Actualidades de la UIT

Conozca lo que está pasando en el mundo de las telecomunicaciones

中文  |  English  |  Français  |  Русский  |  download pdf
                     
TIC y recuperación económica
 
mobile phone
 
graph
Crédito de la foto: Shutterstock

La crisis económica que explotó hace un año ha sacudido los propios cimientos del sector financiero mundial, ha hecho desembocar a muchos países industrializados en la recesión y ha aminorado el ritmo de crecimiento de grandes economías incipientes. Aunque los mercados bursátiles se han reactivado ligeramente y algunos economistas encuentran motivos como para ser optimistas, los analistas de importantes instituciones tales como el Fondo Monetario Internacional (FMI), el Banco Mundial y la Organización de Cooperación y Desarrollo Económico (OCDE) convienen prácticamente en que la recuperación será débil, lenta y desigual.

¿Cómo afecta esta atonía económica al crecimiento de las tecnologías de la información y la comunicación (TIC)? ¿Y cómo podrían las inversiones en TIC ayudar a iniciar y promover una recuperación? Estas interrogantes se examinan en un Informe* publicado por la UIT en agosto de 2009, que se presentará a los dirigentes del gobierno y de la industria que asistan a ITU TELECOM WORLD 2009, en Ginebra, del 5 al 9 de octubre.

Desempeño del sector industrial en épocas de crisis

En todo el mundo el sector de las TIC ha padecido una reducción de la demanda, recortes operacionales y disminuciones de la inversión. Sin embargo, según se indican en el Informe, este sector está demostrando ser más fl exible que la mayoría de los otros sectores de la industria, especialmente en lo que se refiere a las comunicaciones móviles y por satélite.

Móviles encendidos

El sector móvil sigue creciendo, aunque a un ritmo más lento que antes. Si bien las ventas de equipos se han resentido, los servicios funcionan mucho mejor y sólo un puñado de países ha acusado reducciones en su número de abonados móviles. Asimismo, algunos tipos de hardware —como el teléfono inteligente, parecen ser inmunes a la recesión. Según las predicciones de Pyramid Research (analistas con base en los Estados Unidos), en América Latina, por ejemplo, el segmento de los teléfonos inteligentes registrará el crecimiento más acelerado del mundo y pasará a ser una importante fuente para recaudar ingresos en el curso de los próximos cinco años; éstos predicen asimismo que en el mercado de América Latina la venta de teléfonos inteligentes aumentará de 7 millones en 2009, es decir el 5,4 % de la venta total de teléfonos, a 48 millones en 2014, o sea, el 30 % del total.

Habida cuenta del aumento de la demanda de acceso en banda ancha para acceder a Internet mediante dispositivos móviles, los operadores están explorando las posibilidades de la tecnología de Evolución a Largo Plazo (LTE, Long Term Evolution), pero aunque se están instalando algunas redes LET, éstas aún no funcionan en régimen totalmente comercial. Entre tanto se sigue disponiendo de acceso en banda ancha mediante tecnología WiMAX, cuya demanda procede principalmente de los países en desarrollo.

El órgano representativo de la industria móvil, la GSM Association, estima que hacia 2013 podrían estar conectados con Internet mediante dispositivos móviles 2.400 millones de personas en todo el mundo, cifra que es diez veces mayor que el nivel actual de 200 a 300 millones de personas. Los mercados emergentes también serán un importante ámbito de crecimiento para el acceso a Internet móvil. En India, por ejemplo, de conformidad con la empresa de consultaría mobileSQUARED de Reino Unido, hacia 2013 podría haber mas de 300 millones de dispositivos móviles con acceso a Internet.

