Actualidades de la UIT

Conozca lo que está pasando en el mundo de las telecomunicaciones

中文  |  English  |  Français  |  Русский  |  download pdf
                     

Elecciones en la PP-10: Conozca a los candidatos
Entrevista al Dr. Hamadoun I. Touré (Malí)
Candidato al puesto de Secretario General de la UIT
 
Dr Hamadoun I. Touré
 

Pregunta 1

La principal misión de la UIT es conectar al mundo para satisfacer el derecho fundamental de todos a la comunicación. La UIT estima que a finales de 2010 habrá cinco mil millones de abonados de telefonía móvil y cerca de dos mil millones de personas utilizarán Internet. ¿Cómo describiría usted estos adelantos? ¿A qué retos y oportunidades nos enfrentamos para conectar a quienes aún no lo están y por qué es tan importante la banda ancha?

Hamadoun I. Touré: La UIT es una gran organización. Aunque siga quedando mucho trabajo por realizar, la Unión y sus Miembros han demostrado ser el modelo perfecto de asociación entre personas físicas e instituciones públicas y privadas. Se estima que, cuando se publique este artículo, habrá más de cinco mil millones de abonados de telefonía en el mundo, y la conectividad a Internet habrá seguido creciendo con rapidez. A pesar de la crisis económica mundial no ha cejado en modo alguno la demanda de aplicaciones y servicios de las tecnologías de la información y la comunicación (TIC). Estas tecnologías sustentan hoy prácticamente todas las actividades humanas. No es exagerado decir que prácticamente todos dependemos en cierta modo de las redes y los dispositivos de las TIC, aunque no dispongamos de conexión propia. Las TIC se encuentran en el centro de los asuntos mundiales de nuestro tiempo, desde la crisis financiera al cambio climático, no como parte del problema sino de la solución, y siguen impulsadas por la innovación.

Hoy, más que nunca, la tecnología es vital para el desarrollo socioeconómico y debemos congratularnos por los avances logrados para mantener conectado al mundo en desarrollo. Hace veinticinco años, en el Informe “El eslabón perdido” se establecía una correlación directa entre el acceso a las comunicaciones y la prosperidad económica. Los estudios actuales muestran que la inversión en cualquier tipo de TIC tiene un efecto directo positivo en el crecimiento del producto interior bruto (PIB). Es interesante destacar que las tecnologías más adelantadas —como las redes de banda ancha— han demostrado ser las que aportan mayores beneficios.

Por ello el próximo reto es indiscutiblemente la banda ancha. Mientras las redes de alta velocidad son la norma en los mercados adelantados, aquellos que no dispongan de banda ancha se encontrarán rápidamente tan marginados como los que no disponían de servicio telefónico básico hace veinticinco años. Ahora que estamos reduciendo la brecha digital al conectar a toda la población mundial en 2012, tenemos que impedir que aparezca una nueva brecha, la de la banda ancha.

Las cifras indican que un incremento de 10% de la densidad de las líneas fijas produce un aumento del PIB de cerca del 0,5%. El mismo incremento de la densidad de la telefonía móvil aumenta el PIB en torno al 0,7% y un aumento del 10% de la penetración de la banda ancha puede impulsar el PIB, en promedio, un 1,3%.

En el siglo XXI las redes de banda ancha se están convirtiendo en infraestructuras nacionales básicas —de la misma forma que las redes de transporte, de energía e hídricas.

Debemos garantizar un acceso sencillo, equitativo y asequible a las redes de banda ancha para todos, de forma que todos — sin importar donde vivamos ni de los medios de que dispongamos — podamos generar, utilizar y compartir información, a fin de crear las condiciones que precisa la sociedad del conocimiento que estamos creando.

Por esta razón, al inicio del presente año promoví la iniciativa “Aprovechar la banda ancha” que condujo rápidamente a la creación de la Comisión sobre banda ancha para el desarrollo digital.

Junto con nuestra asociada, la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (UNESCO), invitamos a los mayores expertos en su campo a unirse a la Comisión. Elegimos a líderes de todos los sectores porque la banda ancha supondrá grandes ventajas para todos los componentes de la sociedad —salud, enseñanza, energía, transporte, servicios de emergencia, supervisión del clima, administración pública, y muchos más.

Nuestro mensaje fundamental es sencillo: Construyamos redes de banda ancha y el resto vendrá por sí solo:

  • Capacidad de controlar y utilizar más eficazmente la energía.

