Actualidades de la UIT

Conozca lo que está pasando en el mundo de las telecomunicaciones

中文  |  English  |  Français  |  Русский  |  download pdf
                     

Simposio Mundial para Organismos Reguladores
El Foro Mundial de Líderes del Sector centra su atención en la consolidación de un futuro inalámbrico y en una reglamentación "flexible"
 
image
Crédito de la foto: ITU/V. Martin
 

Resumen de conclusiones

La tecnología inalámbrica desempeñará un papel fundamental en la consecución de una cobertura de banda ancha ubicua. En particular, la banda ancha móvil será indispensable para la prestación de servicios tales como la salud-m y la enseñanza-m que contribuirán a hacer posible que los gobiernos alcancen para 2011 los objetivos de conectividad de la Cumbre Mundial sobre la Sociedad de la Información y los Objetivos de Desarrollo del Milenio de las Naciones Unidas.

Se estima que un incremento de utilización de la anchura de banda de un 10% repercute en un aumento del producto interior bruto (PIB) de más de un 1%. Aunque la banda ancha se considera un elemento potenciador clave para la economía digital, el retraso en la atribución de espectro podría obstaculizar su crecimiento.

Para consolidar un futuro inalámbrico, los gobiernos deben formular una política de las tecnologías de la comunicación y la información (TIC) de gran alcance que cuente con un plan de banda ancha. Los organismos reguladores y las instancias decisorias necesitan promulgar reglamentos que permitan a los operadores continuar desplegando infraestructuras, especialmente de redes de banda ancha, no sólo en las zonas urbanas sino también en las rurales y remotas en las que las personas no disponen de servicios o éstos son escasos, debiendo por tanto alentar a los operadores a este respecto.

Éstos fueron algunos de los mensajes clave del Foro Mundial de Líderes del Sector (GILF-10), celebrado el 9 de noviembre de 2010 en el Hotel Méridien President de Dakar (Senegal). El GILF-10 se celebró justo antes del Simposio Mundial para Organismos Reguladores (GSR), celebrado en el mismo lugar del 10 al 12 de noviembre de 2010. Ambos eventos tuvieron en común el mismo tema: “Propiciar el mundo digital del mañana”.

El Foro fue inaugurado por Fatou Ndiaye Diop Blondin, Ministra senegalesa de Tecnologías de la Información y la Comunicación, y en el mismo tuvieron lugar debates interactivos entre representantes de los principales actores del sector, entre ellos Alcatel-Lucent, Bharti Airtel, Ericsson, France Telecom-Orange, GSMA, Intersat Africa Ltd., MTN, SES y Zain. Más de 200 líderes del sector debatieron y respondieron una batería de preguntas sobre los temas “Propiciar el mundo digital del mañana” y “Crear un entorno reglamentario y político flexible”.

El gran interés suscitado en el desarrollo de las redes inalámbricas y el concepto de “reglamentación flexible”, que se palpó durante el Foro Mundial de Líderes de la Industria de 2009, tuvo como resultado la elección de estos temas para los debates del Foro de 2010. Las recomendaciones refrendadas por el Foro fueron presentadas por su Presidente al GSR para su consideración con vistas a la elaboración de las directrices de prácticas óptimas de 2010. Estas recomendaciones, algunas de las cuales se destacan en el presente documento, se distribuyeron asimismo a otros organismos reguladores e instancias decisorias de todo el mundo.

Definición de las cuest

En el discurso pronunciado en el acto inaugural del Foro, Sami Al Basheer Al Morshid, Director de la Oficina de Desarrollo de las Telecomunicaciones de la UIT (BDT) subrayó el hecho de que la industria, los gobiernos y los organismos reguladores tuvieran intereses comunes de la mayor importancia. “Todos nos esforzamos por alcanzar el mismo objetivo: un sector de las TIC activo y en expansión”, declaró antes de añadir, “sí, trabajando juntos, conseguimos trasladar los beneficios que conllevan las TIC al mayor número de personas posible en todo el mundo, podremos conseguirlo. Ya se ha visto que los mercados de las TIC de crecimiento más rápido son los mercados emergentes, sobre todo en lo que a tecnología móvil se refiere. Ahora tenemos que unirnos para lograr esto mismo con la expansión de las redes de banda ancha, para crear una plataforma de nuevos e innovadores servicios, como la banca-m, el gobierno-m, la salud-m y otros servicios”.