Redes de la próxima generación

Junto con la demanda de conectividad móvil, un número cada vez mayor de personas desea disponer de banda ancha en el hogar. Durante el primer trimestre de 2009 el número de abonados a la banda ancha siguió aumentando firmemente en general en los Estados Unidos, China, Brasil y Canadá, y daba una imagen saludable en América Latina y Asia Oriental y Meridional. Las redes de la próxima generación (NGN) basadas en paquetes pueden proporcionar múltiples servicios a dispositivos móviles y fijos, pero la crisis económica ha recortado los planes de inversión de numerosos operadores de telecomunicaciones que intentan perfeccionar sus equipos. En efecto, los operadores no sólo deben hacer frente a una financiación más cara y limitada, sino también a la incertidumbre respecto al futuro reglamentario y las corrientes de ingresos que podrían esperar de las NGN.

No obstante, durante 2008 y el primer trimestre de 2009 el crecimiento de las NGN estuvo en consonancia con las tendencias a largo plazo, y todo indica que proseguirá el despliegue de redes de banda ancha (véase el Cuadro 1, en la página 8). Los consultores Park Associates de los Estados Unidos determinaron que en 2008 el número de hogares con banda ancha aumentó repentinamente en un 18 % en todo el mundo, aunque ese fue un año de explotación bastante duro. Según las previsiones de esta empresa, hacia 2013 más de 640 millones de hogares tendrán acceso a Internet en banda ancha. Según otra empresa de investigación de los Estados Unidos, Heavy Reading, hacia 2012 las instalaciones de fibra hasta el hogar (FTTH) aumentarán en un 30 % anual para llegar a unos 90 millones de hogares en todo el mundo en 2012.

 
graph
Crédito de la foto: Shutterstock
Valor reconocido del VoIP

El número de personas que utilizan servicios de transmisión vocal por el protocolo Internet (VoIP) para hacer llamadas telefónicas va en aumento. De hecho, la recesión podría estar estimulando esa tendencia, dado que los consumidores tratan de ahorrar dinero recurriendo a servicios agrupados que incluyen el VoIP. Además, del estudio sobre reglamentación que efectúa anualmente la UIT se desprende que los marcos reglamentarios del VoIP se están adaptando a la realidad del mercado: hacia mediados de 2009 apenas un poco más de dos terceras partes del total de países había legalizado explícitamente la oferta comercial del VoIP o lo había implícitamente condonado.

Los satélites perseveran en su crecimiento

La industria de satélites también se ha mantenido en una situación saludable durante la crisis financiera. Todo indica que el crecimiento se mantendrá firme: largos periodos de espera entre la inversión y el despliegue, nuevas aplicaciones y modelos de financiación, costos marginales insignificantes y ausencia de complicaciones terrenales “del último tramo”. El sector prevé un aumento anual del 7–8 % en los ingresos durante los próximos cinco años y un aumento de 50 % a lo largo del próximo decenio.

Programas estatales de estímulo

Pese a la relativa salud del sector de las TIC, durante la crisis podría necesitarse apoyo financiero no sólo del sector privado sino también de los gobiernos. Según informes, más de 50 países aplican programas de estímulo económico, con inclusión de 25 países miembros de la OCDE. Muchos de estos países incluyen a las inversiones en la esfera de las TIC en sus planes, con nueva financiación destinada a la ampliación de la banda ancha (véase el Cuadro 1). Asimismo, se está proporcionando cada vez más apoyo a las aplicaciones TIC para crear, por ejemplo, sistemas de transporte o redes de energía eléctrica “inteligentes”. Después de más de dos decenios de crecimiento de la participación del sector privado en el ámbito de las telecomunicaciones, actualmente el sector público podría volver a desempeñar una función cardinal en la financiación de la construcción de redes e infraestructuras.

graph El acceso a Internet es vital para la participación de empresas y organizaciones en la economía de la información de hoy en día, y los gobiernos han reconocido los poderosos efectos que tiene la inversión en las TIC sobre el crecimiento económico. Ello obedece al hecho de que produce un elevado rendimiento y promueve nuevas inversiones secundarias, además de que no permite que se filtren capitales al extranjero o a otros sectores. Los proyectos se pueden ejecutar con relativa rapidez, y prometen mayores ganancias en productividad que la inversión en otras formas de infraestructura, al tiempo que ayudan a crear un acervo de personal calificado para el futuro. Por otro lado, la inversión en infraestructura es probable que genere un crecimiento económico más robusto y duradero que otros tipos de medidas de estímulo (como las desgravaciones fiscales). Así pues, junto con el rendimiento para inversores particulares, también es posible que arrojen mayores beneficios para la sociedad en su conjunto. Con miras a aprovechar cabalmente esos beneficios, es probable que se necesite la inversión del sector público.

