Actualidades de la UIT

Conozca lo que está pasando en el mundo de las telecomunicaciones

中文  |  English  |  Français  |  Русский  |  download pdf
                     

Vigilancia Tecnológica: Aminorar la distracción del conductor
¡Mira la carretera, no tu teléfono!
 
image
Crédito de la foto: AFP/Image Source
Algunas de las formas más peligrosas de la distracción del conductor son hacer llamadas y teclear mensajes de texto

Estadísticas alarmantes

    “Más de 1,2 millones de personas mueren en accidentes de tráfico cada año, y entre 20 y 50 millones más sufren traumatismos.”

Más de 1,2 millones de personas mueren en accidentes de tráfico cada año, y entre 20 y 50 millones más sufren traumatismos. En el 90% de los casos, esas muertes ocurren en países de ingresos bajos y medios, que tienen sólo el 48% de los vehículos del mundo, según el Informe de la situación mundial de la seguridad vial: es hora de pasar a la acción, publicado por la Salud Organización Mundial de la Salud (OMS).

El informe dice que “aunque las tasas de accidentes de tránsito en los países de ingresos altos se han estabilizado o han disminuido en las últimas décadas, los datos indican que en la mayor parte de los países la epidemia mundial de traumatismos por accidentes de tránsito sigue aumentando”. Añade que los traumatismos causados por el tránsito afectan a todos los grupos de edad, “pero su efecto es más acusado entre los jóvenes”.

Estas alarmantes estadísticas han llevado al Grupo de colaboración de las Naciones Unidas para la seguridad vial a proclamar el periodo 2011–2020 “Decenio de Acción para la Seguridad Vial”, con el objetivo de estabilizar o revertir la tendencia al aumento en las muertes y traumatismos de tráfico en todo el mundo.

Para contribuir a la sensibilización sobre esta importante cuestión entre los miembros de la UIT, el Consejo, en su reunión anual en abril de 2010, aprobó la Resolución 1318 sobre el papel de la UIT en la promoción del uso de tecnologías de la información y la comunicación (TIC) para mejorar la seguridad vial.

El Secretario General de las Naciones Unidas, Ban Kimoon y el Presidente de los Estados Unidos, Barack Obama, han prohibido a sus empleados escribir mensajes de texto mientras conducen: “Escribir mensajes de texto mientras se conduce puede matar.”

Con las campañas respaldadas por personalidades célebres para evitar los factores de distracción mientras se conduce, por un lado, y los grupos de presión y de la industria que temen una prohibición completa de los teléfonos móviles durante la conducción de vehículos, por el otro, el tema de la distracción del conductor es mucho más que una cuestión técnica.

Aspectos más destacados del Informe de Vigilancia Tecnológica

“Más de 50 países ya restringen o prohíben el uso de los teléfonos de mano mientras se conduce.”    

Algunas de las formas más peligrosas de la distracción del conductor son la realización de llamadas y mensajes de texto, también conocido como tecleo de mensajes. Un Informe de Vigilancia Tecnológica1 titulado “Decreasing Driver Distraction” (Reducir la distracción del conductor), publicado en agosto de 2010 por el Sector de Normalización de las Telecomunicaciones de la UIT (UIT–T), pone de relieve las normas, directrices e iniciativas que tienen como objetivo velar por que la utilización de los sistemas de información y de comunicación a bordo de vehículos no distraigan la atención del conductor. Más de 50 países ya restringen o prohíben el uso de los teléfonos de mano mientras se conduce.

Las normas para evitar que se distraiga al conductor deben ser aplicables a cualquier tipo de dispositivo producido por cualquier fabricante y utilizadas por un conductor con cualquier nivel de experiencia. El informe describe el trabajo realizado por la UIT y su subdivisión de normalización, el UIT–T, en este ámbito, y recomienda nuevas formas de reducir la distracción del conductor.

La Resolución 1318 considera “que la distracción del conductor y el comportamiento del usuario de las carreteras, que incluye, entre muchos ejemplos, el tecleo de mensajes de texto, el envío de mensajes de texto o la interacción con los sistemas de navegación y comunicación a bordo del vehículo, figuran entre los principales factores causantes de muertes y lesiones en el tráfico por carretera” y que la proliferación del uso de las TIC en los automóviles puede contribuir a la distracción del conductor.

La investigación reciente indica que los conductores pasan hasta 400% más tiempo con sus ojos fuera de la carretera cuando se comunican con mensajes de texto que cuando no lo hacen. La banda ancha móvil permite a los conductores y los pasajeros beneficiarse de las aplicaciones innovadoras y servicios basados en la localización. Pero, cuando se usan al volante, los teléfonos inteligentes, al igual que otros teléfonos móviles, contribuyen a distraer la atención.