        
Fatou Ndiaye Diop Blondi
Crédito de la foto: ITU/V. Martin
Fatou Ndiaye Diop Blondin
Ministra de Tecnologías de la Información y la Comunicación de Senegal
 
Mahfoudh Ould Brahim
Crédito de la foto: ITU/V. Martin
Mahfoudh Ould Brahim
Presidente del GILF-10 y Director General Adjunto de Expresso, Senegal
 
Isabelle Mauro
Crédito de la foto: ITU/V. Martin
Isabelle Mauro
Jefa de Asuntos Exteriores de la Asociación GSM, que representa a casi 800 operadores móviles de todo el mundo, así como a más de 200 empresas del sector del servicio móvil

La Sra. Diop Blondin se congratuló de constatar que las cuestiones inscritas en el orden del día del Foro hacían hincapié muy especialmente en la reducción de los obstáculos a las inversiones en las TIC en los países en desarrollo así como en los menos adelantados. “Coincidirán conmigo en que si el Estado tiene la responsabilidad de articular el dispositivo legal y reglamentario que debe enmarcar los servicios de las TIC, el sector privado que ustedes representan debería situarse a la vanguardia de la reflexión y de las propuestas innovadoras para que todos nosotros podamos encontrar las mejores respuestas”.

En Senegal, el Jefe de Estado, Presidente Abdoulaye Wade, otorga un lugar preferente a las TIC y a la función del sector privado como motor del crecimiento y del desarrollo digital. “El Gobierno de Senegal, que tengo el honor de representar aquí, está atento a sus indicaciones y se compromete a apoyar las recomendaciones fruto de sus trabajos,” concluyó la Sra. Diop Blondin.

Según Mahfoudh Ould Brahim, Presidente del GILF-10 y Subdirector General del operador móvil Expresso, Senegal, “las necesidades, que crecen exponencialmente, de servicios de comunicaciones en materia de espectro de frecuencias, en particular de servicios inalámbricos de banda ancha con movilidad total, necesitan efectivamente la consolidación de todas las políticas aplicadas hasta el momento en materia de atribución de recursos escasos del campo hertziano”. Es importante en este contexto, reflexionar sobre las vías y medios apropiados de establecer una atribución optimizada entre los diferentes adjudicatarios y los distintos servicios, definiendo las reglas de una gestión económica racional de los recursos de frecuencia, garantizando el acceso a los mismos en condiciones equitativas y transparentes, y promoviendo la innovación en materia de utilización eficiente del espectro.

El Sr. Ould Brahim añadió lo siguiente: “en otro orden de cosas, vale la pena contemplar la repercusión de las políticas fiscales en el desarrollo de la industria de las telecomunicaciones con objeto de apreciar la incidencia de los sistemas impositivos en el crecimiento del sector de las telecomunicaciones, la movilización de la inversión privada y el acceso del mayor número posible de personas a las tecnologías de la información y la comunicación”.

Isabelle Mauro, Jefa de Relaciones Exteriores de la Asociación GSM, subrayó que si las comunicaciones móviles han transformado, literalmente, el mundo durante los últimos 20 años, lo están revolucionando, en estos momentos, con el fenómeno de la alta velocidad y de la banda ancha móvil. “Los 3.500 millones de usuarios previstos de aquí a 2015, representan una ocasión extraordinaria de acelerar el crecimiento de numerosos países en desarrollo y de permitir a su población abrirse a mejores perspectivas”.

A continuación la Sra. Mauro indicó que, a su vez, la industria continúa su compromiso materializado en inversiones masivas a escala mundial. “En el G20 de 2009 la industria anunció una inversión de 800.000 millones USD a lo largo de los próximos cinco años, estando reservados 550.000 millones USD únicamente a la alta velocidad. Esta inversión permitiría incrementar el PIB mundial del 3 al 4% así como crear 25 millones de puestos de trabajo”. Este compromiso de la industria exige una atención sostenida de todos los gobiernos y de los organismos reguladores, que ella resume en tres medidas:

La flexibilización del marco reglamentario: un reciente estudio de McKinsey concluye que el costo mensual de la alta velocidad por usuario es un 75% menos caro para el consumidor en un marco reglamentario propicio a las inversiones, es decir en un marco transparente, estable y previsible. Por este motivo es importante que los organismos reguladores elaboren un conjunto de objetivos reglamentarios claros a fin de que los actores continúen innovándose e invirtiendo en la alta velocidad.

La atribución del espectro necesario para el desarrollo de nuevos servicios: las decisiones que se adopten en las Conferencias Mundiales de Radiocomunicaciones (CMR) de 2012 y conferencias posteriores serán determinantes para el éxito de la banda ancha continúen ... es por tanto primordial, que los gobiernos prevean la atribución adicional de frecuencias para la utilización móvil y que establezcan una hoja de ruta armonizada para la liberación de espectro, con objeto de aprovechar las economías de escala a nivel mundial.

La suavización de los gravámenes específicos de los móviles: parece ser que muchos países siguen gravando los servicios móviles como si fueran productos de lujo, lo que se traduce en un aumento del costo final para el consumidor.