Algunos comentaristas han hecho hincapié en que la financiación de estímulo por parte de los gobiernos debería tener un carácter temporal y selectivo, con miras a no desalentar (o “excluir”) otras inversiones por el sector privado; no obstante, es menos factible que esto constituya un riesgo en un momento de recortes crediticios, cuando es factible que ese tipo de inversión se vea gravemente limitada.

El poder de la inversión en las TIC

La adopción de una política nacional destinada a fomentar el despliegue de la banda ancha en zonas poco atendidas, con medios móviles o alámbricos, podría tener efectos de amplio alcance tanto en el mundo industrializado como en desarrollo. De las investigaciones efectuadas recientemente por el Banco Mundial, por ejemplo, se desprende que con cada 10% de aumento en la penetración de la banda ancha se podría impulsar el crecimiento del Producto Nacional Bruto (PNB) en los países en desarrollo en un 1,38 % (véase la Figura 1).

El acceso en banda ancha para toda la gama de servicios proporcionados por Internet no sólo tiene una repercusión inmediata, sino que también crea oportunidades empresariales y tiene efectos “multiplicadores” que benefician a la economía en general. El efecto de un multiplicador económico hace que el valor de los gastos iniciales del gobierno en dólares se multiplique mediante reiteradas rondas de ingresos-desembolsos, de modo que en última instancia el efecto es mucho mayor que el de la inversión inicial. Según la empresa canadiense Strategic Networks Group, que ofrece servicios de planificación de banda ancha, las inversiones secundarias impulsadas por la banda ancha pueden alcanzar un valor 10 veces superior al de la inversión inicial, mientras que su contribución al PND podría ser 15 veces mayor (véase el Cuadro 2). Estos efectos económicos secundarios necesitan un tiempo más prolongado para materializarse pero pueden tener un efecto mayor a largo plazo, a medida que la productividad y la competitividad mejoran y se crean nuevos servicios y puestos de trabajo.

