Actualidades de la UIT

Conozca lo que está pasando en el mundo de las telecomunicaciones

中文  |  English  |  Français  |  Русский  |  download pdf
                     

Día Internacional de la Mujer 2011
Debate del Grupo Especial de Alto Nivel:
¿A qué se debe que las jóvenes se interesen cada vez menos por la tecnología, y cómo podría invertirse esta tendencia?
cover
image
Crédito de la foto: ITU/P. Letcher
De izquierda a derecha: Suvi Lindén, Ministra de Comunicaciones de Finlandia; Doreen Bogdan- Martin, Jefa del Departamento de Planificación Estratégica y Relaciones con los Miembros de la UIT; y Jasna Matić, Ministra de Telecomunicaciones y de la Sociedad de la Información de Serbia

El Día Internacional de la Mujer que se celebra cada año el 8 de marzo marca los logros económicos, políticos y sociales de las mujeres. El tema de 2011 es “El acceso igualitario a la educación, la formación, la ciencia y la tecnología: El camino a un trabajo decente para las mujeres”. El primer Día Internacional de la Mujer se celebró en 1911.

La UIT organizó un debate de alto nivel el 10 de marzo de 2011 para celebrar el Centenario. En la apertura del debate, Doreen Bogdan- Martin, Jefa del Departamento de Planificación Estratégica y Relaciones con los Miembros de la UIT declaró: “Esto reviste una importancia especial para mí, personalmente, como mujer que trabaja para la UIT, organismo especializado de las Naciones Unidas para las tecnologías de la información y la comunicación (TIC), y como individuo que se apasiona por ver cómo las mujeres alcanzan su máximo potencial”.

      “Ni China ni India ni Internet: el crecimiento económico lo impulsan las mujeres.”

The Economist

La siguiente cita de The Economist “Ni China ni India ni Internet: el crecimiento económico lo impulsan las mujeres”, merece colocarse encima de la mesa de trabajo de todas las mujeres, señaló la Sra. Bogdan- Martin, quien hizo hincapié asimismo en la importancia de que las niñas vayan al colegio y en lograr su permanencia en el mismo. Según un Informe de la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (UNESCO): “La educación de una niña reduce drásticamente la probabilidad de que su hijo muera antes de los cinco años… Las niñas que han recibido una educación son más productivas en el hogar, están mejor pagadas en el trabajo, y tienen más habilidades de participación en la formulación de decisiones sociales, económicas y políticas”.

“¿Qué niña no querría trabajar en un sector en el que hay una manifiesta necesidad de mano de obra cualificada, donde los salarios se encuentran entre los mejores del mercado laboral y donde ella puede dejar su impronta personal en el impulso al desarrollo socioeconómico?”      

Aunque los profesionales de las TIC están bien remunerados, parece inminente una escasez de éstos a nivel mundial. De acuerdo con una estimación de la Unión Europea, dentro de diez años se necesitarán en la región 300.000 personas para ocupar empleos en el campo de las TIC; en todo el mundo, el déficit previsto se aproxima a 1,2 millones. En relación con estas estadísticas, la Sra. Bogdan-Martin añadió: “Permítanme que les haga esta pregunta: ¿qué niña no querría trabajar en un sector en el que hay una manifiesta necesidad de mano de obra cualificada, donde los salarios se encuentran entre los mejores del mercado laboral y donde ella puede dejar su impronta personal en el impulso al desarrollo socioeconómico?”.