  • Capacidad de ofrecer asistencia sanitaria a personas pobres, mayores o aisladas.

  • Capacidad de dar la mejor educación posible a las generaciones futuras.

  • Capacidad de cuidar mejor nuestro medio ambiente.

  • Capacidad de racionalizar las redes de transporte.

  • Y, sobre todo, capacidad de contribuir al logro de los Objetivos de Desarrollo del Milenio.


Pregunta 2

¿Según usted, qué tendencias y problemas están surgiendo hoy en el sector de las telecomunicaciones y las tecnologías de la información y la comunicación que afectarán a la UIT? Y ¿cómo debería responder la UIT para mantener su protagonismo como organización mundial responsable de las TIC, sirviendo a sus miembros de los sectores público y privado?

Hamadoun I. Touré: Este sector nunca descansa. Nos ofrece lo mejor de la convergencia, es decir, servicios y aplicaciones, voz, vídeo y datos, infraestructuras y servicios. La evolución tecnológica prosigue a ritmo acelerado y el resto del sector —las organizaciones de normalización, los reguladores, los poderes públicos, los operadores y los proveedores de servicios— tienen que luchar permanentemente para mantenerse al corriente de los nuevos retos y las nuevas oportunidades. El mandato de la UIT abarca muchos ámbitos fundamentales para nuestro mundo cada vez más interconectado, y nos encontramos pues en el centro de esas tendencias en constante evolución.

Las principales evoluciones son, entre otras, la adopción del IPv6, la normalización de la próxima generación de tecnologías móviles de banda ancha de las IMT, los sistemas de ciberseguridad y de autenticación digital que contribuyen a fomentar la confianza en las redes públicas, el dividendo digital generado por la transición mundial hacia la radiodifusión digital, las nuevas metodologías para ayudar a que un número creciente de fabricantes de todo el mundo garanticen el cumplimiento de las normas de interfuncionamiento de la UIT, y las tecnologías destinadas a conseguir una mayor capacidad del espectro radioeléctrico.

Todas estas tendencias tecnológicas tienen sus propios retos en materia de reglamentación y de política.

La ciberseguridad seguirá siendo una prioridad esencial, al igual que el Reglamento Internacional de Telecomunicaciones Internacionales (RTI), que constituye otro reto pero también una gran oportunidad de impulsar al sector.

La UIT es la institución idónea para facilitar una plataforma y dar apoyo a la industria con miras a la investigación y al lanzamiento de nuevas tecnologías y para que los gobiernos negocien y acuerden nuevos marcos normativos, y legislativos. De hecho, nunca ha sido mayor la demanda de nuestros conocimientos y de nuestro cometido como generador de consensos mundiales. Además, en el ámbito institucional, nos hemos comprometido a seguir innovando para convertirnos en modelo de organización del siglo XXI. Internamente, nuestro mayor desafío consiste en usar aplicaciones y servicios TIC para mejorar la eficiencia y la transparencia de la Unión y en seguir racionalizando nuestros métodos de trabajo con el fin de ser más útiles a nuestros miembros.


Pregunta 3

El mundo de las TIC está cambiando con rapidez. Aumentar la afiliación a los Sectores de la UIT será fundamental para ampliar y reforzar la Unión con el fin de que siga satisfaciendo las necesidades de un incipiente mercado de las TIC. ¿Cómo se puede mejorar el sistema de afiliación de la UIT para atraer y recibir a nuevos miembros de todas las ramificaciones de las TIC, de los actores tradicionales a los recién llegados al mercado, y conservar a los miembros que ya participan en los tres Sectores?

Hamadoun I. Touré: La UIT busca con más entusiasmo que nunca miembros provenientes de nuevos ámbitos, ya sean actores de medios sociales emergentes o nuevos fabricantes y diseñadores de software procedentes de países recientemente industrializados como Brasil, la Federación de Rusia, la India y China (denominadas a menudo economías BRIC), de la comunidad científica, el sector docente y las economías en fuerte crecimiento de África y Asia.

Para ello, debemos aumentar el número de afiliaciones y definir y difundir con claridad nuestras propuestas para esas organizaciones. Creo que los miembros son indispensables para cualquier organización que desee hacer oír su voz y contribuir a orientar el desarrollo del sector en el que trabaja. Debe ser la condición imprescindible para ser un actor serio en el sector de las TIC, tanto para las entidades bien establecidas en un sector de las telecomunicaciones tradicionales como brillantes nuevas empresas del mundo de la Web 2.0.

