Actualidades de la UIT

Conozca lo que está pasando en el mundo de las telecomunicaciones

中文  |  English  |  Français  |  Русский  |  download pdf
                     

El mercado suizo de las telecomunicaciones
 
Crédito de la foto: Shutterstock
Using mobile phones on the slopes of Mount Titlis in the Swiss Alps

Suiza, un país situado en el centro de Europa, dispone de un mercado de las telecomunicaciones con características diferentes a las de sus vecinos. Los precios de los servicios de línea fija son favorables, en tanto que los correspondientes a las comunicaciones móviles relativamente caros, pero los clientes suelen mantenerse fieles a sus proveedores. Y Suiza es uno de los primeros países que ha adoptado una decisión poco habitual puesto que el acceso a Internet de banda ancha forma parte de las obligaciones de servicio universal.

La banda ancha en calidad de servicio universal

La decisión de que la banda ancha constituya un requisito en las prestaciones de servicio universal se adoptó en Suiza en reconocimiento de su importancia en la sociedad actual de la información y el conocimiento. Por otra parte, la instalación del acceso de banda ancha que cubre la mayor parte del país es técnicamente viable, y cada vez se puede acceder a más aplicaciones utilizando dicha tecnología.

La voluntad política de facilitar el acceso a un servicio de banda ancha incluso en regiones periféricas fue un factor importante en la incorporación de esa obligación en el servicio universal. El operador histórico, Swisscom AG, recibió el mandato de prestar un servicio universal y ahora ofrece conexiones de banda ancha prácticamente en todas partes. La licencia de servicio universal correspondiente ha entrado en vigor a partir del 1 de enero de 2008.

Para preparar la nueva licencia, la Oficina Federal Suiza de Comunicaciones (OFCOM) tuvo que evaluar diversos criterios, por ejemplo, si había interés en contar con servicios de banda ancha o si esos servicios eran accesibles al público en general, así como la tasa de penetración de banda ancha. Esta evaluación puso de manifiesto una situación un tanto divergente. Aunque en el momento de la encuesta más del 98% de las conexiones en los hogares eran compatibles con la banda ancha desde un punto de vista técnico, se registraba un índice de penetración inferior al 20%. Por lo tanto, la participación en la vida de la comunidad no parecía depender esencialmente del acceso a servicios de banda ancha. Sin embargo, tras examinar el panorama general, el Gobierno decidió proseguir ese camino.

Se logró limitar los riesgos financieros derivados de esa situación permitiendo la financiación de los costos de expansión, llegado el caso, a través de un fondo de servicio universal ya contemplado con arreglo a disposiciones estatutarias. Además, el órgano de gobierno supremo del país, el Consejo Federal, especificó velocidades mínimas de transmisión de banda ancha relativamente modestas, al tiempo que determinaba topes de precios máximos a la banda ancha como parte de la obligación de prestación de servicios. El riesgo financiero también pudo limitarse debido a la obligación de no privilegiar ninguna tecnología y autorizar servicios ligeramente reducidos si se planteaban condiciones difíciles. Como resultado de ello, Swisscom pudo dar cobertura prácticamente a todo el territorio suizo, sin solicitar ninguna compensación financiera con cargo al fondo de servicio universal.

A finales de 2008, el 84,6% de los usuarios suizos de Internet tenía acceso a la banda ancha; el 69,3% de ellos disponía de conexiones de línea de abonado digital (DSL) y el 28,8%, acceso por módem de cable. Otras tecnologías de acceso desempeñaron un papel menos importante (tan sólo 1,9% de usuarios). Más de la mitad de las conexiones en el país fueron proporcionadas por el operador histórico, Swisscom AG (52,3%).

Las TIC en Suiza, 2008 (cada 100 habitantes)
Líneas de telefonía fija 64.11
Abonados a telefonía móvil 117.97
Computadoras 97.60
Usuarios de Internet 76.10
Abonados a Internet de banda ancha 34.15
 

Pese a la desagregación de redes aplicada en 2007, la cuota de mercado de Swisscom en el sector de la banda ancha continuó aumentando. Ello se debe principalmente, hasta ahora, a que la mayoría de proveedores de servicios Internet por DSL se ha limitado a la reventa de uno de los servicios de Swisscom. La situación de otros proveedores ha empeorado en consecuencia: en el curso de un año, su cuota del mercado correspondiente a la conexión DSL disminuyó de 27,3 a 24,5%. Al parecer, la puesta en práctica de la desagregación de redes no ha dado todavía lugar a una inversión de la tendencia.

Red de línea fija sujeta a la libre competencia

La pequeña cuota (en comparación con el resto de Europa) que Swisscom ha logrado conservar en el mercado de la red fija arroja alguna luz sobre la evolución y el estado actual de la competencia. Cuanto mayor sea la cuota del operador histórico, menor será la penetración que logren otros proveedores en el mercado. En Suiza, la cuota de Swisscom (59,3%) en el mercado total de la red fija es muy inferior al promedio (64,8%) de los países de la Unión Europea. Sólo los operadores históricos en Suecia (57%), Alemania (51%) y el Reino Unido (58%) tienen cuotas de mercado inferiores.

Por lo tanto, la competencia es efectiva en el mercado suizo de la red fija dado que a finales de 2007 unas 75 empresas ofrecían servicios de telefonía vocal en la red de línea fija. Esta situación muestra que, evidentemente, ya no hay obstáculos contra la entrada en el mercado suizo de las telecomunicaciones. Un signo positivo es el hecho de que en 2008 tres nuevos proveedores participaron activamente en el mercado en comparación con el año anterior.