      Doreen Bogdan-Martin Doreen Bogdan-Martin es la Jefa del Departamento de Planificación Estratégica y Relaciones con los Miembros de la UIT desde principios de 2008. Dirigió anteriormente la División del Entorno de Reglamentación y Mercado de la BDT/UIT. Antes de su incorporación a la UIT trabajó como especialista en política de telecomunicaciones en la US National Telecommunication and Information Administration (NTIA). Es titular de un Máster en Política de Comunicaciones.
Jasna Matić Jasna Matić es Ministra de Telecomunicaciones y de la Sociedad de la Información de Serbia. Está en posesión del título de Ingeniero y ha trabajado como ingeniero de caminos antes de ser asesora del Gobierno y consultora del Banco Mundial en Washington. También ha ostentado diversos cargos gubernamentales de alto rango antes de su nombramiento como Ministra de Telecomunicaciones y de la Sociedad de la Información en 2008.
Victor Agnellini Victor Agnellini es Vicepresidente primero a nivel mundial del área de transformación de Alcatel-Lucent, donde dirige las estrategias y programas que mantienen a su compañía en la vanguardia de la evolución de las TIC a nivel mundial.
Suvi Lindén Suvi Lindén es Ministra de Comunicaciones de Finlandia. Está licenciada en Informática y posee asimismo un Máster en Ciencias. Ocupó los titulares de la prensa en 2010 al convertirse Finlandia en el primer país del mundo en establecer el acceso a la banda ancha como un derecho jurídico de los ciudadanos.
Anastasia Ailamaki La Profesora Anastasia Ailamaki es Directora del Laboratorio de sistemas y aplicaciones de gran volumen de datos, Escuela de Informática y Ciencias de la Comunicación en la Escuela Politécnica Federal de la Lausana (EPFL) y profesora asociada de la Universidad Carnegie Mellon.
Aurora Velez Aurora Vélez es jefa de producción de la serie educativa emblemática de Euronews, Learning World, programa semanal que acompaña a los espectadores en un viaje alrededor del mundo para observar los problemas, tendencias y éxitos de la educación mundial.
Inal Uygur Inal Uygur es Jefe de Procesos y Proyectos de la Escuela Internacional de Ginebra, donde enseña teoría del conocimiento. Es BSc en informática y en ingeniería por el Instituto Tecnológico de Massachusetts (MIT) y ha trabajado más de 20 años como profesional de las TIC antes de asumir sus competencias actuales.
Alethea Lodge-Clarke Alethea Lodge-Clarke es Directora de Programas de Microsoft para las asociaciones público-privadas y de DigiGirlz, con una atención especial a los programas que puedan emancipar a mujeres y niñas. Nació y se educó en Jamaica y en estos momentos reside en Estados Unidos.
Alethea Lodge-Clarke Gitanjali Sah es analista política en la UIT y su especialidad es la ejecución de proyectos ICT4D y de cibergobierno. Ha contribuido a los procesos de política nacional y estatal en la India, entre ellos el proyecto de política sobre las TIC en la educación.
Speranza Ndege Speranza Ndege es Directora del Instituto de Ciberenseñanza, Enseñanza Abierta y a Distancia en la Universidad Kenyatta de Kenya y ha sido anteriormente Jefa del Centro de Aprendizaje de la Universidad Virtual de África. Es especialista en TIC/ciberenseñanza y tiene un Máster de Ciencias en Sistemas Informáticos.

A continuación la Sra. Bogdan- Martin dirigió el debate interactivo de los distinguidos expertos procedentes del Gobierno, el sector privado, el sector académico y los medios de comunicación titulado “¿Adiós a la chica TI? ¿Por qué las jóvenes abandonan la tecnología?”. En los extractos siguientes es la Sra. Bogdan-Martin quien hace las preguntas.

Contando experiencias sobre mujeres y tecnología

Ministra Matić, como mujer que optó por estudiar ingeniería, debe tener cierta experiencia sobre la actitud de la mujer que accede a un dominio predominantemente masculino. ¿Qué importancia tienen el apoyo y el estímulo a la mujer para que participe en ámbitos tradicionalmente masculinos?

Jasna Matić: Tanto en la escuela de ingenieros de caminos como en los cursos del MBA, fui una de las pocas mujeres seleccionadas para participar en los mismos. Pero la verdad es que mi experiencia comenzó antes, en el instituto, donde escogí la especialidad de matemáticas. A los 15 años estaba en una clase con otras dos niñas y 24 niños. Las tres niñas éramos las primeras de la clase. Nos atrevimos a elegir matemáticas, pero las niñas que no eran tan buenas en matemáticas como nosotras ni siquiera se atrevieron a probar esta asignatura por falta de motivación. A nosotras tres nos motivaban en casa, ya que nuestros padres nos decían que podríamos ser lo que quisiéramos. Los chicos evidentemente también recibían aliento y apoyo por parte de sus familias y perseguían sus sueños con independencia de su talento. Cuando estaba en la escuela de caminos, uno de nuestros profesores se dirigió a la clase diciendo: “Estas niñas sólo vienen a clase para casarse, ¿no es cierto?”. Así pues ese tipo de actitud comienza muy al principio y continúa todo el tiempo. Lo sigo notando hoy en día. Ya sé que tengo que pasarme los diez primeros minutos de las reuniones demostrando mi competencia y conocimientos técnicos. Después ya puedo abordar el tema real de la reunión.

