ITU

Comprometida para conectar al mundo

Nuestra visión

connected.jpgComprometida para conectar al mundo

Casi todas las facetas de la vida moderna – en la esfera empresarial, cultural o del ocio, en el trabajo y en casa – dependen de las tecnologías de la información y la comunicación.


En la actualidad, existen miles de millones de abonados a la telefonía móvil, casi 5 mil millones de personas con acceso a la televisión, y decenas de millones de nuevos usuarios de Internet cada año. Cientos de millones de personas de todo el mundo utilizan los servicios por satélite – y ya sea obteniendo orientaciones desde un sistema de navegación por satélite, informándose de las previsiones meteorológicas o viendo la televisión desde zonas aisladas. Millones más utilizan cada día la compresión de vídeo en los teléfonos móviles, los reproductores de música y las cámaras.

La UIT se sitúa en el mismo centro del sector de las TIC, obteniendo acuerdos respecto de las tecnologías, los servicios y la atribución de recursos globales tales como el espectro de radiofrecuencias y las posiciones orbitales de los satélites, a fin de crear un sistema permanente de comunicación global que sea robusto, fiable y evolucione de manera continua.

 

La red mundial de telecomunicaciones internacionales es la mayor y más sofisticada hazaña jamás lograda por la ingeniería. Usted la utiliza cada vez que se conecta a la web, envía un correo electrónico o SMS, escucha la radio, ve la televisión, hace una compra en línea, viaja en avión o en barco – y, por supuesto, cada vez que utiliza un teléfono móvil, un teléfono inteligente o una computadora de tableta.

 

Todo ello gracias a la UIT y a sus miembros:

  • La UIT permite efectuar llamadas telefónicas, al despacho de al lado o a un amigo que vive en otro país. Los protocolos, normas y acuerdos internacionales de la UIT rigen el sistema mundial de telecomunicaciones.

  • La UIT coordina todos los satélites gestionando el espectro y las órbitas, y gracias a ella tenemos acceso a la televisión, la navegación GPS para los vehículos, las comunicaciones marítimas y aeronáuticas, la información meteorológica y cartografía en línea, y hace posible las comunicaciones incluso en los lugares más recónditos del planeta.

  • La UIT hace posible el acceso a Internet. La mayoría de las conexiones Internet resulta más fácil gracias a las normas de la UIT.

  • La UIT contribuye a mantener las comunicaciones en casos de catástrofe y emergencias – a través de la prestación de asistencia en el terreno, los canales de comunicaciones destinados a las emergencias, las normas técnicas para los sistemas de alerta temprana, y la ayuda práctica a la reconstrucción tras una catástrofe.

  • La UIT colabora con la industria para la definición de las nuevas tecnologías que servirán de soporte a las redes y servicios del mañana.

  • La UIT es el motor de la revolución móvil, al concebir las normas técnicas y marcos políticos que hacen posible la tecnología móvil y la banda ancha.

  • La UIT trabaja con asociados de los sectores público y privado a fin de asegurar que el acceso y los servicios de TIC resulten asequibles, equitativos y universales.

  • La UIT emancipa a gente de todo el mundo a través de la enseñanza y la capacitación tecnológica.
  •