Actualidades de la UIT

Conozca lo que está pasando en el mundo de las telecomunicaciones

عربي  |  中文  |  English  |  Français  |  Русский  |  download pdf
                     

El automóvil totalmente conectado a la red en el Salón del Automóvil de Ginebra
Función de las normas mundiales
Malcolm Johnson
Crédito de la foto: ITU/V. Martin
“ Gracias a los medios de comunicaciones disponibles hoy en día, los automóviles pueden prever y evitar choques, navegar por la ruta más rápida hacia su destino, consultar informes de tráfico actualizados al minuto, identificar el sitio de aparcamiento disponible más cercano, alertar a los servicios de emergencia, controlar la contaminación del aire, minimizar las emisiones de carbono y proporcionar comunicaciones multimedios. ”

Malcolm Johnson,
Director de la Oficina de Normalización de las Telecomunicaciones de la UIT
 
image
Crédito de la foto: AFP
Un automóvil autónomo, que se puede conducir utilizando un iPhone con una conexión Wi-Fi

El automóvil totalmente conectado a la red en el Salón del Automóvil de Ginebra*, celebrado los días 3 y 4 de marzo de 2010, puso término a las solicitudes de los participantes en favor de una colaboración intersectorial más estrecha en materia normativa con miras a facilitar el despliegue de tecnologías para sistemas de transporte inteligentes (STI).

Malcolm Johnson, Director de la Oficina de Normalización de las Telecomunicaciones de la UIT, señaló: “Los fabricantes están dispuestos a implementar estas tecnologías, pero hasta la fecha no ha habido ningún adelanto real en lo que respecta a las normas necesarias para desplegar STI a escala mundial. Los fabricantes mundiales de automóviles no desean crear diferentes versiones de esas tecnologías para cada mercado distinto; no desean normas regionales o nacionales, sino normas mundiales. La UIT y sus asociados de World Standards Cooperation (WSC), la Organización Internacional de Normalización (ISO) y la Comisión Electrotécnica Internacional (CEI) están dispuestos a proporcionar esas normas y son capaces de hacerlo”.

Los nuevos servicios y aplicaciones podrían ser los factores de venta que le otorguen a los fabricantes de automóviles una ventaja en el deprimido mercado resultante de la atonía económica mundial. El Sr. Johnson agregó: “Gracias a los medios de comunicaciones disponibles hoy en día, los automóviles pueden prever y evitar choques, navegar por la ruta más rápida hacia su destino, consultar informes de tráfico actualizados al minuto, identificar el sitio de aparcamiento disponible más cercano, alertar a los servicios de emergencia, controlar la contaminación del aire, minimizar las emisiones de carbono y proporcionar comunicaciones multimedios”.

Se considera que la participación de la UIT, la ISO y la CEI son esenciales para superar los obstáculos resultantes –en parte– de unas comunicaciones mediocres entre sectores con intereses superpuestos: el automotriz, los STI, los proveedores y operadores de telecomunicaciones. Una de las conclusiones a las que se llegó en una sesión ejecutiva celebrada durante el Salón del Automóvil de Ginebra fue que la competencia entre órganos normativos era contraproducente.

Se ha destinado un gran volumen de recursos a actividades de investigación y desarrollo, pero aún no se han armonizado las numerosas normas que existen a nivel regional o de patentes. Se estima que esta falta de normas mundiales es un impedimento para el despliegue en gran escala de servicios y aplicaciones STI. Aunque la mayoría está de acuerdo en que las tecnologías se encuentran en una fase avanzada de desarrollo, los participantes acordaron que era necesario conocer con mayor claridad los trabajos de normalización que se estaban realizando y dónde; las responsabilidades del usuario, el regulador y el proveedor y los aspectos relacionados con la privacidad; los modelos de comercialización y de pago; los requisitos de interfuncionamiento y la propiedad de los mismos.

El taller de este año, el quinto organizado por WSC (una alianza entre la ISO, la CEI y la UIT) en el Salón Internacional del Automóvil de Ginebra 2010, giró en torno a los adelantos más recientes de las tecnologías STI, con inclusión de los requisitos de red para los automóviles eléctricos. Este taller ofreció una oportunidad excepcional para reforzar el diálogo entre los principales interesados en la esfera de los STI y la industria automotriz.