Recomendaciones para la consolidación de un futuro inalámbrico

Los gobiernos deben replantearse el modo en que atribuyen el espectro a fin de encontrar una manera de ofrecer nuevos servicios, en particular la banda ancha a precios asequibles, al creciente número de usuarios de todo el mundo. Específicamente, los gobiernos deben atribuir más espectro a los usos móviles, desarrollando una hoja de ruta armonizada para la liberación de dicho espectro adicional.

Los gobiernos deben procurar que la atribución del espectro se realice con neutralidad tecnológica de modo que la industria pueda continuar modernizando las redes y maximizando su eficiencia.

Los gobiernos, con el apoyo de la UIT, deben armonizar la atribución y utilización espectral a nivel regional y mundial a fin de ofrecer predecibilidad a los operadores así como economías de escala, y reconocer que si se fragmentan las frecuencias, se incurrirá en un costo para el consumidor, y que la armonización es necesaria para utilizar de un modo más eficiente el espectro del “dividendo digital”.

Los operadores, organismos de radiodifusión, usuarios del espectro público y organismos reguladores deben dialogar sin ambages sobre el modo de utilizar el espectro resultante del dividendo digital a fin de ofrecer a los clientes los servicios que éstos necesitan, y la UIT debe representar un papel más importante en la ayuda a los países en desarrollo a fin de hacer posible que todas las partes interesadas se comprometan en este diálogo.

Los gobiernos deben reconocer que el acceso equitativo al espectro es uno de los factores clave para garantizar servicios y competencia viables y sostenibles, y deben procurar que haya espectro disponible de modo que resulte viable para los operadores la atención a las zonas rurales.

Los reguladores, colaborando en su caso con la UIT, deben revisar la utilización del espectro y las necesidades futuras de las aplicaciones tanto móviles como no móviles, y deben establecer mecanismos que ofrezcan incentivos para la utilización eficiente del espectro.

Recomendaciones sobre creación de un marco político y reglamentario “flexible”

Los organismos reguladores deben continuar fomentando la competencia justa e intervenir únicamente en los casos de mal funcionamiento del mercado. Por ejemplo, podría protegerse el monopolio principal si fuera a privatizarse o se le exigiera abrirse a la libre competencia, pero debería permitirse a los nuevos participantes funcionar libres de gravámenes, sin amenazas de abuso de posición dominante.

La reglamentación flexible, que debe ser predecible y estable, debe centrarse más en la supervisión de la conformidad con las licencias y del comportamiento anticompetitivo que en el control estricto de todas las medidas operacionales adoptadas por los operadores.

Los gobiernos deben suprimir exacciones y cánones específicos de los móviles que distorsionen el mercado y sofoquen el crecimiento del sector. En particular, deben revisar los gravámenes o tasas que impidan directamente la conexión a las redes móviles y deben reducir o suprimir por completo los impuestos sobre las comunicaciones, así como los gravámenes de importación de los microteléfonos, ya que éstos pueden situar el precio al por menor de los teléfonos móviles fuera del alcance de muchos consumidores.

Los organismos reguladores y las instancias decisorias deben entablar diálogos con sus homólogos de otros sectores de la economía, tales como el de la salud, la educación, el transporte y las finanzas, a fin de crear un entorno propicio a la introducción y adopción de nuevas e innovadoras aplicaciones TIC en estos sectores... Debe fomentarse también la búsqueda de soluciones regionales a estos problemas de reglamentación.

En muchos países del mundo en desarrollo, los gobiernos y organismos reguladores deben utilizar el fondo del servicio universal para dar cobertura a las zonas rurales y remotas con el fin de fomentar la asequibilidad y la cobertura en dichas zonas. En algunos países se les cobra a los operadores las subvenciones correspondientes a las obligaciones de servicio universal, pero siguen sin utilizarse en gran medida debido a que no existen mecanismos eficaces para su desembolso. En estos casos, los gobiernos, los organismos reguladores y los operadores deben colaborar para implantar mecanismos transparentes para la gestión y redistribución del Fondo del Servicio Universal.

Los gobiernos, los organismos reguladores y los operadores deben buscar modos novedosos de fomentar el acceso comunitario en apoyo de los habitantes de las zonas rurales para su incorporación al resto del mundo virtual. Por ejemplo, la instalación de puntos de acceso comunitario tales como los quioscos rurales de Internet, puede provocar una reacción en cadena que se traduzca en un aumento de la demanda de conectividad en las zonas rurales y acelere el desarrollo de las economías locales.

 


Todas las recomendaciones del Foro están disponibles en:
www.itu.int/ITU-D/partners/GILF/2010/documents/GILF-recommendations-en.pdf

 

  Anterior Versión imprimible Comienzo de la página Enviar correo electrónico a un amigo Siguiente © Derecho de autor de la UIT 2014
Denegación de responsabilidades - Política de privacidad