Actualidades de la UIT

Conozca lo que está pasando en el mundo de las telecomunicaciones

中文  |  English  |  Français  |  Русский  |  download pdf
                     
Telecentros comunitarios polivalentes
De las iniciativas piloto a los proyectos viables — Lecciones de Honduras
Multipurpose community telecentres
Crédito de la foto: ITU/Bastidas-Buch
El TCP de Montaña Grande
 
Multipurpose community telecentres
Crédito de la foto: ITU/Bastidas-Buch
Los niños se divierten navegando por Internet en el telecentro

Lecciones de Honduras

Hace más de diez años que la Oficina Zonal de la UIT para América Central inició su primer proyecto piloto para implantar telecentros en esa región. Desde entonces, hemos ganado una amplia experiencia en la creación de este tipo de instalaciones, que se conocen generalmente como Telecentros Comunitarios Polivalentes (TCP), y han llevado servicios telefónicos y de Internet hasta aldeas distantes, y brindan oportunidades de aprendizaje a distancia y telemedicina.

En un principio fl orecieron en todos los países en desarrollo numerosas iniciativas piloto de todo tipo, pero diez años más tarde, la evaluación de los distintos modelos revela que no todos los telecentros han sobrevivido. El concepto de sostenibilidad se amplía ahora a los aspectos económicos, técnicos, administrativos y políticos.

Lograr la sostenibilidad

Los telecentros se crean alrededor del concepto de instalación única donde el usuario encuentra no sólo telecomunicaciones nacionales e internacionales fiables, sino también un conjunto básico de servicios como el fax, el envío y la recepción de correos electrónicos, el acceso a Internet, la impresión de documentos y la formación y experiencia técnicas. La energía solar, las comunicaciones por satélite, las nuevas tecnologías y la caída del precio de implantación de redes de área local han aumentado la viabilidad técnica de los telecentros.

Los gobiernos abrazaron el concepto de telecentros y se desbloquearon recursos económicos del sector público y del privado, que permitieron la implantación de tales instalaciones. Sin embargo, el verdadero reto ha sido mantener el funcionamiento de los telecentros de manera autosostenible y permanente.

Otro problema que ha sido necesario solucionar ha sido el de la creación de capacidad de expertos locales para el funcionamiento y mantenimiento de los TCP. La formación fue la solución para lograr la sostenibilidad técnica y administrativa. Al mismo tiempo, dentro de cada comunidad se dio formación a grupos de personas para que gestionasen sus telecentros. En Honduras, la comunidades rurales de todo el país asumieron en breve la responsabilidad de gestión.

Varios años antes ya había quedado claro que la política también afecta a la sostenibilidad de los telecentros. En algunos casos, cuando un nuevo gobierno no estaba de acuerdo con las políticas sociales del anterior, se declaró que los TCP habían sido una iniciativa fallida. Los nuevos gobiernos sustituyeron al personal administrativo y técnico formado, y se perdió toda la formación y experiencia logradas. Para evitar este problema, se consideró importante que los telecentros dependiesen de la autogestión de sus comunidades, sin contar con el apoyo del gobierno. Tal fue el caso del Telecentro Comunitario Polivalente de Montaña Grande, sito en las escarpadas tierras del sur de Honduras.

El TCP de Montaña Grande

El TCP de Montaña Grande fue creado en 2007 y se previó que fuese gestionado por la comunidad rural que lo utiliza, sin participación alguna del gobierno. Utiliza energía local para alimentar una red de área local de cuatro computadoras, una impresora láser, un televisor, equipos multimedios y un enlace de telecomunicaciones con tecnología Wi-fipara voz y datos. El telecentro está gestionado por un grupo de jóvenes aldeanos y presta diversos servicios a la comunidad, incluido el acceso al correo electrónico y a Internet para todos los estudiantes. Los gastos generados por todos los servicios y por la utilización de las instalaciones son asequibles para la comunidad local y el grupo de gestión está planificando la sustitución de las primeras computadoras utilizando sus propios recursos.

Gracias a que se gestiona a escala local, el TCP de Montaña Grande es viable dentro de su comunidad y mantiene su crecimiento. Así, la aldea de Montaña Grande, ubicada en la ladera de una bella montaña, recibe ayuda para producir más del 30 % de las verduras consumidas en Tegucigalpa, capital de Honduras, y las nuevas tecnologías aportan a la comunidad y sus empresas telecomunicaciones y otros beneficios. Este TCP es un buen ejemplo de la constante labor desempeñada para alcanzar los Objetivos de Desarrollo del Milenio de las Naciones Unidas.

* Artículo presentado por la Oficina Zonal de la UIT para América Central. Si desea más información, póngase en contacto con Roberto Bastidas-Buch (roberto.bastidas@itu.int).

 

  Anterior Versión imprimible Comienzo de la página Enviar correo electrónico a un amigo Siguiente © Derecho de autor de la UIT 2014
Denegación de responsabilidades - Política de privacidad