      “Es importante para todas las que tenemos una carrera de TIC animar a las jóvenes a perseguir sus sueños, a perseguir su educación y a considerar las carreras profesionales de nuestro sector.”

Los modelos de conducta son muy importantes. Cuando se presentó ONU-Mujeres en Nueva York en febrero de 2011, una de las señoras presentes, que era astronauta, afirmó que la realidad es necesaria para crear fantasía. Las jóvenes necesitan ver algo para poder soñar con ello. Si nunca han visto a una astronauta, nunca soñarán en convertirse en una de ellas. Así que es importante para todas las que tenemos una carrera de TIC animar a las jóvenes a perseguir sus sueños, a perseguir su educación y a considerar las carreras profesionales de nuestro sector.

El sector de las TIC ha cambiado el mundo, qué duda cabe, en los dos últimos decenios. Ha cambiado nuestra manera de trabajar, nuestro modo de aprender, la forma en la que recibimos atención médica, el procedimiento por el que se imparte justicia y desde luego nuestros medios de entretenimiento y de comunicación. Hay un sinfín de oportunidades para que las jóvenes estudien carreras en el campo de las TIC, excelentes carreras por otra parte. Las mujeres necesitamos poner algo de nuestra parte para que esta tarea resulte más fácil para ellas de lo que fue en su día para nosotras.

“La Fundación Alcatel-Lucent ha elaborado un programa de mundial que alcanzará a 13.500 jóvenes de todo el mundo, 70% de los cuales serán mujeres.”      

Sr. Agnellini, su empresa es uno de los actores más importantes del mundo en I+D. ¿Le preocupa la posible escasez de personal cualificado debida a la pérdida de interés de las niñas por los estudios del campo de las TIC?

Victor Agnellini: Como compañía de ámbito mundial presente en 130 países, uno de los problemas a los que tenemos que enfrentarnos al intentar fomentar la igualdad entre géneros en los diversos sectores de la empresa es que la dinámica es distinta en cada país. Somos conscientes de que tenemos que intentar esforzarnos más para aumentar el porcentaje de participación femenina en los puestos de trabajo para principiantes y a continuación impartir formación a las mujeres en carreras profesionales del campo de las TIC. Hemos debatido esto ampliamente en la empresa y hemos identificado posibles cuellos de botella, no sólo a nivel de la universidad sino también en etapas anteriores.

Para contribuir a aumentar las oportunidades de que las niñas se integren en este dominio, la Fundación Alcatel-Lucent, que tengo el honor de presidir, ha elaborado un programa de mundial. La fundación se preocupa especialmente de las adolescentes; nuestro programa alcanzará a 13.500 jóvenes de todo el mundo, 70% de los cuales serán mujeres. Con este programa, deseamos sinceramente ayudar a la gente a llegar a una situación de compromiso más activo con el sistema educativo y posiblemente utilizar las TIC para comprometerse más a fondo con la sociedad en su conjunto.

Ministra Lindén, en el programa de la OCDE para la evaluación internacional de estudiantes de 2010, Finlandia obtuvo el segundo puesto en matemáticas y el primero en ciencias. Las niñas finlandesas quedaron mejor que los niños en ciencias mientras que en matemáticas tanto niñas como niños alcanzaron buenos resultados. No obstante, menos del 25% de los estudiantes que estudian tecnología a nivel universitario son mujeres ¿cuál es el motivo de esto?

“Una de las cosas más importantes es conseguir que las niñas se den cuenta de que si combinan las TIC con las profesiones asistenciales, que son las carreras que suelen atraer a las mujeres, podrán cambiar las cosas.”      

