzados como la televisión móvil para ofrecer contenido. ¿Cómo vamos a pagar todo esto? ¿Qué mecanismos de fijación y medición de precios son los más razonables?

En muchas áreas, la manera más fácil y sencilla de promover la aceptación de un servicio ha sido ofrecer tarifas planas no vinculadas al uso. Los clientes pagan (a veces) una tasa de inicio del servicio, y posteriormente disfrutan de un uso ilimitado pagando una cantidad al mes. Sin embargo, esto puede generar enormes desequilibrios en la descarga de datos por parte de unos pocos consumidores, lo que pone en aprietos incluso la capacidad de una red de banda ancha.

Según el operador estadounidense AT&T, aproximadamente el 3% de los usuarios de teléfonos inteligentes están consumiendo en torno al 40% de su capacidad de red. A consecuencia de esto, el mercado del servicio móvil de los Estados Unidos ha empezado a escalonar los planes de datos inalámbricos. Por ejemplo, el servicio DataPlus de AT&T ofrece 200 Mbit/s por 15 USD al mes, y su oferta de DataPro proporciona 2 Gbit/s por 25 USD. En el primer trimestre de 2010, Nielsen Corp analizó 60.000 facturas de telefonía móvil en los Estados Unidos y descubrió que el usuario medio de datos móviles de teléfonos inteligentes consumió aproximadamente 300 Mbit/s al mes.

     

¿Cuándo sabe que está viviendo en la sociedad de la información?

  • Cuando las personas parecen estar hablando consigo mismas, hasta que se acerca lo suficiente como para ver sus auriculares inalámbricos.

  • Cuando rellena impresos estatales y paga tasas en línea, ahorrándose tiempo y molestias.

  • Cuando hace reservas en hoteles, adquiere billetes de avión o tren y factura el equipaje en línea.

  • Cuando "participa" en una reunión transoceánica utilizando un ordenador portátil.

  • Cuando adquiere joyería en línea, hecha a mano por artesanos de un país del otro extremo del mundo.

  • Cuando, a través de un sitio de redes sociales, se hace "amigo" de alguien que nunca ha conocido personalmente.

  • Cuando estudia en una universidad en línea y colabora en un proyecto con un "compañero de clase" que se encuentra en otro continente.

  • Cuando un depredador financiero o sexual contacta con usted por Internet.

La fijación de los precios según la cantidad de datos que ofrece puntos de precios más bajos puede ser más justa para los consumidores. El operador de telecomunicaciones del Reino Unido O2 también ha abandonado los planes de datos ilimitados. Otra forma posible de propiciar la fijación de precios según la cantidad de datos es ofrecer opciones menos caras con el fin de tentar a los consumidores móviles para que adquieran un plan de datos. Sin embargo, los operadores inalámbricos de Suecia están yendo en dirección contraria, ya que están cambiando los planes escalonados por planes de uso ilimitado. Tanto 3 Sweden como Tele2 han eliminado los topes de datos de sus planes más caros.

En lo que se refiere a la línea fija, el operador de cable estadounidense Comcast lleva experimentando con la medición del uso de los datos desde 2008. Ha establecido un tope combinado de carga y descarga de 250 Gbit/s al mes. El cliente medio de Comcast utiliza un promedio de 2 a 4 Gbit/s al mes y menos de un 1% se acerca al tope de 250 Gbit/s, según Comcast. Internacionalmente, los operadores de línea fija se han encontrado más cómodos estableciendo topes de ancho de banda y sus acciones no han recibido reacciones negativas por parte de los consumidores. Sin embargo, algunos críticos sostienen que los operadores de red de líneas fijas están deseosos de imponer topes para garantizar que sus propias ofertas de vídeo no se vean afectadas si los clientes cambian a los vídeos ofrecidos por Internet.

Los usuarios de teléfonos inteligentes consumen una capacidad de datos cinco veces superior a la que consumen los usuarios de teléfonos móviles normales. Dado que el número de usuarios que compran y utilizan teléfonos inteligentes va en aumento, los operadores de los Estados Unidos están teniendo dificultades para satisfacer la enorme demanda de capacidad de datos.

Una estrategia es centrarse en las capacidades de red. Los operadores están modernizando las conexiones de retroceso de cobre incorporando la fibra, dividiendo los sitios de células y añadiendo torres más modernas en áreas densamente pobladas. Además, están utilizando recursos de espectro adicionales para ofrecer una capacidad mayor, invirtiendo en redes Wi-fiy animando a los usuarios a adquirir femtocélulas para traspasar el tráfico de la red del operador a las instalaciones del consumidor.

Entre tanto, los operadores han colaborado con los fabricantes de soportes físicos y lógicos para optimizar la utilización de la red por parte de dispositivos como el iPhone y de aplicaciones con un alto índice de anchura de banda como la televisión y la radio de flujo continuo por Internet. Los operadores también han introducido diferentes estructuras de tarifas, aplicando precios más altos a los clientes con planes de tasas de datos más elevadas o penalizando a los clientes que sobrepasen determinadas cuotas de datos. Los operadores también están buscando más cuotas de espectro.

 

  Anterior Versión imprimible Comienzo de la página Enviar correo electrónico a un amigo Siguiente © Derecho de autor de la UIT 2014
Denegación de responsabilidades - Política de privacidad