Un estudio de simulación llevado a cabo por el Centro de Investigación de Accidentes de la Universidad de Monash (Australia), una de las instituciones más importante de investigación de la distracción del conductor, concluyó que “la recepción y, en particular, el envío de mensajes de texto, tiene un efecto perjudicial sobre una serie de medidas críticas para conducir con seguridad, tales como la capacidad de mantener la posición lateral, detectar los riesgos, y localizar y responder apropiadamente a las señales de tráfico”.

Dispositivos de información y comunicación a bordo de vehículos

    “Independientemente de que se trate de un teléfono portátil o manos libres, los conductores en la mayoría de los casos deben apartar los ojos de la carretera y las manos del volante para alcanzar el teléfono, si deben marcar un número o responder una llamada entrante. Algunos estudios han encontrado que usar un teléfono de manos libres mientras se conduce no es de ninguna manera más seguro que usar uno portátil.”

Se prestan servicios de información y comunicación a bordo de un vehículo a través de los componentes del vehículo proporcionados por el fabricante del equipo original, mediante dispositivos del mercado de accesorios de vehículos (dispositivos personales de navegación) o por medio de teléfonos inteligentes, un segmento que gana rápidamente una parte en el mercado. Un estudio realizado por iSuppli, empresa de investigación de mercado, sugiere que los teléfonos inteligentes se han convertido en la plataforma más importante para los servicios de mapas, navegación y otros servicios basados en la localización. Según el estudio, el número de sistemas de navegación basados en el teléfono inteligente se incrementará a 81 millones en 2010, y se espera que aumente a 297 millones en 2014.

Muchos fabricantes de vehículos ofrecen dispositivos de información y comunicación instalados como accesorios opcionales en sus vehículos. Las pantallas y controles de estos componentes suelen estar integrados en el salpicadero del coche, el volante o la consola. Las aplicaciones incluyen la navegación, así como el control de los sistemas de entretenimiento, climatización, y comunicación. Al diseñarse estos componentes se siguen las directrices para reducir al mínimo la distracción del conductor.

A un costo menor que los componentes instalados por el fabricante de equipo original, una serie de fabricantes suministran dispositivos nómadas como parte del mercado de accesorios para su utilización a bordo del vehículo. Los dispositivos de navegación personal, por ejemplo, se combinan con un soporte en el parabrisas y un cargador. Su pantalla (a menudo, pantallas táctiles) son normalmente más grandes que las de los teléfonos inteligentes, lo que permite optimizar los sistemas de menú para su uso mientras se conduce. La mayoría de los fabricantes de dispositivos de navegación personal aplican las normas y directrices del interfaz máquina-hombre.

A medida que el sistema de posicionamiento global (GPS) se convierte en una norma, los teléfonos inteligentes están penetrando con firmeza en el mercado de la navegación para automóviles. Sin embargo, debido al tamaño más pequeño de la pantalla, sus aplicaciones de navegación no suelen estar diseñadas para funcionar mientras se conduce.

image
Crédito de la foto: AFP/Image Source

¿Qué se entiende por distracción del conductor?

Según la Fundación para la Seguridad del Tráfico, de la American Automobile Association, la distracción del conductor se produce “cuando un conductor se demora en reconocer la información necesaria para cumplir la tarea de conducir con seguridad, porque algún acontecimiento, actividad, objeto o persona dentro o fuera del vehículo obligan al conductor a apartar su atención de la tarea de conducir o tienden a inducir esa distracción”.”

    “Las distracciones basadas en la tecnología no se limitan a las llamadas y mensajes de texto, sino que incluyen los sistemas de navegación u orientación en la carretera, la información del tráfico y los dispositivos de entretenimiento, tales como autoradios, reproductores de CD y MP3.”

La National Highway Traffic Safety Administration distingue cuatro tipos de distracciones:

  • distracción visual, cuando el campo visual del conductor está obstaculizado (por ejemplo, con pegatinas en el parabrisas) o cuando el conductor no mira la carretera o pierde “atención” visual;

  • distracción auditiva, cuando el conductor se centra en los sonidos (como los de la radio o un pasajero que habla), en lugar de fijar su atención en el entorno de la carretera;

  • distración biomecánica (también conocida como distracción física), cuando el conductor quita una o ambas manos del volante para manipular un objeto (por ejemplo, para componer un mensaje de texto), en lugar de centrarse en las tareas físicas necesarias para conducir con seguridad;

  • distracción cognitiva, cuando la atención del conductor está tan absorta que se reduce su tiempo de reacción, y la persona no es capaz de desplazarse por la red de carreteras con seguridad.

La utilización de un teléfono móvil puede implicar las cuatro formas de distracción: la distracción física causada por la marcación de un número; la distracción visual causada al mirar el teléfono para marcar un número, la distracción auditiva causada al mantener una conversación telefónica, y la distracción cognitiva causada al centrarse en el tema de conversación en lugar de vigilar cualquier cambio en el entorno vial.