Celebrado durante el segundo Día de la Prensa y el primer día del Salón del Automóvil abierto al público, el evento –al que este año asistieron más de 120 participantes– supone una oportunidad sin igual para que los expertos y ejecutivos de la industria automotriz, la comunidad de las TIC, los gobiernos, los investigadores y los institutos de desarrollo, así como los círculos académicos, compartan sus opiniones y estrategias.

Entre los oradores de la Sesión Ejecutiva del evento "El automóvil totalmente conectado a la red" figuraron Christoph Huss, Vicepresidente de BMW y Presidente de la Federación Internacional de Sociedades de Ingeniería Automotriz (FISITA, International Federation of Automotive Engineering Societies), quien pronunció la declaración inaugural (véanse las páginas 34 y 35); Juhani Jääskeläinen, Comisión Europea; Raymond Resendes, Jefe de la División de Investigaciones sobre Tecnologías Inteligentes, United States National Highway Traffic Safety Administration; Samuel Loyson, Orange, Francia; David Schutt, SAE International, Estados Unidos; Yasuro Nakanomori, OKI, Japón; Russ Shields, Presidente, Ygomi and Reinhard Scholl, y la Oficina de Normalización de las Telecomunicaciones de la UIT.

     
Robert Steele
Crédito de la foto: ITU/V. Martin
Robert Steele,
Secretario General de la ISO

En sus declaraciones de apertura, Rob Steele, Secretario General de la ISO, declaró en nombre de WSC: “Es necesario normalizar las tecnologías esenciales con el fin de proporcionar una base sólida para otras innovaciones, así como para obtener las economías de escala necesarias para la comercialización de las tecnologías... Lo más interesante es la necesidad urgente de considerar el interfuncionamiento de todas estas tecnologías no sólo en el automóvil, sino en la infraestructura más amplia que se necesita para promover esta revolución”.

La información obtenida de los dispositivos electrónicos como parte de la red incorporada al vehículo es esencial para los servicios y aplicaciones STI, con inclusión de los sistemas de telecomunicaciones de emergencia. Actualmente el modo de extraer la información del vehículo difiere según el fabricante, el modelo y el tipo de carrocería. Se están estudiando normas para promover una “pasarela de vehículos” que permita a todos los dispositivos de consumo trabajar en armonía en todos los vehículos y con todas las infraestructuras. En la UIT los trabajos al respecto giran en torno a una “cuestión” de la Comisión de Estudio 16 del UIT–T. Se solicitan contribuciones de los Miembros de la UIT sobre una “plataforma de vehículos” para servicios y aplicaciones de telecomunicaciones/STI.

Dado que las aplicaciones STI tendrán que funcionar básicamente con la infraestructura actual, las redes de la próxima generación (NGN) desempeñarán un papel cardinal en su despliegue. Actualmente se está estudiando este tema en el marco de la convergencia entre sistemas fijos y móviles en el seno de la Comisión de Estudio 13 del UIT–T, que es la Comisión de Estudio rectora sobre redes futuras. En una de las sesiones del taller se recomendó crear un grupo mixto entre la ISO y el UIT–T sobre arquitectura y protocolos incorporados a vehículos, para que se encargue de avanzar los trabajos al respecto.

Los participantes en una sesión técnica llegaron a la conclusión de que era necesario aumentar la calidad y la naturalidad de todos los servicios vocales para reducir las distracciones del conductor. Se convino en que era preciso trabajar sobre un marco normativo para el diálogo entre el usuario y el dispositivo, y se determinó que el lugar adecuado para efectuar esos estudios era el Grupo Temático sobre Comunicaciones en Automóviles del UIT–T (GT CarCOM del UIT–T).

Un futuro eléctrico

Hoy en día, debido al despliegue cada vez mayor de vehículos eléctricos, las TIC desempeñan un papel importante en ámbitos tales como el control minucioso del estado de las baterías, los aspectos relacionados con las garantías y el comportamiento del conductor. Habida cuenta de las posibilidades de estas nuevas tecnologías, tanto para la industria automotriz como para la de las TIC, es indispensable que las diferentes partes comprendan los requisitos de los automóviles totalmente conectados a la red y lleguen a un acuerdo respecto de las soluciones que se han de proporcionar en las plataformas de red. En muchos casos puede utilizarse la infraestructura de telecomunicaciones existente.

