OPERADORES DE RED VIRTUAL MÓVIL


¿Qué son los MVNO?*

La cuestión de los operadores de red virtual móvil (MVNO) es bastante reciente. Por primera vez, los beneficios y las dificultades de la reglamentación de estos nuevos protagonistas se debaten a nivel internacional en el marco del Seminario de Planificación Estratégica de la UIT sobre concesión de licencias de los móviles de tercera generación (3G) (Ginebra, 19–21 de septiembre de 2001).

Hasta la fecha, no hay consenso en lo que constituye un MVNO. Generalmente, se define un MVNO como un operador que ofrece servicios móviles a usuarios finales pero que no cuenta con una licencia gubernamental para utilizar su propia frecuencia radioeléctrica. En su lugar, un MVNO tiene acceso a uno, o en teoría, tal vez a más, de los elementos radioeléctricos de un operador móvil y está en condiciones de ofrecer servicios a abonados utilizando dichos elementos. En los elementos se incluyen el enlace de transmisión radioeléctrica, sus funciones de control y las funciones de gestión de movilidad que siguen exactamente el emplazamiento de los teléfonos móviles de forma que se les puedan pasar las llamadas.

Analistas tales como Pyramid Research definen un MVNO como una compañía que presta servicios móviles de voz y de datos a usuarios finales mediante un acuerdo de abono, sin tener acceso al espectro. Esta definición continúa especificando que mediante acuerdos comerciales con operadores de red móvil que cuentan con licencia, un MVNO negocia la compra de exceso de capacidad para la reventa a los clientes.

* Este artículo se basa en el documento "Licensing of third generation (3G) mobile: Briefing Paper" preparado por Patrick Xavier de la School of Business, Swinburne University of Technology, Melbourne, Australia (pxavier@swin.edu.au), Director del Seminario de Planificación Estratégica de la UIT (Ginebra, 19–21 de septiembre de 2001).

La Oficina de Telecomunicaciones (Oftel), entidad de reglamentación del Reino Unido, define a los MVNO como los que realizan actividades efectuadas por otras organizaciones, ofreciendo servicios móviles pero sin emitir su propia tarjeta SIM. La figura 1 muestra la interfaz entre un MVNO y la red de telecomunicaciones.

De estas definiciones, los MVNO se muestran con naturaleza diversa, dependiendo de la medida en que se apoyan en las facilidades de la red móvil anfitriona. Hasta ahora, los MVNO que han obtenido acceso a redes anfitrionas lo han hecho mediante negociaciones comerciales. Por ejemplo, Virgin Mobile, que está presente en una serie de países por todo el mundo (véase el recuadro de la página 18), desde su lanzamiento del Reino Unido en noviembre de 1999, ya ha establecido su propio centro de conmutación móvil y no tiene su propio código de red móvil, pero los usuarios finales lo consideran de forma general como un operador real que compite sobre una base de "entidad portadora igual" con los operadores basados en su propia infraestructura.

Algunos analistas sostienen que la reglamentación debe facilitar las operaciones de los MVNO, pues ofrecen a los consumidores un abanico más amplio de servicios y aplicaciones con precios inferiores y ello se traduce por tanto en una utilización más eficaz del espectro. Otros aducen que el entorno móvil es suficientemente competitivo y que la llegada de los operadores 3G aumentará más la competencia, y que la intervención reglamentadora en apoyo de los MVNO es innecesaria.



Figura 1 – Cliente MVNO que efectúa y recibe llamadas



Origen:
Ovum



Posiciones reglamentarias actuales en relación con los MVNO

Las opiniones de las entidades de reglamentación hacia los MVNO varían significativamente en la actualidad. Las entidades de este tipo en muchos países continúan preguntándose si es necesaria (y en dicho caso en qué medida) la intervención reglamentaria, incluyendo la reglamentación del precio y las condiciones de acceso.

Ha habido argumentos a favor y en contra de la reglamentación de los MVNO. En la Unión Europea (EU), las directivas de reglamentación de las telecomunicaciones actualmente no contemplan el acceso de los MVNO a una red con licencia de operador 3G.

Los que están a favor de la reglamentación dicen que los operadores de red móvil controlan el espectro radioeléctrico disponible, que es una facilidad de acceso angosto y supone una barrera de entrada para los nuevos operadores de red móvil. Asimismo, es menos probable que los operadores de red móvil den a los MVNO acceso, a menos que ello sea un requisito reglamentario. Sostienen que la reglamentación del mercado móvil está fallando, lo que es otro motivo por el que la reglamentación de los MVNO puede ser una buena idea. Los operadores móviles tienen márgenes muy elevados de beneficio, del 25%, lo que en algunos casos es significativamente superior a los costos. La reglamentación actual, según la interpretan algunas autoridades de reglamentación nacional ya les otorga el poder de hacer cumplir a los operadores actuales una obligación de acceso.