Cuadro 1 — Planes de inversión seleccionados en infraestructura TIC, por operadores y gobiernos
País Anunciado Fecha Inversión Metas y objetivos Velocidades
Austria Telekom Austria 2004 780 millones EUR
(1.130 millones USD)
Plena transición de redes básicas a NGN iniciada en 2004; se terminará en 2012 20 Mbit/s
Australia Gobierno 2008 3.000 millones USD Fibra hasta los locales para el 90 % de los australianos 100 Mbit/s
Australia Telstra Noviembre de 2005 10.000 millones AUD Red básica IP en 2007–2010 para el 90 % de los hogares en ocho años 100 Mbit/s
Bélgica Belgacom 2007 647 millones EUR Proyecto de autopista a alta velocidad para red IP/MPLS en 2008–2012 para el 80 % de los hogares 100 Mbit/s
Canadá Gobierno Enero de 2009 225 millones CAD
(211 millones USD)
Cobertura en banda ancha para zonas carentes de servicios y comunidades distantes en el curso de tres años N/D
Dinamarca TDC 2006 N/D TDC establecerá una única red IP NGN con una cobertura del 75 % de los hogares en 2009 y el 90 % de los hogares en 2010, 75 % de los hogares en 2010 20 Mbit/s
20 Mbit/s
100 Mbit/s
Unión Europea Comisión Europea Noviembre de 2008 1.000 millones EUR
(1.460 millones USD)
Cobertura del 100 % con Internet a alta velocidad en 2010; hincapié en las comunidades rurales N/D
Finlandia Gobierno Septiembre de 2008 200 millones EUR
(291 millones USD)
en asociaciones entre los sectores público y privado
Ampliación de la red de banda ancha ultrarrápida para abarcar el 100 % de los hogares en 2016 1 Mbit/s 2010;
100 Mbit/s 2016
Francia Gobierno   N/D Acceso a la banda ancha en 2010; banda ancha móvil para todos en 2012 N/D
Francia France Télécom Enero de 2006 3.000–4.500 millones
EUR (4.000–6.600 millones USD) para 2012
Un millón de hogares instalados con fibra en 2008; 4 millones de hogares instalados en 2012 N/D
Alemania Gobierno 2009 150 millones EUR
(219 millones USD
Capacidad de acceso a la banda ancha a escala nacional a más tardar a fines de 2010. Zonas carentes de servicios en 2010. Para 2014 el 75 % de los hogares dispondrá de banda ancha Objetivo:
50 Mbit/s
Alemania Deutsche Telekom 2005 3.000 millones EUR
(4.400 millones USD)
En 2010 se habrá sustituido totalmente PSTN, VDSL y HDTV para el 30 % de los hogares con 50 Mbit/s 50 Mbit/s
VDSL y FTTC
Grecia Gobierno Septiembre de 2008 2.100 millones EUR
(3.000 millones USD)
Licitación para despliegue de redes de fibra durante un periodo de siete años a partir de 2009/2010 100 Mbit/s
FTTH/B
Irlanda Gobierno 2009 223 millones EUR
(318 millones USD)
Cobertura en banda ancha universal para septiembre de 2010 1.2 Mbit/s
Ireland Eircom 2006 60 millones EUR para perfeccionamiento Migración hacia la red básica NGN y despliegue de redes de fibra en ciudades 1–24 Mbit/s
Italia Telecom Italia 2006 60 millones EUR durante 2007–2017 Migración de la red de acceso hacia la NGN para el 98,5 % de la población, banda ancha 5,2 % fibra en 2009 4–100 Mbit/s
Japón Gobierno Sep. 2008 – abril de 2009 37.100 millones YEN
(395 millones USD)
ITS, mejora de la infraestructura de tecnologías de la información, capacitación al personal en TI y nuevas industrias, con instalación de banda ancha en zonas rurales N/D
Corea (Rep. de) Gobierno Febrero de 2009 890 millones USD Para 2012 se decuplican las velocidades de la infraestructura de banda ancha nacional 1 Gbit/s para 2012
Letonia Lattelecom 2009 N/D Planes para sustituir DSL por FTTH en 2009–2010, en algunas ciudades se está ensayando la tecnología FTTH 100 Mbit/s
500 Mbit/s
Luxemburgo     195 millones EUR
(285 millones USD)
Aceleración de la construcción de la autopista Luxconnect N/D
Países Bajos KPN 2005–NGN
2008–FTTH
6–7 mil millones EUR Migración de las redes hacia las NGN —todas las redes básicas IP planificadas para 2010 N/D
Nueva Zelandia Gobierno Marzo de 2009 1.500 millones NZD Banda ancha ultrarrápida para 2019; cobertura de 75 % de la población Fibra
Noruega Telenor 2005–NGN
2007–FTTH
N/D Red MPLS IP básica para 2010 utilizando PON, DSL y WiMAX para la cobertura total FTTH
Polonia Telekom.Polska (TP) Sept. de 2008–NGN y FTTx 400 millones EUR Inversiones de TP en redes ópticas pasivas de 2009 a 2011 50 Mbit/s
Portugal Gobierno Enero de 2009 800 millones EUR
(1.168 millones USD)
Inversiones subvencionadas en fibra óptica para 1,5 millones de usuarios de NGN N/D
Singapur Gobierno 2007–2008 1.000 millones SGD
(710 millones USD)
La red de banda ancha NGN cubrirá el 60 % de los locales en 2010 y el 95 % en 2012 1 Gbit/s+
República Eslovaca Slovak Telekom 2004 N/D Red básica NGN digital y cobertura del 40 % de los hogares en 2010 Fibra
España Gobierno 2008 N/D Instalación de fibras de la próxima generación y reglamentación de la banda ancha Hasta 30 Mbit/s
España Telefónica Mayo de 2006 1.000 millones EUR Inversión en FTTx de la próxima generación con una cobertura del 40 % de la población en 2009 25 Mbit/s
Suecia TeliaSonera Fines de 2004 200 millones SEK
(28 millones USD)
Gran número de operadores en transición hacia redes básicas IMS e IP; el objetivo nacional es la banda ancha en todos los hogares hacia 2010 10 Mbit/s
Reino Unido Gobierno Enero de 2009 Se comunicará Compromiso de servicio universal de banda ancha para prácticamente todas las comunidades en 2012 2 Mbit/s para 2012
Reino Unido BT 2004 1.500 millones GBP
(2.200 millones USD)
BT lanzó la red del siglo XXI en 2004 y su plan de banda ancha superrápida Openreach a mediados de 2008 para el 40 % de la población o 10 millones de hogares 40–100 Mbit/s
Estados Unidos Gobierno 2009 7.200 millones USD Promover el servicio de banda ancha para prestar zonas con escasez o carencia total de servicios, escuelas, bibliotecas y centros de salud No se ha fijado un mínimo