A medida que los vehículos eléctricos se abren paso hacia nuestros caminos y garajes, es indispensable saber todo lo que se refiere a la carga de sus baterías. El desarrollo de redes de energía eléctrica inteligentes también será esencial para promover la adopción de automóviles eléctricos que, de conformidad con algunas propuestas, también pueden actuar como depósitos de almacenamiento de electricidad. En una de las presentaciones hechas en el taller se puso de relieve la magnitud de esta cuestión, y se mencionaron los trabajos que se están realizando en los Estados Unidos.

En dicha presentación se afirmaba que la red de energía eléctrica en los Estados Unidos es propiedad de unas 3.100 empresas de servicios públicos y es explotada por éstas, utilizando equipos y sistemas que proporcionan miles de proveedores, para suministrar energía a cientos de millones de usuarios y miles de millones de dispositivos finales. La transformación de esta infraestructura en una “Internet de la energía” es una empresa inmensa que exige un nivel de cooperación y coordinación sin precedentes entre los sectores público y privado, así como a través de todos los sectores de la industria. Para que esto sea posible la clave es establecer un marco robusto de normas técnicas compatibles.

La UIT está respondiendo a este desafío mediante la creación de un nuevo Grupo Temático del UIT–T que ayudará a establecer las normas mundiales necesarias para acelerar la transición hacia redes de energía eléctrica inteligentes. Este Grupo recientemente formado examinará las interrelaciones entre las formas de utilizar los actuales sistemas de control, medida, carga y distribución de la electricidad.

 
image
Crédito de la foto: ITU/V.Martin
Prototipo del automóvil eléctrico deportivo GreenGT, fabricado en Suiza. Se afirma que este automóvil para dos personas es el primer coche de carreras totalmente eléctrico con carrocería de fibra de carbono Fórmula Uno

GreenGT: un automóvil de carrera totalmente eléctrico fabricado en Suiza

Un aspecto especial del taller fue la presentación del prototipo de automóvil eléctrico deportivo GreenGT, a cargo de Jean-François Weber, socio fundador de GreenGT S.A., Suiza. Se afirma que este coche para dos personas es el primer automóvil de carrera totalmente eléctrico con una carrocería de fibra de carbono Fórmula Uno. El GreenGT puede dar 10 a 15 vueltas en una pista característica de Grand Prix a ritmo de carrera. Según el Sr. Weber, este automóvil puede acelerar de 0 a 100 km/h en unos 4,3 segundos y su velocidad máxima es de 285 km/h.

El GreenGT es neutral desde el punto de vista del carbono y sus baterías se recargan con energía solar; cuenta con dos conjuntos de baterías que producen en total 35 kWh de electricidad para alimentar a dos motores trifásicos síncronos con una potencia máxima de 150 kW cada uno. Tras las pruebas iniciales realizadas en mayo de 2009, el GreenGT dio sus primeros pasos en junio en la Pista de Prueba de Alta Tecnología Castellet, en el sudeste de Francia..

La distribución del peso de un automóvil eléctrico es muy distinta a la de un automóvil común, por lo cual los ingenieros tuvieron que ajustar la carrocería para soportar las pesadas baterías. Los automóviles eléctricos también producen enormes cantidades de pares de torsión, por lo cual el equipo del GreenGT tuvo que asegurarse de que la caja de cambios pudiera soportar la enorme potencia que debía transferir a las ruedas traseras. Las pruebas le dieron al equipo una idea de la duración de las baterías y le permitieron determinar si los equipos eléctricos y de seguridad del automóvil funcionaban correctamente. El GreenGT pasó todas las pruebas sin problemas.

Posteriormente el GreenGT se expuso en el “Pabellón Ecológico” del Salón Internacional del Automóvil de Ginebra. Este tipo de automóvil podría competir en Le Mans cuando el reglamento autorice la participación de automóviles totalmente eléctricos.

 

* Nuevo título para el "Taller sobre el automóvil totalmente conectado a la red", tras el acuerdo manifestado por el Salón del Automóvil de Ginebra de promover el evento en los próximos tres años.

 

  Anterior Versión imprimible Comienzo de la página Enviar correo electrónico a un amigo Siguiente © Derecho de autor de la UIT 2014
Denegación de responsabilidades - Política de privacidad