A finales de 2007, unas 43 empresas participaban en el sector de la telefonía con protocolo Internet (IP), en comparación con las 30 registradas en 2006. De esta forma, Suiza pasa a ser uno de los principales países europeos en esta categoría, puesto que ocupa el sexto lugar entre los 25 países de la Unión Europea. El 85% de todas las conexiones de telefonía IP utiliza redes de televisión por cable (CATV).

Desde la liberalización del mercado suizo que tuvo lugar en 2006, las tarifas por la utilización de las redes fijas se han reducido notablemente. Pese a ello, la competencia no ha permitido todavía la completa armonización de los precios de conexión. Si se compara a Swisscom con otro operador, Sunrise por ejemplo, se observa que los precios de Sunrise para llamadas nacionales son inferiores en un 20% para una llamada de tres minutos y en un 10% para una llamada de diez minutos. Incluso en las llamadas internacionales, que ya tienen un precio razonable en Suiza, se pueden todavía, en muchos casos, efectuar ahorros del 13 y 16%. Según la duración y el destino de la llamada, los usuarios suizos podrían ahorrar más si eligieran el proveedor de servicios conforme a sus hábitos de utilización.

Comunicaciones móviles: más caras, pero intacta la fidelidad de los clientes

La situación de la competencia en el mercado suizo de las comunicaciones móviles tiene algunas características particulares. Aunque los precios de Swisscom no son los más baratos, los clientes siguen interesándose en sus servicios. La cuota de mercado de Swisscom es de aproximadamente el 62%, lo que indica un nivel elevado para un operador histórico, en comparación con el promedio europeo del 38,3%. Suiza ocupa por tanto el segundo lugar en Europa después de Chipre (85,2%).

Tampoco es inhabitual que los usuarios suizos de telefonía móvil prefieran contratos más caros en lugar de sistemas de previo pago más baratos (57,3% y 42,7%). En la UE, la proporción entre estos dos métodos de pago es prácticamente la inversa (58,2% para sistemas de previo pago y 41,8% para contratos). Al parecer, habría otros factores decisivos aparte de los precios: en Suiza, los usuarios parecen preferir un servicio atractivo y una buena cobertura, y tener la posibilidad de utilizar sus teléfonos móviles sin ningún tipo de restricciones.

En Suiza, cuatro empresas explotan redes de comunicaciones móviles (Swisscom AG, Sunrise Communications AG, Orange Communications SA e In&Phone), con las tres redes de la próxima generación (3G) más importantes, en particular el sistema de telecomunicaciones móviles universales (UMTS). A pesar de sus dimensiones relativamente pequeñas, Suiza ocupa uno de los puestos de vanguardia en relación al número de operadores que prestan normalmente servicio a los mercados de los países de la UE.

Figura 1 — Parte correspondiente a la telefonía móvil en el mercado suizo   
image
Fuente: Estadísticas suizas oficiales sobre telecomunicaciones para 2008, resultados provisionales (Oficina Federal Suiza de Comunicaciones).

Sin embargo, la sola presencia de varios proveedores no es siempre garantía de una competencia efectiva. Las tarifas de los servicios móviles en Suiza son, en promedio, el 57% superiores a las de la UE (la diferencia varía según la utilización y el tipo de contrato del cliente). Ello está relacionado con el hecho de que los clientes suizos se muestran reacios a cambiar de proveedor. Hay que recordar también que el mercado suizo de telefonía móvil se liberalizó recién en 1998, y que este país aplica reglamentaciones estrictas para la construcción de infraestructura móvil y la protección contra la radiación. Además, las controversias planteadas por las tasas de terminación pueden ser resueltas únicamente por las autoridades, cuando una parte en esas negociaciones solicita su intervención. (Las tasas de terminación son las tasas cobradas por los operadores de redes móviles para encaminar el tráfico de otros operadores.)

Evolución de la telefonía fija y móvil

Como en otros países, se observa en Suiza la tendencia a sustituir la red fija por las comunicaciones móviles (ver la Figura 1). Sin embargo, dada la situación actual del mercado y las diferencias entre los precios más favorables de la telefonía fija y los precios relativamente caros de las comunicaciones móviles, el avance de esa tendencia ha sido hasta la fecha relativamente moderado. Si se aplica a la duración total de todas las llamadas telefónicas, a finales de 2008 la proporción de llamadas móviles era de apenas el 40%. La red fija sigue siendo la plataforma preferida para llamadas de larga duración.

Con todo, el abanico de posibilidades que ofrecen las comunicaciones móviles se pone de manifiesto al comparar el número de conexiones de red fija y los contratos de telefonía móvil. En 2008, un 70% del total de contratos de nueva conexión se registraba en el sector de la telefonía móvil (de previo pago o de facturación mensual).

En cuanto al número de llamadas realizadas, las redes fijas y móviles en Suiza están más equilibradas. Indiscutiblemente, en los últimos años la telefonía móvil ha aumentado, incluso en 2005 ya representaba aproximadamente el 40% de las llamadas. Es indudable que los hábitos del usuario están cambiando y que cada vez resulta más natural localizar a una persona llamándola a su teléfono móvil.

 

Este artículo es una contribución de la Oficina Federal Suiza de Comunicaciones

 

  Anterior Versión imprimible Comienzo de la página Enviar correo electrónico a un amigo Siguiente © Derecho de autor de la UIT 2014
Denegación de responsabilidades - Política de privacidad