Suvi Lindén: En Finlandia tenemos que hacer frente a los mismos problemas que los demás países para atraer a las muchachas hacia carreras profesionales del campo de las TIC. Los estudios ponen de manifiesto que no hay suficientes modelos de conducta. Las niñas consideran la tecnología cosa de empollones y creen que no está de moda. Finlandia es un país en el que las TIC juegan un papel muy importante gracias a Nokia. Pero aunque las niñas estudian matemáticas y ciencias en la universidad y son muy buenas en estas disciplinas, siguen prefiriendo estudiar medicina, enfermería o magisterio. No quieren estudiar ingeniería. En Finlandia estamos trabajando con ahínco para que las ingenierías resulten más atractivas para las mujeres. A decir verdad, tenemos demasiados ingenieros en Finlandia y demasiados estudiantes de ingeniería de modo que no es fácil encontrar un trabajo en el ámbito de las TIC. Sin embargo el problema real es de percepción.

En Finlandia, gracias a la revolución digital, ya estamos hablando de la sociedad de la información ubicua, en la que se comunican los dispositivos y no sólo las personas. La tecnología está en todas partes. Creo que esto ofrece un gran número de posibilidades a las mujeres. Cuando las mujeres vean que las TIC invaden todos los aspectos de la vida, ya sea en la atención a las personas de la tercera edad, en enfermería o en educación, este ámbito les resultará mucho más interesante. Por ejemplo, las mujeres podrán combinar la atención a la tercera edad y la ingeniería, debido a que es necesario inventar un gran número de dispositivos que faciliten la atención a la tercera edad.

Creo que las mujeres tienen una gran capacidad de crear interfaces de fácil utilización y construir objetos que las personas puedan utilizar con facilidad. Siempre he dicho que, como tenemos tantos ingenieros en Finlandia y todos los dispositivos los diseñan ellos y para ellos, faltan aplicaciones y dispositivos fáciles de usar. Creo que las mujeres pueden cambiar las cosas, así que soy totalmente optimista en cuanto a nuestra esperanza de que, en un futuro próximo, haya cada vez más mujeres en el campo de la ingeniería. Una de las cosas más importantes es conseguir que las niñas se den cuenta de que si combinan las TIC con las profesiones asistenciales, que son las carreras que suelen atraer a las mujeres, podrán cambiar las cosas.

Sra. Ailamaki, ¿por qué escogió usted los estudios de informática y cómo se sintió usted al ser una de las nueve únicas niñas de una clase de más de 150 personas?

“La informática era algo muy ajeno a mi vida cotidiana, no como hoy en día, que todo el mundo tiene en su casa y en su bolsillo productos TIC.”      

Anastasia Ailamaki: Yo quería estudiar ingeniería química porque siempre me había gustado la química. Nunca había visto un ordenador antes de los 17 años cuando fui a la universidad. Cuando estaba rellenando los impresos y señalando mis opciones para la universidad alguien me dijo: “¿sabes que hay una nueva escuela de ingeniería informática en Grecia? Pero no te molestes en rellenar la solicitud porque es muy selectiva”. Pero es que cuando alguien me dice que no haga algo (aunque sean mis padres) escojo exactamente eso. Así que puse informática como primera opción y conseguí entrar en la escuela.

La informática era algo muy ajeno a mi vida cotidiana, no como hoy en día, que todo el mundo tiene en su casa y en su bolsillo productos TIC. Mi opción por la informática fue una revelación. Realmente me enamoré de la ingeniería informática. Sí, éramos nueve mujeres y 149 niños en clase pero entonces las cosas eran así. No pensábamos en ello demasiado y nos concentrábamos en lo que llevábamos entre manos.

Si pulsamos avance rápido hasta hoy, veremos que el porcentaje de mujeres que cursa estudios en la Escuela Politécnica Federal de Lausana (EPFL) ha comenzado a disminuir tras haber alcanzado un máximo en 2003/2004. Los jóvenes son reacios a escoger informática por dos motivos. Uno es que las niñas piensan en el científico informático como un niño desaliñado delante de un ordenador, fascinado por la programación y ajeno a las cajas vacías de pizzas que le rodean. El otro es que cuando ven el producto, ya sea el iPhone, el iPad o el propio ordenador, no se dan cuenta de la ciencia subyacente. Necesitan ver el componente de ingeniería para comprender que ellas podrían hacer esto, pero en los dispositivos y servicios actuales se oculta este componente.