Independientemente de que se trate de un teléfono portátil o manos libres, los conductores en la mayoría de los casos deben apartar los ojos de la carretera y las manos del volante para alcanzar el teléfono, si deben marcar un número o responder una llamada entrante. Algunos estudios han encontrado que usar un teléfono de manos libres mientras se conduce no es de ninguna manera más seguro que usar uno portátil.

Las distracciones basadas en la tecnología no se limitan a las llamadas y mensajes de texto, sino que incluyen los sistemas de navegación u orientación en la carretera, la información del tráfico y los dispositivos de entretenimiento, tales como autoradios, reproductores de CD y MP3.La próxima generación de información y el llamado infoentretenimiento han de llevar Internet y el poder del ordenador personal al automóvil, incluido el acceso a mapas en 3D y vídeo de alta definición.

Algunos de los principios y directrices

A pesar de que los avances tecnológicos están aumentando la capacidad de los vehículos para detectar, controlar y navegar por la carretera, siempre habrá un ser humano que puede sufrir una distracción.

La medida en que un sistema de información y de comunicación a bordo de un vehículo distrae la atención del conductor depende del usuario, en particular, su edad, su experiencia de conducción y la familiaridad con el manejo del dispositivo. No depende de quién fabricó el dispositivo ni cómo se introdujo el dispositivo en el vehículo.

Los conductores pueden distraerse con cualquier tipo de dispositivo, por lo que las normas tienen que cubrir todas las tecnologías que se ofrecen. Los sistemas incorporados en un vehículo deben poder aprenderse a manejar fácilmente, utilizarse intuitivamente y estar concebidos para evitar los cuatro tipos de distracción antes mencionados. Los usuarios deben ser capaces de controlar el ritmo de la interacción, y es preciso que al realizar una tarea deseada no se afecte negativamente la conducción del vehículo.

Estos y otros principios de una buena ergonomía básica, así como la interacción de los sistemas de información y comunicación a bordo de vehículos con otros sistemas de asistencia al conductor en el coche (por ejemplo, control de crucero adaptativo, la asistencia de mantenimiento de carril, y la advertencia de colisión) se han descrito en las normas y directrices emitidas por los organismos de normalización y las organizaciones de automóviles, entre ellos la Organización Internacional de Normalización, la Society of Automotive Engineers, la Alianza de Fabricantes de Automóviles, la Asociación de Fabricantes de Automóviles de Japón, y el Transport Research Laboratory del Reino Unido.

La recomendación de la Comisión Europea de 2006, relativa a sistemas de información y comunicación a bordo de vehículos seguros, cubre los sistemas destinados a ser utilizados por el conductor mientras el vehículo está en movimiento. Estos incluyen, por ejemplo, los sistemas de navegación, teléfonos móviles y los sistemas de información del tráfico y de viajes, ya sean portátiles o instalados de forma permanente. El objetivo principal de los 43 principios descritos en esa recomendación es permitir a los conductores mantener el control seguro de sus vehículos en un entorno de tráfico complejo y dinámico.

Las directrices y normas contribuyen a reducir la distracción del conductor de la mayoría de los sistemas de información y de comunicación a bordo de vehículos proporcionados por los fabricantes de equipos originales, y de muchos dispositivos del mercado de accesorios de navegación personal. Pero los teléfonos móviles, los teléfonos inteligentes y sus aplicaciones no están diseñados teniendo en cuenta las necesidades específicas que supone conducir un vehículo sin distraer la atención.

image

 

Recuadro 1 — Grupo Temático “Comunicaciones desde, hacia y dentro de automóviles” del UIT–T

El Grupo temático “Comunicaciones desde, hacia y dentro de automóviles” del UIT–T (GT CarCOM del UIT–T) fue establecido por la Comisión de Estudio 12 del UIT–T, la Comisión de Estudio principal sobre la calidad de servicio y la calidad de experiencia, en su reunión de noviembre 2009. Los principales ámbitos de atención de GT CARCOM incluyen:

  • comunicaciones dentro de automóviles: parámetros de calidad y métodos de prueba;
  • interacción entre los sistemas “manos libres” en los automóviles y el canal de radio;
  • requisitos para sistemas manos libres en coche, a nivel de subsistema;
  • requisitos y procedimientos de prueba de los sistemas de superbanda ancha y de banda completa, e interacción con otros componentes y sistemas de audio en el coche;
  • requisitos/procedimientos de prueba específicos para los sistemas de reconocimiento de voz en automóviles;
  • modelos de calidad y manera de aplicarlos dentro del coche.

El objetivo del GT CARCOM es desarrollar un nuevo conjunto de requisitos y especificaciones para facilitar la labor en esos ámbitos, de acuerdo con las Cuestiones 4/12 y 12/12 (véase también el Cuadro 1).