No se trata de pretende ser la panacea universal y arriesgarse a perder de vista nuestro mandato fundamental. Es sencillamente que nuestro cometido básico, a saber, abarca todo, desde el interfuncionamiento y la compartición equitativa de los recursos hasta las estrategias para extender los beneficios de las TIC a las comunidades menos favorecidas del mundo, afecta a todos los actores nuevos y no tan nuevos, tradicionales e innovadores.


Pregunta 4

En 2012 la UIT celebrará una Conferencia Mundial de Radiocomunicaciones (CMR-12), una Asamblea Mundial de Normalización de las Telecomunicaciones (AMNT-12) y una Conferencia Mundial de Telecomunicaciones Internacionales (CMTI-12). ¿Qué temas fundamentales se tratarán y qué consecuencias tendrán para el futuro cometido de la UIT?

Hamadoun I. Touré: Como siempre los delegados de la CMR‑12 se enfrentarán a muchos asuntos urgentes, muchos de los cuales se refieren a la necesidad de garantizar espectro suficiente para un número cada vez mayor de aplicaciones inalámbricas. También debemos decidir qué hacer con los nuevos “huecos” generados por la transición hacia la radiodifusión digital, en beneficio de todos.

La AMNT‑12 se dedicará principalmente a racionalizar el trabajo de normalización para limitar la confusión y las duplicaciones. La innovación tecnológica ha propiciado la creación de unos 300 organismos de normalización de las TIC. Se precisa una consolidación y coordinación a escala internacional para satisfacer rápida y eficazmente las necesidades de normalización del mercado.

La AMNT‑12 también estudiará estrategias para contrarrestar la creciente afluencia de productos falsificados o no conformes que, o bien no funcionan en absoluto o sólo ofrecen funcionalidades limitadas o una calidad de servicio insuficiente. Estos productos falsificados se están convirtiendo en una auténtica plaga en muchos mercados de países en desarrollo y es preciso encontrar la manera de garantizar que los compradores puedan comprar con confianza.

Otros asuntos que figurarán probablemente en el orden del día de la AMNT‑12 son el cambio climático, las posibilidades de reducir la “brecha de la normalización” para mejorar la participación de los países en desarrollo en el proceso de normalización, y cómo seguir mejorando la accesibilidad de las personas con discapacidades a las TIC.

Si así lo deciden el Consejo de la UIT y la PP‑10, la Unión también albergará, en paralelo con la AMNT‑12 una Conferencia Mundial de Telecomunicaciones Internacionales (CMTI‑12), a fin de reducir los costes de los delegados y de la organización del evento. LA CMTI‑12 estudiaría los trabajos necesarios para revisar o actualizar el Reglamento de las Telecomunicaciones Internacionales, que según muchos miembros está hoy por hoy desfasado respecto del entorno actual de las TIC. Es preciso que los miembros de la UIT definan el cometido exacto de esa CMTI‑12 durante la PP‑10. Aunque las dificultades que plantea el Reglamento de las Telecomunicaciones Internacionales son grandes, creo que es una oportunidad de impulsar al sector de las TIC en general y resolver los problemas mundiales de tarificación y seguridad. En fin de cuentas, nuestros miembros tienen una larga tradición de colaboración fructífera para todos.


Pregunta 5

En 2015, la Asamblea General de las Naciones Unidas evaluará el logro de los objetivos de desarrollo del Milenio y los resultados de la Cumbre Mundial sobre la Sociedad de la Información (CMSI). ¿Qué importancia reviste esa evaluación para la UIT y qué papel debería desempeñar la Unión en la preparación de la Asamblea?

Hamadoun I. Touré: La organización de las Naciones Unidas está “comprometida para conectar el mundo” y la UIT desempeña un papel importante en los esfuerzos por alcanzar los Objetivos de Desarrollo del Milenio. Creemos que una mayor utilización de las TIC y, en particular, de la banda ancha, dinamizará los planes de desarrollo y acelerará notablemente el progreso en todas las facetas de la vida humana, tales como la atención sanitaria, la enseñanza, el comercio y el medio ambiente. La UIT ya mide rigurosamente los avances y las medidas adoptadas con respecto a los objetivos de la CMSI mediante su plataforma de inventario de las actividades de la CMSI, que se ha vuelto a mejorar este año. Estas mediciones son importantes porque, como sabemos, las TIC desempeñan un papel catalizador esencial en la consecución de los Objetivos de Desarrollo del Milenio en otros sectores.