Fuentes:: Christine Zhen-Wei Qiang (2009), OECD (2009), Dr. Vaiva Lazauskaite (2009), Booz & Company (2009).

Nota — Los equivalentes monetarios se presentan en su forma original para no distorsionar las fuentes, de modo que no en todas las conversiones a USD se utilizan los mismos tipos de cambio.

 

Cuadro 2 — Efectos multiplicadores de las inversiones en infraestructura de banda ancha (Reino Unido y Canadá)
  Reino Unido* Canadá**
Inversiones en
infraestructura de banda
ancha comunitaria
Inversiones en
ciberaprendizaje,
telemedicina y banda ancha
Inversión inicial del Gobierno en infraestructura de banda ancha 10 millones USD 10 millones USD
Inversiones procedentes de otras fuentes (sector privado, autoridades municipales, etc.) 116 millones USD 101 millones USD
Inversiones totales 126 millones USD 111 millones USD
Contribución de la inversión total al PNB 164 millones USD 150 millones USD
Contribución al empleo total* 2.100 trabajos 4.800 trabajos
Contribución a los impuestos 61 millones USD 32 millones USD

Fuente: Strategic Networks Group (SNG).

* Informe del SNG para el Departamento de Industria y Comercio del Reino Unido, 2003.
** Informe del SNG para Industry Canada, 2004.

¿Qué tecnologías?

La industria inalámbrica se ha beneficiado visiblemente de la inversión del sector privado, y ello podría explicar por qué algunos planes de estímulo económico han apuntado en cambio a infraestructuras alámbricas tales como las redes de fibra óptica. Sin embargo, a causa de la diversidad de tecnologías alámbricas concurrentes, hay cierto recelo en invertir exclusivamente en una opción de la próxima generación. En cambio, los operadores pueden mitigar los riesgos al invertir en toda una serie de tecnologías NGN. Esta estrategia es la que aplican por ejemplo British Telecom, Deutsche Telekom y Telenor de Noruega.

Entre tanto, los gobiernos deben actuar con cautela para evitar la creación de planes de estímulo de la banda ancha que favorezcan a determinadas tecnologías o empresas tradicionales, y pongan así en peligro la competitividad del mercado. Es preciso diseñar cuidadosamente medidas económicas para reducir al mínimo estos peligros y garantizar que los fondos de estímulo se invierten correctamente en beneficio de la industria, los consumidores y la sociedad.