GT CarCom actualmente está formado por expertos en el campo del procesamiento de voz y audio en automóviles, con especial énfasis en el diseño y la integración de terminales manos libres. La participación está abierta a los miembros y los no miembros de la UIT (por ejemplo, administraciones, operadores de red, fabricantes, organizaciones de la industria y el comercio y grupos de usuarios).

   

Enfoques para una conducción segura en el futuro

Los dispositivos fijos y nómadas, y el propio vehículo, proporcionan información de estado actualizada. La mayoría de los teléfonos inteligentes y otros dispositivos están equipados con sensores y receptores GPS y la información que recogen podría combinarse con los datos obtenidos de las unidades a bordo del vehículo y sistemas de asistencia al conductor, o con las actualizaciones de tráfico recibidas de los proveedores de servicios externos o de la policía de tráfico.

Sobre la base de parámetros tales como la velocidad y la ubicación del automóvil, la densidad del tráfico, o incluso de estilo de conducción el conductor (agresivo, defensivo o anticipatorio) y la experiencia, el sistema de información y de comunicación a bordo del vehículo podría decidir deshabilitar cualquier característica que no sea suficientemente segura utilizar en una situación particular. A modo de ejemplo, un teléfono móvil podría permitir una llamada manos libres cuando el conductor está conduciendo en una carretera fuera de la ciudad, pero prohibir una llamada en situaciones de tráfico agitado, suspender temporalmente una llamada cuando el conductor está haciendo un giro, o no permitir que un teléfono suene cuando el conductor está adelantando otro vehículo. Un mensaje automático podría informar a la persona en el otro extremo de que la llamada se ha suspendido temporalmente o está en espera a causa de las condiciones de conducción adversas.

Desde un punto de vista técnico, esto requeriría interfaces bien definidos y normalizados entre los sistemas de vehículos y todo tipo de dispositivos TIC utilizados en vehículos. Desde un punto de vista normativo, además de la participación de los sectores del automóvil y de las TIC, los expertos en seguridad vial tendrían que colaborar con los legisladores y responsables políticos para definir un conjunto que abarque globalmente la información y las normas sobre el estado del vehículo aplicables a las leyes de tránsito en todo el mundo.

Desde 2006, las comunicaciones desde, hacia, en y entre los vehículos han sido estudiadas por diferentes Grupos Temáticos del UIT–T, en el contexto de la labor de determinadas Comisiones de Estudio del UIT–T (véase el Cuadro 1). Algunos de los temas en discusión en el Grupo Temático sobre Comunicaciones desde, hacia y dentro de automóviles” (GT CarCom, véase el Recuadro 1) se refieren al impacto de las TIC en la distracción del conductor.

Determinar un medio para disminuir la distracción del conductor causada por los teléfonos móviles es una tarea difícil. Se requiere la cooperación y la colaboración de los fabricantes de equipos, operadores de redes, plataformas móviles y desarrolladores de aplicaciones, defensores de la seguridad, responsables de la elaboración de normas y otras partes interesadas.

Cada día se publican nuevas aplicaciones de navegación y orientación vial que se descargan en los teléfonos inteligentes. Un Grupo Temático del UIT–T, que sirva de enlace para el sector de las TIC, la industria del automóvil y las autoridades competentes de los 192 Estados miembros de la UIT, podría ser el lugar para coordinar los esfuerzos para evitar que la tecnología concebida para facilitar la vida del conductor distraiga su atención de la conducción del vehículo.

En el Taller anual sobre el coche totalmente conectado en 2010, organizado conjuntamente por la ISO, la CEI y la UIT en el Salón Internacional de Ginebra, los participantes en una sesión técnica llegaron a la conclusión de que es necesario aumentar la calidad y naturalidad de todos los servicios de voz para reducir la distracción del conductor. Una sesión especial sobre la distracción del conductor está prevista para el taller de 2011.

 

1 La Función de Vigilancia Tecnológica del UIT–T estudia el panorama de las tecnologías de la información y la comunicación (TIC) para captar nuevos temas para las actividades de normalización. El informe de la Vigilancia Tecnológica del UIT–T evalúa las nuevas tecnologías con respecto a las normas actuales y otras normas del UIT–T, y las posibles consecuencias para la normalización en el futuro. La función de Vigilancia Tecnológica es administrada por la División de política y Vigilancia Tecnológica de la Oficina de Normalización de las Telecomunicaciones de la UIT. “Decreasing Driver Distraction” y otros informes de Vigilancia Tecnología están disponibles en www.itu.int/ITU-T/techwatch/

  Anterior Versión imprimible Comienzo de la página Enviar correo electrónico a un amigo Siguiente © Derecho de autor de la UIT 2019
Denegación de responsabilidades - Política de privacidad