Los argumentos en contra de la intervención reglamentaria se basan en el hecho de que los beneficios de los MVNO están aún por demostrar y de que no hay una evidencia adecuada de que se haya producido el fallo del mercado. El mercado móvil es competitivo por naturaleza y por tanto, no requiere reglamentación. No hay un consenso de la industria sobre la necesidad del acceso de los MVNO y sobre las escasas posibilidades de que dichos MVNO puedan llegar a desalentar la inversión en las redes móviles (las 2G y 3G). Los que se oponen a la intervención reglamentaria sostienen también que las medidas de reglamentación tales como las de acceso indirecto o las de redes 3G mejorarán la situación competitiva.

Comparación con la descomposición de la red de bucle local

Los que están en contra de la reglamentación del acceso de los MVNO a las redes 3G dicen que la red fija no responde al mismo caso de "descomposición del bucle local". Algunos operadores y entidades de reglamentación han empezado a pensar sobre la homologación del acceso MVNO en la red móvil con la descomposición del bucle local en la red fija. Señalan que la descomposición del bucle local fue introducida para implantar la competencia en los mercados local y de acceso, de forma que el operador histórico no fuese a largo plazo el único operador (aparte de los operadores de cable) que controlase los futuros mercados de banda ancha. Sostienen que el acceso MVNO es un tema mucho más complejo.

La extensión de la competencia en precios resultante de la entrada de los MVNO dependerá de las condiciones en las que los MVNO obtengan acceso a la redes móviles. Es probable que se requiera la intervención reglamentaria para determinar los precios y condiciones del acceso de los MVNO a las redes de los operadores con licencia, pues las primeras indicaciones apuntan a dificultades para concluir la negociación comercial.

Oftel efectuó recientemente una investigación para obtener una evaluación actualizada del estado de la política en cuanto a desarrollo del concepto MVNO en otros países europeos. Oftel concluyó que, con unas pocas excepciones, las entidades de reglamentación europeas están en sus inicios. Los temas relativos al concepto MVNO no se han examinado con detalle y de esta manera, la mayoría de las entidades de reglamentación no están aún en condiciones de formular declaraciones categóricas de política. Según la investigación de Oftel: "Las excepciones son las entidades de reglamentación de Noruega, Dinamarca y Suecia — las tres han solucionado oficialmente las controversias pertinentes del concepto de MVNO, respondiendo a las peticiones recibidas de una organización denominada Sense Communications (un proveedor de servicio noruego)". Sense ha tratado de negociar el acceso al tiempo de transmisión con los operadores existentes que se muestran reacios a concederlo, especialmente porque Sense quería utilizar sus propios códigos de red móvil y tarjeta SIM.


Virgin Mobile – Ejemplo de un MVNO

Un ejemplo típico es Virgin Mobile que surgió como una asociación al 50:50 entre el Grupo Virgin y One2One. Virgin compra tiempo de transmisión y capacidad de red a One2One sobre una base de mayorista y a continuación las integra y vende a su cartera de clientes. A diferencia de un revendedor puro, Virgin asume funciones y responsabilidades asociadas tradicionalmente al operador íntegro de la red, incluyendo la atribución de tarjetas SIM. Virgin Mobile ofrece servicios móviles vocales y de valor añadido tradicionales. Un factor clave en el éxito de Virgin ha sido la plataforma de distribución y ventas integradas que ha montado: el centro de llamadas, el sitio en la Red y los numerosos puntos de distribución Virgin.

Virgin Mobile cuenta con más de 675.000 clientes en el Reino Unido que cubren aproximadamente el 8% de la red One2One y están tratando de ampliar sus operaciones internacionalmente. Desde su lanzamiento en el Reino Unido, una serie de operadores de todo el mundo han entrado en contacto con Virgin a fin de establecer asociaciones para la explotación de diversos mercados. Virgin Mobile ya está presente en Estados Unidos, Australia y Singapur, y trata de implantarse en todos los países europeos principales a finales del 2002.

En la Región Administrativa Especial de Hong Kong, la Office of the Telecommunications Authority (OFTA) ha indicado que las redes 3G deben abrirse más a los MVNO. En un documento de análisis basado en una consulta de toda la industria, OFTA proponía un marco de licencias 3G basado en un requisito de "red abierta". Según dicho requisito, la prestación del servicio 3G se separaría de la explotación de la red a fin de potenciar la competencia en los servicios y ofrecer a los clientes una mayor elección y baremos de precios. Se exigirá a los ofertantes que obtengan licencias de 3G, previstas para septiembre de 2001, que pongan al menos el 30% de su capacidad de red a disposición de los MVNO no concesionarios y proveedores de contenidos y servicios. Además, todo ofertante ganador que actualmente explote una red de segunda generación debe estar de acuerdo en ofrecer servicio de itinerancia nacional a todos los nuevos operadores.