Entorno propicio

Otro motivo de inquietud es que los gobiernos (y los reguladores), a causa del énfasis en la financiación, puedan pasar por alto otras medidas más sencillas e inmediatas destinadas a promover las inversiones por el sector privado. Esas medidas incluyen la reforma del régimen impositivo, el fomento de la competencia y de una mayor claridad y seguridad reglamentaria. Se podrían resolver los problemas de disponibilidad del espectro de frecuencias radioeléctricas si dicho espectro se liberase con mayor rapidez, acelerando la transición hacia la televisión digital (véase el artículo que figura en las páginas 18–22). Asimismo, los gobiernos también podrían simplificar los procedimientos de concesión de licencias y optimizar la atribución de espectro, fomentando al mismo tiempo la coubicación y la compartición de infraestructuras. Hay varios medios según los cuales los gobiernos pueden crear un marco propicio para aumentar las inversiones, a pesar de la falta de créditos inmediatamente disponibles, antes (o además) de recurrir al suministro de fondos públicos.

Brecha digital

Los países en desarrollo son vulnerables a los efectos perturbadores de la atonía económica, y no solamente al impacto de las pérdidas de empleo, sino también a la disminución de las exportaciones, la reducción de la inversión extranjera directa y el desmoronamiento de la demanda global de productos básicos. Algunas economías incipientes han comenzado a aplicar grandes programas de estímulo. El plan de China, anunciado en noviembre de 2008 por un valor de 585 mil millones USD (o el 19 % del PNB), apuntará a atenuar las restricciones crediticias, así como a mejorar la agricultura, la atención de salud, los servicios de bienestar social y la infraestructura, e incluirá la ejecución de proyectos destinados a promover la innovación tecnológica. Éstos se sumarán a las ingentes inversiones que se están destinando a la infraestructura de banda ancha fija y móvil de la próxima generación.

Otras economías incipientes siguen aplicando los planes de estímulo que iniciaron antes de que estallara la crisis. Brasil, por ejemplo, divulgó en 2007 su Programa de Crecimiento Acelerado, en el marco del cual se prevé una inversión de 221.400 millones USD para crear infraestructuras, principalmente en los sectores del transporte y la energía. Mucho antes del bajón económico mundial, Brasil también dedicó importantes inversiones a la infraestructura TIC y a atender los requisitos del servicio universal, con inclusión del Fondo para el Servicio Universal.

graphEn África y en otros sitios, el crecimiento de las tecnologías “caseras” y la creación de nuevos modelos inspiradores para la prestación de servicios sanitarios y financieros por teléfono móvil, por ejemplo, también pueden ayudar a potenciar al máximo los beneficios económicos de las TIC. Sin embargo, ante la recesión mundial, muchos países en desarrollo con reservas limitadas pueden verse obligados a atender otras necesidades más inmediatas, como por ejemplo mejorar las viviendas y los sistemas de saneamiento. En tal caso, éstos podrían esquivar los efectos más positivos que tiene la inversión en las TIC sobre la productividad. Y si los países industrializados perseveran en las inversiones en redes de gran banda ancha subvencionadas por el Estado, los países en desarrollo podrían verse obligados a seguir quedándose con la peor tajada de la creciente brecha digital.

Más allá de la crisis

El sector de las TIC tuvo un arduo comienzo hasta 2009, en particular sus segmentos de hardware. Se han perdido puestos de trabajo, pero se ha registrado un crecimiento en el lado del servicio y han proseguido las inversiones (aunque a un nivel más bajo) en actividades de investigación y desarrollo. Ésta es una estrategia vanguardista. El sector de las TIC está basado en la transformación tecnológica y los planes de estímulo pueden ayudar a promover el despliegue de NGN y de infraestructuras avanzadas en beneficio de los consumidores, las empresas y los gobiernos.

En el Informe se llega a la conclusión de que, pese a que la crisis financiera supone un desafío para muchas empresas, habida cuenta de la importancia estratégica de las TIC para respaldar otras industrias, así como de la necesidad de ampliar los beneficios de la conectividad para favorecer a todos los habitantes del mundo, la inversión en las TIC es esencial para promover la recuperación económica.

* "Confronting the Crisis: ICT Stimulus Plans for Economic Growth" (agosto de 2009).

 

  Anterior Versión imprimible Comienzo de la página Enviar correo electrónico a un amigo Siguiente © Derecho de autor de la UIT 2014
Denegación de responsabilidades - Política de privacidad