Los jóvenes quieren cambiar las cosas, pero hay que formarlos para que comprendan por qué y cómo la ciencia que encierran los ordenadores puede convertirse en una herramienta que permita resolver problemas muy importantes del mundo en campos tales como la medicina, las ciencias de la vida y la astronomía. Por ejemplo, la informática y la tecnología están haciendo posible el avance de las ciencias de la vida. La clave es la formación; si la formación cambia con los tiempos, habrá más niñas que escojan informática.

El Renate Centre de Trondheim (Noruega) utiliza una diversidad de planteamientos creativos para conseguir que las niñas estudien ciencias y tecnología, entre ellos un desfile de pasarela con mujeres vestidas de científico en ropa de trabajo y estudiantes de licenciatura hablando con niñas de instituto que todavía no han escogido su carrera. — La nueva serie educativa emblemática de Euronews: Learning World.

Sra. Vélez, ¿cree usted que los gobiernos de Europa necesitan imitar a Noruega y ser más emprendedores e innovadores en lo que se refiere a la educación de las niñas? En la preparación de sus historias, ¿se ha encontrado con ejemplos de gobiernos que unan esfuerzos con el sector privado de este modo?

“Learning World es un espectáculo semanal mundial, con 300 millones de espectadores en 151 países. Intentamos mostrar una selección de ejemplos del mundo de la educación.”      

Aurora Velez: Aunque no puedo hablar por los gobiernos, me gustaría hacer hincapié en que la educación es un deber del gobierno. En Learning World hemos seleccionado los países del Norte de Europa por sus planteamientos, especialmente por el contacto con los estudiantes. Finlandia, Suecia y Dinamarca destacan como modelos educativos. Ya ha visto usted este vídeo sobre Noruega.

La Unión Europea no tiene un planteamiento educativo homogéneo para todos sus miembros. Hay programas regionales tales como Leonardo y Erasmus, pero la educación es principalmente competencia de los gobiernos nacionales.

Learning World es un espectáculo semanal mundial, con 300 millones de espectadores en 151 países. Intentamos mostrar una selección de ejemplos del mundo de la educación. Es evidente que mostramos tanto casos de iniciativas privadas como de educación pública. Hace poco rodamos una película en Kenya, en la que un colegio privado se asociaba a las autoridades locales para ofrecer una oportunidad a las niñas, y a los niños también, pero principalmente a las niñas, que necesitaban un empujoncito para darles la oportunidad de desarrollar sus conocimientos y encontrarse en posición de alcanzar sus propios objetivos.

Lo que intento transmitir es que debemos fijarnos en los países de la Europa septentrional porque constituyen un buen ejemplo. También debemos mirar fuera de Europa, hacia el Sur para ver cómo resuelven los mismos problemas.

Sr. Uygur, ¿cuánta influencia cree usted que tienen los profesores en la carrera que eligen los estudiantes? ¿cree usted, por otra parte, que los profesores intentan apartar deliberadamente a las niñas de las ciencias y la tecnología o se trata incluso de algo más malicioso?

“Soy consciente, como profesor, de que tengo una enorme influencia en mis estudiantes. De niño, no tienes mucha base sobre la que construir tus sueños a no ser que sean los sueños de tus padres, tus profesores y tus iguales…”      

Inal Uygur: Si nos ponemos en el lugar del estudiante, puesto que al fin y al cabo todos lo hemos sido en algún momento, vemos que los padres y los profesores poseen una enorme influencia sobre ellos. Cuando éramos niños, suponíamos que los padres ofrecían cariño y los profesores detentaban la autoridad del conocimiento.

Soy consciente, como profesor, de que tengo una enorme influencia en mis estudiantes. De niño, no tienes mucha base sobre la que construir tus sueños a no ser que sean los sueños de tus padres, tus profesores y tus iguales, pero su propia manera de pensar influye en sus sueños.