Además, celebraremos el próximo Foro de la CMSI en Nueva York, a fin de dar más relieve a nuestros éxitos ante otros miembros de la familia de las Naciones Unidas y pedirles que se impliquen más activamente en los esfuerzos en curso. La Comisión sobre banda ancha para el desarrollo digital también desempeña un papel esencial en este caso, ya que integra a los directores ejecutivos de la Conferencia de las Naciones Unidas sobre Comercio y Desarrollo (UNCTAD), el Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD), la Oficina de las Naciones Unidas para las Asociaciones (UNOP) y la Organización Mundial de la Propiedad Intelectual (OMPI), junto con altos representantes de las Naciones Unidas implicados directamente en el desarrollo. Si la Comisión decide proseguir sus tareas después de entregar sus resultados al Sr. Ban Ki‑moon, Secretario General de las Naciones Unidas, en septiembre, también podría contribuir de manera decidida al actual proceso de la CMSI y a la Asamblea General de 2015.


Pregunta 6

¿Cuáles serán sus principales prioridades para los próximos cuatro años?

Hamadoun I. Touré: Mi compromiso con los miembros de la UIT es mantener la Unión centrada firmemente en su principal mandato, seguir mejorando la eficiencia de nuestros procesos internos de trabajo y encontrar nuevas posibilidades de aumentar el número de nuestros miembros y seguir aumentando nuestra influencia en el sector al que servimos desde hace 145 años. En un mundo interconectado cada vez más complejo, la UIT es sencillamente más importante y esencial que nunca. Las dos palabras que caracterizarán los próximos cuatro años son: mejora e innovación. Lucharemos por aprovechar nuestros logros de los pasados cuatro años e innovaremos para adaptarnos al entorno en evolución permanente y satisfacer las expectativas de nuestros miembros.


Pregunta 7

La estructura “federal” de la UIT, constituida por la Secretaría General, el Sector de Radiocomunicaciones, el Sector de Normalización de las Telecomunicaciones y el Sector de Desarrollo de las Telecomunicaciones, exige un espíritu de colaboración y de equipo. ¿Cuáles son según usted las condiciones esenciales de un trabajo en equipo fructífero?

Hamadoun I. Touré: La estructura federal de la Unión es su fuerza. Permite que todo un equipo de funcionarios elegidos tome decisiones complejas. Por supuesto se necesita espíritu de equipo.

Un buen trabajo en equipo se basa en visión compartida, comunicación abierta y respeto mutuo. Puedo decir con confianza que desde que asumí el puesto de Secretario General, hemos luchado por lograrlo en beneficio de la Unión. Nos hemos centrado en la estrategia de “Una UIT” y hemos considerado que la colaboración activa es la mejor forma de lograr nuestros objetivos colectivos e individuales. Lo he dicho ya muchas veces, pero aprovecho de nuevo esta oportunidad para elogiar al Vicesecretario General por su excelente comunicación y apoyo y a los Directores por su franca colaboración y su contribución al éxito de la Unión durante los últimos cuatro años.


Pregunta 8

Se dice a menudo que la gente competente es la médula espinal de toda actividad económica u organización eficaz. ¿Qué desea decirle al personal con el que trabajará para llevar a cabo el plan estratégico y alcanzar los objetivos que se aprobarán durante la Conferencia de Plenipotenciarios para el periodo 2012–2015, con un presupuesto que también se decidirá durante esa conferencia para los mismos años?

Hamadoun I. Touré: Como cualquier organización importante, la UIT no sería nada sin su personal. Estoy extremadamente orgulloso del equipo que dirijo, que suma la experiencia en sus respectivos ámbitos a un compromiso y una dedicación extraordinarios con su trabajo.

Mi mensaje al personal de la UIT sería de agradecimiento por todo el duro trabajo realizado desde la PP‑06, y de ánimo ante los retos del futuro, puesto que ha demostrado estar preparado para afrontarlos. Hemos recorrido un largo camino durante estos cuatro breves años, mejorando espectacularmente las bases financieras de la Unión y su reputación en el sector privado. Debemos seguir trabajando duro para mantenernos en la cima, pero de las dificultades también surgirán oportunidades que nos llevarán por nuevos caminos atractivos y gratificantes.

 

  Anterior Versión imprimible Comienzo de la página Enviar correo electrónico a un amigo Siguiente © Derecho de autor de la UIT 2014
Denegación de responsabilidades - Política de privacidad