Principios de la fijación de precios

Un MVNO que acceda al mercado 3G puede emplear una serie de estrategias. En un extremo están los MVNO que han efectuado inversiones considerables en infraestructura y facilidades para la prestación de los servicios 3G. Dichos MVNO necesitarán una amplia interconexión con las redes fija y móvil y dependerán de las redes móviles únicamente para los servicios mínimos que no puedan suministrar por sí mismos, porque no cuentan con licencias para utilizar el espectro. Es probable que estos MVNO necesiten utilizar los elementos radioeléctricos de los operadores de redes 3G y las partes fijas de las redes necesarias para encaminar las llamadas entre los elementos radioeléctricos del operador con licencia y un punto de interconexión a partir del cual puedan pasarse las llamadas a la red del MVNO.

En el otro extremo se encuentran los MVNO que son principalmente revendedores de la capacidad mayorista de la red 3G. Estos MVNO efectuarán inversiones mínimas en infraestructura de red y concentrarán sus actividades e inversiones en la comercialización, el servicio al cliente y la facturación. Los operadores con licencia se responsabilizarán de realizar las operaciones de verificación y las funciones de banco de datos necesarias para el encaminamiento de una llamada de un cliente MVNO. Ello incluirá el transporte y distribución de llamadas a una red de terminación. Los operadores con licencia tendrán entonces que transmitir la información de facturación y calidad del servicio al MVNO que reunirá esta información y facturará en consecuencia al cliente.

La capacidad de un MVNO para establecer una competencia efectiva y durable con los proveedores de red 3G se verá limitada seriamente si los proveedores de red, que de hecho controlan las facilidades en "cuello de botella" casi monopolísticas, están en condiciones de cobrar precios monopolísticos por sus servicios. Como los proveedores de red se integran verticalmente en los mercados en competencia superiores e inferiores de prestación de servicios 3G, pueden tener también interés en restringir el acceso a las facilidades que necesitan los competidores, mediante la imposición de precios con los que resulte antieconómico a los MVNO entrar en el mercado y competir de hecho por los clientes 3G.

Los principios de fijación de precios que se aplican a la prestación de servicios a los MVNO debe reflejar el carácter de un MVNO y la medida en la que participa en la interconexión o únicamente revende la capacidad de red. Los MVNO con redes amplias de su propiedad que utilicen sólo al mínimo las facilidades del operador con licencia son idénticos a otros proveedores de servicio de red y deben tener derecho a interconexión sobre la misma base que se adopta para los operadores con licencia.

Se ha dicho que dichas tasas basadas en costos para el acceso a la red de operador 3G serían cada vez más necesarias a medida que el mercado sea más competitivo. También se ha señalado que las tasas de acceso basadas en el costo para los MVNO dañarían los incentivos a invertir en infraestructura, especialmente en las primeras fases de la inversión en sistemas 3G. Estos argumentos deben evaluarse en el contexto del objetivo general de promoción y refuerzo del marco competitivo para los servicios móviles, que es la razón principal para permitir a los MVNO funcionar en el mercado en primera línea.

La reventa de servicios móviles 3G, la plena interconexión de red y la competencia total basada en las facilidades son estrategias de entrada al mercado complementarias más que alternativas. Los factores del mercado tales como la densidad de población, el tipo de cliente, el momento de la entrada y los niveles de penetración de los nuevos operadores determinarán la estrategia a utilizar en las diferentes zonas y en las distintas fases del desarrollo del mercado. El apoyo exclusivo en la competencia plena sobre la base de las facilidades para la prestación competitiva de servicios 3G puede no dar lugar a una competencia del servicio 3G para todos los usuarios finales, dados los costos que intervienen en la duplicación de toda una red en todas las zonas de un país. La competencia basada en el servicio como tal, mediante la reventa de capacidad de red, será un elemento importante para el nivel general de competencia del mercado 3G.

Actualmente, la EU obliga a las compañías con una cuota de mercado de más del 50% a abrir sus redes a otros usuarios con un precio basado en el costo más el margen, y por el momento, únicamente KPN Mobile se encuentra en esta posición. Otros operadores con licencia que tienen cuotas de mercado de más del 35% no tienen que tasar sobre una base de costo más margen, de forma que el arriendo a ellos puede ser más caro.

Oftel opina que si se han de ofrecer servicios MVNO, el principio lógico de la transacción debe ser el de reducir el precio al pormenor. Según este enfoque se establece un precio de interconexión considerando los costos anticipados y restando éstos del precio al por menor. Los costos anticipados serían los asociados a la atención al cliente, facturación, prestación de servicios de valor añadido y transporte. El documento 3G Briefing Paper lega a la conclusión de que la reventa simple de capacidad 3G puede fomentar la llegada de proveedores eficaces de servicios 3G al por menor.



Retorno al principio