Así que cuando se le pregunta a una persona “¿qué vas a hacer en la vida?” la respuesta es muy difícil de contestar. Incluso los padres y los profesores no saben cómo va a ser el mundo dentro de cinco años. ¿Tiene influencia el profesor en lo que eligen los alumnos? Sí. ¿Lo hacen deliberadamente? Podría resultar más sutil aún.

Tengo colegas que intentan disuadir a las estudiantes de escoger matemáticas y ciencias. La mayor parte de ellos lo hacen sinceramente ya que piensan que están intentando ayudar porque creen que las niñas no son buenas en estas asignaturas. Ahora bien ¿por qué creen eso? Se trata de una cuestión generacional. Eso es lo que se programó en la cabeza de estos profesores cuando estaban creciendo. Así que ahora se limitan a transmitir esas ideas. Creo que esto explica parte del problema.

Hoy en día, el mundo progresa con tanta rapidez que hay muchas diferencias de una generación a la siguiente. Esto plantea un problema ya desde el colegio, porque los profesores pueden transmitir unas ideas acerca del mundo en el que crecieron que no corresponden al mundo en el que están creciendo sus estudiantes. Y aunque los profesores piensen que están ayudando, inconscientemente pueden formar parte del problema.

Sra. Lodge-Clarke, ¿en qué consiste el programa DigiGirlz de Microsoft y cómo funciona?

“DigiGirlz es un evento de un solo día de duración que se celebra en varias instalaciones de Microsoft de todo el mundo y también hay un campamento de DigiGirlz, que es un evento de dos días de duración. Su objetivo es desmitificar las matemáticas y las ciencias e incrementar la confianza de las niñas.”      

Alethea Lodge-Clarke: DigiGirlz comenzó hace diez años. Fue fruto de la creatividad de un puñado de programadoras de la empresa que se dieron cuenta de las pocas niñas que se interesaban en la informática y en las TIC globalmente. Si consulta las estadísticas de los exámenes de nivel avanzado en Estados Unidos, en 2008 el 17% de los examinandos de matemáticas e informática de bachillerato superior eran niñas. En 1985 el 37% de todos los licenciados de informática fueron mujeres. En 2008 dicho número fue del 18%. Esta tendencia descendente es motivo de gran preocupación debido a que la informática y las tecnologías de la información están en la base de todas nuestras actividades cotidianas. Hemos oído hablar profusamente de “la cañería que gotea”, o sea de las niñas que estudian ciencias en el colegio pero que se pasan a otras especialidades en la universidad. También hemos oído hablar de todo tipo de cañerías. Pero la verdad es que algo debe hacerse para conseguir que haya más niñas en esta cañería. DigiGirlz es un evento de un solo día de duración que se celebra en varias instalaciones de Microsoft de todo el mundo y también hay un campamento de DigiGirlz, que es un evento de dos días de duración. Su objetivo es desmitificar las matemáticas y las ciencias e incrementar la confianza de las niñas. Les contamos lo que supone trabajar en la industria de alta tecnología y tienen la ocasión de conocer cara a cara a los empleados de Microsoft. Ven demostraciones de los productos y cómo funcionan las cosas. Les dejamos ver lo que se cuece entre bastidores y cómo se aplican las matemáticas y las ciencias que aprenden en clase, a la vida real.

Sra. Sah, ¿qué es lo que motiva a las niñas del Sur de Asia y de la India a estudiar ciencias e ingeniería?

“En sociedades tradicionales como las nuestras, se espera de nosotras que seamos supermadres, supercocineras, superesposas y superempleadas. No es fácil poder con todo.”      

Gitanjali Sah: En general, las mujeres están insuficientemente representadas en las ciencias y en la tecnología, aunque en el Sur de Asia y en la India los resultados han sido comparativamente mejores. En sociedades tradicionales como las nuestras, se espera de nosotras que seamos supermadres, supercocineras, superesposas y superempleadas. No es fácil poder con todo.

Tradicionalmente, la medicina y la ingeniería han sido profesiones muy deseadas en la India. Con frecuencia nuestros padres nos incitaban, e incluso a veces nos presionaban, a tomar clases de tecnología. Éste podría ser uno de los motivos por el que tantas niñas y niños de la India estudian tecnología. No sólo se consigue un trabajo prestigioso y lucrativo sino que te otorga posición social. El estudio de la tecnología y la ingeniería puede incluso mejorar las perspectivas de un buen matrimonio para una mujer. Así que se puede leer en la sección de contactos de los periódicos y en los sitios web que un hombre “busca una mujer ingeniero”. Ser ingeniero puede conseguirte un buen marido. Así que en India y en el Sur de Asia, la disposición de las mujeres para hacerse ingenieros podría tener un carácter más cultural y social que de otra índole.

Dra. Ndege, usted encontró cierta resistencia por parte de sus colegas masculinos cuando optó por proseguir sus estudios en el campo de las TIC. ¿Cuáles eran las principales pegas que le ponían a una mujer que se introdujese en este campo?

“Iba a las reuniones con hombres que me decían ‘No tienes titulación en TIC, se supone que no deberías asistir a reuniones en las que se hable de tecnología.”      

Sperenza Ndege: En África, hemos ido a la zaga demasiado tiempo. Queremos ponernos al nivel del resto del mundo, y ya va siendo hora de que aceptemos la tecnología, a pesar de nuestros problemas con las infraestructuras TIC. La Universidad Virtual de África (AVU, African Virtual University) se fundó como proyecto del Banco Mundial, que se inauguró oficialmente en 1997. La AVU se diseñó originalmente como una red de educación a distancia basada en la tecnología para reducir la brecha digital en África, especialmente gracias a la formación impartida en ciencia e ingeniería. La Universidad Kenyatta fue una institución que participó en este proyecto desde su origen.

Más o menos en 1999 hice mi primer curso de informática. Como antes había estudiado ciencias sociales y literatura, decidí probar con un curso de introducción a la informática. A continuación me decidí a aventurarme en tecnología de ordenadores e hice un curso de TI en Bélgica de cuatro meses de duración.

Cuando regresé a mi país, me pidieron que creara un sitio web para la Universidad. En ese momento los sitios web eran algo totalmente nuevo en el país y no había mucha gente con conocimientos de tecnología de los sitios web. La gente se preguntaba por qué alguien como yo que procedía de las ciencias sociales con un máster en literatura y una licenciatura en lingüística iba a colaborar en la creación de un sitio web de la Universidad. Fue todo un acontecimiento.

Más tarde me di cuenta de que no era bien vista en el Departamento de las TIC de la Universidad. No había mujeres en dicho Departamento. Uno de los hombres me dijo que no era bien recibida debido a que era mujer y a que sólo había hecho un curso certificado y no el curso de licenciatura B.Sc. de la AVU. Pude colegir que debían haberle dado a uno de los hombres del Departamento TIC el trabajo de colaboración para crear el sitio web de la Universidad.

Iba a las reuniones con hombres que me decían “No tienes titulación en TIC, se supone que no deberías asistir a reuniones en las que se hable de tecnología”. Me ponía muy nerviosa en esas reuniones, así que un día decidí que ya estaba bien. Me apunté a un Máster en sistemas de aprendizaje con ordenador en una universidad del Reino Unido. Para pagar las tasas académicas aporté parte de mis ahorros y mi marido contribuyó con los suyos. El curso de M.Sc. en sistemas de información, de siete meses de duración me costó unos 15.000 USD. Gracias a ese título validé mis conocimientos en TIC y fui mejor aceptada por mis colegas masculinos.

Estoy especialmente interesada en las ventajas que la ciberenseñanza puede ofrecer a un país como el mío. Estoy muy contenta de que el Gobierno de Kenya haya introducido la ciberenseñanza en los institutos de secundaria y haya incluido estudios de informática en el plan de estudios. Aunque todavía no tienen carácter obligatorio, creo que ése será el próximo paso.

Los estudiantes universitarios de primer año deben cursar estudios introductorios de informática. Ese es el punto en el que nos encontramos y estoy muy contenta de oír a los estudiantes decir “Voy a convertirme en un experto en TIC”. Las niñas que salen del sistema educativo de Kenya están preparadas para dedicarse a temas tecnológicos.

 

  Anterior Versión imprimible Comienzo de la página Enviar correo electrónico a un amigo Siguiente © Derecho de autor de la UIT 2019
Denegación de responsabilidades - Política de privacidad